españa | inglaterra

"La primera parte ha sido malísima"

  • Luis Enrique reconoce la evidencia y evitó "enjuiciar" al árbitro

  • "Todavía dependemos de nosotros", recuerda

Luis Enrique da instrucciones desde la banda del Benito Villamarín a sus jugadores. Luis Enrique da instrucciones desde la banda del Benito Villamarín a sus jugadores.

Luis Enrique da instrucciones desde la banda del Benito Villamarín a sus jugadores. / fotos: antonio pizarro

Con su particular tono, Luis Enrique habló al término de la derrota de España ante Inglaterra en el Benito Villamarín. No quiso el seleccionador catalogar al árbitro como uno de los culpables de la derrota. Su decisión en la acción entre Rodrigo y Pickford, que pudo significar la roja para el guardameta británico lo coloca en el foco, aunque el asturiano evitó "enjuiciarlo". "Tienen un trabajo muy difícil y hay que aceptarlo", se limitó a señalar el técnico.

Luis Enrique no evitó la crítica y habló de la evidencia. "La primera parte ha sido malísima, hay que reconocerlo. Llegamos tarde a la transición, a la presión... El primer gol nos ha matado, y con el segundo, ellos se encerraron atrás y salieron a la contra", explicó el técnico, que dejó de lado el derrotismo y recordó que España "todavía depende de sí misma": "Sabíamos de la dificultad del grupo. Lo habíamos hecho hasta el momento todo tan bien que parecía fácil. Iremos a Croacia a ganar".

En este sentido, la selección volverá a competir dentro de un mes. Tiempo de sobra para "recargar las pilas". "Tocará seguir mirando jugadores, porque la próxima lista se presenta interesante", auguró el seleccionador. "Hay muchos de esta ocasión que no estuvieron en la primera y seguramente repetirán", recalcó.

Cuestionado por la diferente cara que mostró el equipo nacional tras el descanso, el técnico gijonés tiró de su particular humor para explicar lo sucedido en el vestuario. "Está mal que lo diga, pero creo que he estado maravilloso. Lo normal hubiera sido matar a los jugadores, y yo he hecho lo contrario, reforzarlos. No cambié a ninguno y les dije que los grandes equipos y selecciones tienen que saber sufrir. Lástima que el segundo gol no hubiera llegado antes, porque estoy seguro de que el tercero lo hubiera anotado el Benito Villamarín", sentenció el preparador asturiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios