atletismo Carrera Nocturna de Granada

Una aventura diferente

  • Tres pruebas a la vez llenan de atletas la Dehesa del Generalife

Marcha, carrera de montaña y caminata familiar, las pruebas disputadas. Marcha, carrera de montaña y caminata familiar, las pruebas disputadas.

Marcha, carrera de montaña y caminata familiar, las pruebas disputadas. / Carlos Gil

Granada vivió ayer una de esas aventuras que la hacen diferente. Y es que la Dehesa del Generalife y el entorno del Río Genil se llenaron de atletas y familias con la celebración de la tercera edición de la Carrera Nocturna de La Alhambra. Una actividad que englobó tres pruebas: una carrera de montaña, una marcha nórdica y una caminata de 7 kilómetros para toda la familia.

El Complejo Deportivo Bola de Oro fue el lugar de partida de esta prueba cada vez más consolidada que en su carrera de montaña, con un circuito de 16 kilómetros, y en la marcha nórdica, bajo una distancia de 12 kilómetros, combinó tramos de asfalto y tierra.

Si por algo se caracterizó este evento fue por la gran belleza que pudieron disfrutar los participantes, que llegaron incluso a pasar por el interior del Cementerio de la capital. Además, el paso por las Minas y la Fábrica de Oro de la Alhambra, que únicamente pudieron ver los que tomaron la salida en la carrera de montaña, le dio un plus añadido a una cita que contó con más de 300 personas de los casi el 70% no eran granadinos, con todo lo que ello genera para la ciudad.

Organizada por el Club Deportivo Alhambra Sport, el objetivo de este evento no era otro que el respeto al medio ambiente y al patrimonio geológico, arqueológico y cultural de los lugares por los que pasó la prueba, además de darlos a conocer pues para muchos fue la primera vez que pasaban por los lugares anteriormente citados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios