bundesliga

El VAR, nuevo capítulo

  • Un penalti señalado en diferido provoca la polémica

Guido Winkmann. Guido Winkmann.

Guido Winkmann. / efe

Una decisión arbitral que abre un nuevo capítulo en la corta historia del videoarbitraje en el fútbol alemán. Así calificó la prensa especializada el penalti señalado el lunes por el árbitro Guido Winkmann en el partido entre el Mainz y el Friburgo de la jornada 30 de la Bundesliga.

Poco después de decretar el descanso con el resultado de empate a cero, la videoasistenta Bibiana Steinhaus llamó la atención del colegiado Winkmann sobre una jugada: minutos antes, un defensor del Mainz había desviado la pelota con la mano dentro del área tras un centro de un jugador del Friburgo. Tras estudiar las imágenes de la repetición y cuando los futbolistas estaban entrando al vestuario, el árbitro decidió señalar la pena máxima de modo retroactivo.

Ante la incredulidad de jugadores y público, y pese a la indignación del equipo visitante, los 22 futbolistas tuvieron que volver a la cancha para la ejecución de la pena máxima. Algunos futbolistas del Friburgo incluso se encontraban ya en el vestuario. "Obviamente se trata de algo poco común. Si yo hubiese sido el equipo perjudicado, tampoco me habría alegrado", dijo el árbitro Winkmann, protagonista de la polémica decisión.

Exactamente seis minutos y treinta y cinco segundos después de que se señalase el descanso, el delantero argentino Pablo de Blasis acabó convirtiendo el penalti que abrió la victoria (2-0) del Mainz. Este resultado coloca al Friburgo en puestos de descenso tras un partido en el que estaban en juego tres puntos valiosos.

"Ya se había pitado el descanso. Nunca había vivido algo así, nunca se había producido algo así en la historia de la Bundesliga", declaró Manuel Gulde, defensor del Friburgo. El entrenador de los visitantes, Christian Streich, es conocido por célebres salidas de tono en rueda de prensa, pero prefirió no pronunciarse al respecto para evitar sanciones.

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) decidió introducir el videoarbitraje (VAR, por sus siglas en inglés) esta temporada en la Bundesliga. El VAR, que todavía está en periodo de pruebas en Alemania, no ha estado exento de polémica desde su implantación. En todo caso, y tal como destacaba la DFB en su portal web, la decisión tomada por Guido Winkmann fue la correcta y legal.

En teoría, la videoasistenta debería haber llamado la atención del árbitro justo después de la jugada. Sin embargo lo hizo minutos después y ya habiendo sido señalado el descanso. Con todo, el colegiado podía hacer uso del VAR por encontrase todavía sobre el terreno de juego.

El Friburgo dispone de plazo hasta hoy para presentar el recurso contra la decisión arbitral. No obstante las posibilidades de que prospere son prácticamente nulas. Pare ello, sería necesario que el uso del VAR hubiese sido incorrecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios