polideportivo juegos mediterráneos

Paladas doradas

  • El piragüismo, con cuatro oros, tira del carro español

  • En tiro olímpico, triunfo de Bailón y plata para Gálvez

Marcus Cooper tras ganar el oro en la final de K-2 500. Marcus Cooper tras ganar el oro en la final de K-2 500.

Marcus Cooper tras ganar el oro en la final de K-2 500. / Enric Fontcuberta / efe

El piragüismo se mantiene como una garantía de éxito para el deporte español, como demostró en Río 2016, y ayer sumó cuatro oros en los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018, donde la nadadora Jessica Vall aportó a la delegación nacional su segundo oro.

En esta única jornada en el programa para el piragüismo, la delegación española estuvo cerca de hacer un pleno al lograr el oro en cuatro de las cinco pruebas disputadas en el Canal Olímpico de la localidad barcelonesa de Castelldefels. Sólo en K-1 500 femenino se quedó sin metal, porque Teresa Portela acabó cuarta en, aunque la gallega se desquitó ganando el oro en K-1 200 poco después. Carlos Garrote venció en K-1 200 y Roi Rodríguez también se llevó el K-1 500. El cuarto oro para España llegó en la final de K2 500 en el que la pareja formada por el campeón olímpico Marcus Cooper Walz y el vigente campeón de Europa, Rodrigo Germade, se impusó a Francia y Serbia, que fueron plata y bronce, respectivamente.

También se estrenó a lo grande la campeona olímpica de 200 mariposa Mireia Belminte, quien ganó la prueba de 200 estilos y se rehizo del amargo debut del sábado, cuando, tras lograr la plata en los 800 metros libre, se hundió en los 400 estilos -quedó penúltima-. Tampoco falló en la piscina Jessica Vall. Si en la primera jornada logró el primer oro para España con récord de los Juegos Mediterráneos en los 200 metros braza, 24 horas después consiguió colgarse el mismo metal en los 100 braza y también con récord de esta competición, y como en la primera jornada la secundó en el podio Marina García, que volvió a ser plata. Melani Costa también se colgó la plata en los 200 metros libre. La jornada en el Centro Acuático de Campclar se cerró con dos bronces más en el 4x100 libre femenino y en el 4x200 masculino.

El español Yulen Pereira, por su parte, logró un nuevo oro, en este caso en esgrima y también aportó oro el granadino Antonio Bailón, éste en tiro olímpico, en la modalidad de foso. El oro de Bailón se unió a la plata de la cordobesa Fátima Gálvez en la misma especialidad de una competición en la que la campeona mundial, europea y dos veces diploma olímpico se quedó segunda después de unas imprecisiones de los jueces que derivaron en un desempate que perdió ante la sanmarinesa Alessandra Perilli.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios