Fútbol Sala | Segunda División B

Ramón Balboa: “Mi salida del Peligros Fútbol Sala ha sido muy heavy”

  • El ex técnico del cuadro peligreño se siente muy decepcionado por la manera de actuar de José Cervera, presidente de la entidad

Ramón Balboa considera la eliminatoria de Copa del Rey ante el Jaén Paraíso Interior como uno de sus mejores momentos como técnico del Peligros Fútbol Sala. Ramón Balboa considera la eliminatoria de Copa del Rey ante el Jaén Paraíso Interior como uno de sus mejores momentos como técnico del Peligros Fútbol Sala.

Ramón Balboa considera la eliminatoria de Copa del Rey ante el Jaén Paraíso Interior como uno de sus mejores momentos como técnico del Peligros Fútbol Sala. / Carlos Gil

Hace unos días, el Peligros Fútbol Sala anunció la destitución de Ramón Balboa al frente del cuadro metropolitano. Una decisión que sorprendió al mundo del fútbol sala granadino pero, en especial, al damnificado, que califica como “muy heavy” su salida del cuadro peligreño.

Balboa no oculta su tristeza porque considera que “todo se ha decidido a mis espaldas. Cuando uno es entrenador es consciente que los ciclos se acaban pero mi relación con el club no era únicamente como técnico”. Y es que el preparador pertenecía, además, a la junta directiva de la entidad, de ahí que se muestre perplejo por cómo ha actuado con él José Cervera, presidente del Peligros FS.

Esperpento

“El algo esperpéntico que no tiene mucha explicación, y más teniendo en cuenta la progresión que se estaba llevando. Puedo asumir que entiendan que se ha tocado techo aunque los números no dicen eso, pero dejar a una persona fuera de juego de esa manera no termino de entenderlo” declara, para continuar afirmando que “me sigo haciendo preguntas”.

"Se me abren las carnes al ver que todo el trabajo que hemos realizado se pueda tirar a la basura”

De lo que más decepcionado se encuentra es de la poca claridad de Cervera, con el que apunta que “tenía una relación de amistad. Entre los dos hemos tirado del carro estos años, con la ayuda de otros directivos, pero éramos ambos los que más trabajo hemos realizado”. Es por ello por lo que no entiende que “me destituyan de esa manera. Me dejó un poco en estado de shock porque yo no me enteré hasta que ya tenían buscado al nuevo entrenador y habían hablado con jugadores sin yo saberlo”.

Planificando

De hecho, Ramón Balboa desvela que “ya había tenido reuniones con los jugadores y estaba planificando la nueva temporada. Además, todos los días hablaba con el presidente porque lo he hecho siempre en los últimos siete años”. Quizá por ello no entiende que “me deje tener reuniones con jugadores cuando él también las estaba teniendo de manera telemática con otros”.

Y es que su vinculación con el cuadro de Peligros va más allá. De hecho, resalta que “muchos de los patrocinadores son amigos míos y me he involucrado bastante en la dinámica del club porque no he sido un entrenador al uso”. Era tal la relación con José Cervera que no oculta que “muchas veces habíamos hablado de que el banquillo quema mucho y que cuando me cansara o se terminara el ciclo, me quedaría en el club como director deportivo”. De ahí que manifiesta que “hacer este movimiento y de esta forma tan fea me ha dejado a cuadros”.

El ex técnico del Peligros observa las evoluciones de sus jugadores en un duelo de esta temporada. El ex técnico del Peligros observa las evoluciones de sus jugadores en un duelo de esta temporada.

El ex técnico del Peligros observa las evoluciones de sus jugadores en un duelo de esta temporada. / Álex Cámara

Pese a todo, avanza que tras hablar con el presidente de la entidad peligreña, le ha reconocido que “se ha podido equivocar”, pese a que “se hizo una junta directiva y no me convocaron como tampoco se me comunicó que no continuaba cuando terminó la reunión”. Es más, según Balboa “ahora quiere que siga en el club, pero a día de hoy hay una ruptura de confianza muy importante. El club quiere que sea director deportivo y yo les he puesto una serie de condiciones, evidentemente para asumir mucho poder a nivel deportivo, pero nada que no se salga de lo normal”.

En fuera de juego

En concreto, ha elaborado un documento “con mis ideas” del que aún no ha recibido contestación. “Se me abren las carnes ver que todo el trabajo que hemos realizado en los últimos siete años se pueda tirar a la basura”, agrega. Y eso que considera que “me encuentro en fuera de juego porque no entiendo que no cuenten conmigo. Ahora queda un agujero importante a nivel de trabajo en un proyecto que ha seguido una evolución muy grande en estos últimos años”.

Han sido siete años que el ex técnico del Sima valora de manera “muy positiva. A nivel deportivo, cuando llegué, el equipo estaba en mitad de la tabla en Tercera División. Al año siguiente ascendimos y en Segunda B siempre hemos ocupado puestos en la zona alta, siendo bastante competitivos y en algunos años con opciones de meternos en play off”. Entre sus logros, destaca la eliminatoria de la tercera ronda de Copa del Rey que se jugó el pasado mes de diciembre en el Palacio de Deportes ante el Jaén Paraíso Interior.

"Muchos de los patrocinadores son amigos míos y me he involucrado bastante en la dinámica del club porque no he sido un entrenador al uso”

Pero, además, de lo que más contento está es de haber podido colaborar en el crecimiento “social y económico del club con el objetivo de intentar dar el salto a Segunda, aunque no tengamos un presupuesto tan importante como el de El Ejido, Melistar o Nazareno”. En ese sentido, tiene claro que “se estaba cerca de poder dar ese salto. En la cantera el juvenil, que era otra de mis apuestas personales, ha ascendido”. En definitiva, cree que “han sido años de mucho trabajo pero que han dado su fruto, de ahí que tenga mucha tristeza por esta situación”.

La Copa

Pese a todo, señala que “jugar en la capital es fundamental para que este proyecto crezca. En la Copa del Rey metimos 4.500 personas y está claro que Granada pide fútbol sala. Teniendo una instalación adecuada, el proyecto puede tener solvencia”. No obstante, esgrime que será necesario “seguir creciendo a nivel de patrocinios porque, en cuanto a presupuesto, el Peligros está a años luz de otros equipos y en Segunda, se triplican o cuadruplican las cantidades”.

El futuro

Respecto a su futuro si no continúa en el cuadro metropolitano, tiene dudas. “Ha habido algún que otro equipo que me ha llamado para seguir entrenando y no sé si tomarme un año sabático y reciclarme un poco para ver entrenar otros equipos de categorías superiores”. Eso sí, asegura que “siempre estaré relacionado con el fútbol sala, al menos a nivel de cantera porque siempre he estado muy pendiente de las categorías inferiores dado que creo que son muy necesarias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios