Covirán Granada | La resaca Superiores y punto

  • Los de Pablo Pin cayeron ante Melilla que cuenta con una plantilla muy fuerte en lo físico

Josep Pérez mantuvo el tipo de los rojinegros gracias a su tiro exterior. Josep Pérez mantuvo el tipo de los rojinegros gracias a su tiro exterior.

Josep Pérez mantuvo el tipo de los rojinegros gracias a su tiro exterior. / Carlos Gil

Señaló Pablo Pin al término del choque ante Melilla que los de Alcoba “están a otro nivel que nosotros, es una realidad y hay que aceptarla”. Y no le falta razón al técnico granadino aunque entre ambos equipos existe mucha igualdad en la tabla clasificatoria, con once victorias y ocho derrotas. Pese a que los rojinegros estuvieron metidos durante casi todo en el choque y su rival no se distanció en exceso, la sensación en el frío Palacio de Deportes era que el Covirán no tendría opciones de ganar. Como así fue.

Muy grandes

En la LEB Oro el físico marca diferencias y en ese sentido el Covirán no tiene a un pívot dominante como sí lo tiene Melilla con el lituano Gediminas Zyle al margen del brasileño cedido por el Real Madrid, Felipe Dos Anjos, que con casi 2,20 provocó que los granadinos tuvieran que rectificar muchos lanzamientos ante su gran envergadura. Es lo que tiene apostar por el producto nacional, como el Covirán, o el extranjero como gran parte de las plantillas de la categoría. De ahí que haya que reconocer los méritos de unos jugadores que quizá estén por encima de sus posibilidades.

Pardina realizó ante Melilla su peor partido de la temporada. Pardina realizó ante Melilla su peor partido de la temporada.

Pardina realizó ante Melilla su peor partido de la temporada. / Carlos Gil

Esperando a Pardina

De los cuatro jugadores que incorporó el Covirán en verano, hay uno que está destacando más por su irregularidad que por sus prestaciones en la cancha. Se trata de Joan Pardina, el único que llegó a Granada con vitola de ACB, concretamente del Gipuzkoa Basket, y que se encuentra en un mal momento de forma. No termina Pin de tener a todas sus piezas en forma. Con Almazán lesionado, Manu Rodríguez apareció por fin ante Ourense pero el miércoles volvió a ser el de casi toda esta campaña. Wright parece despertar y tener más confianza, pero a Pardina se le sigue esperando. Si se analizan sus números, en tan sólo cuatro partidos de los 19 que se llevan disputados (aunque en uno de ellos no jugó) ha superado la cifra de los diez puntos, siendo su peor encuentro en cuanto a valoración ante Melilla (-5).

El resumen del encuentro se puede ver en el siguiente vídeo:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios