fútbol internacional

Un rayo en el césped

  • Tras sus fallidos intentos en el Dortmund, Noruega y Sudáfrica, el hombre más rápido de la historia debe demostrar su nivel en Australia

Un rayo en el césped Un rayo en el césped

Un rayo en el césped

Guantes negros, pantalones largos de entrenamiento, ambos pulgares hacia arriba y una enorme sonrisa. Así ingresó Usain Bolt a la primera práctica de su nuevo club en Australia, donde el ex astro del atletismo espera poder hacer realidad su sueño de jugar al fútbol profesional.

Más de 100 periodistas y fotógrafos aguardaban el ingreso del jamaicano y algunas emisoras de televisión transmitían en vivo al costado del campo de juego de los Central Coast Mariners, uno de los clubes más pequeños de la A-League de Australia.

Soy un buen delantero, pero estoy abierto a poder jugar en cualquier posición"

Era una ocasión especial para Bolt, y no sólo por ser la primera práctica de "un periodo indefinido de entrenamiento" con los Mariners: el Rayo cumplía 32.

El atleta más veloz de todos los tiempos saludó al público con la misma sonrisa reluciente de sus épocas del tartán y motivos no le faltaban. Como bienvenida, el club de la ciudad de Gosford, unos 75 kilómetros al norte de Sydney, le hizo un particular obsequio de bienvenida al pintar un rayo en el centro del campo de juego.

Tras los saludos, llegó el momento de trabajar. El dueño del récord mundial en los 100 y 200 metros dio entonces unas vueltas al campo junto a sus compañeros y realizó algunos ejercicios con el balón. Alguna que otra pelota se le escapó a Bolt, que luego reconoció que el primer día de trabajo siempre es el más difícil. "Esto es como en el atletismo, el primer día de entrenamiento es el más duro. Sé que esto llevará un tiempo de trabajo y estoy listo para ello", dijo en una rueda de prensa que brindó junto al entrenador del equipo, Mike Mulvey. "Estoy completamente fuera de mi zona de confort, pero es por eso que estoy aquí".

Mulvey se mostró entusiasmado por la llegada de Bolt, a quien calificó como un "ganador", aunque señaló que no apresurará los tiempos. "No debemos tomar una decisión mañana o pasado", dijo el entrenador de los Central Coast Mariners sobre el ex atleta, que fue uno de los últimos en irse del entrenamiento. "Bolt es un ganador. Ocho oros olímpicos: no consigues eso solo teniendo una gran habilidad".

Bolt participará de "un periodo indefinido de entrenamiento" con los Mariners con el objetivo de poder sumarse formalmente al plantel para el comienzo de la temporada en octubre. Antes de ello, podría entrar en acción el 31 de agosto en un partido de pretemporada.

"Soy un buen delantero, pero estoy abierto a jugar en cualquier posición", dijo el caribeño. Desde que dejó el atletismo, Bolt trabaja para cumplir su sueño de convertirse en futbolista profesional. El jamaicano, reconocido fan del Manchester United, ya participó en los últimos tiempos de entrenamientos con el Borussia Dortmund y otros clubes de Noruega y Sudáfrica.

Bolt dijo que también recibió ofertas de clubes de categorías menores de Francia y España. Sin embargo, reconoció que ya tiene suficientes dificultades con el fútbol como para añadir el aprendizaje de un nuevo idioma.

El primer desafío para Bolt en el fútbol australiano será conseguir un contrato con los Mariners. Y después se verá si puede efectivamente participar de alguno de los encuentros de la A-League, una competición que cuenta solamente con diez equipos.

Los Mariners acabaron últimos la temporada pasada y apenas ganaron cuatro de 27 partidos. Sin embargo, se mantuvieron en la categoría debido a que la Liga australiana no tiene descensos. En la temporada 2012/13, el club sorprendió al lograr el título.

Las posibilidades de que Bolt pueda jugar profesionalmente en Australia despiertan opiniones encontrados en Oceanía. Algunos creen que es solo una cuestión de marketing, pero otros destacan la capacidad física, la mentalidad y el enorme deseo del jamaicano.

Nick Montgomery, ex capitán de los Mariners y actualmente asistente del equipo, cree que Bolt puede sorprender a muchos con su voluntad y su decisión. "Para mí, eso es más importante que el talento. Lo he visto muchas veces", apuntó. "Esto no es ninguna broma para él. Tiene mucho por perder. El tiempo demostrará lo que tiene dentro", afirmó.

El agente australiano Tony Rallis, que trabaja en la Federación local, consideró que la llegada de Bolt dará un gran impulso a la liga nacional. "Le dará a la A-League un impulso que ninguna suma de dinero puede comprar", afirmó recientemente Rallis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios