Tenis de mesa | Ana García Ana García, una campeona de liga desde ‘casa’

  • La palista granadina logra el doblete con el UCAM Cartagena en su primer año en tierras murcianas

Ana García dispone de una bicicleta estática proporcionada por la Federación Española de Tenis de Mesa. Ana García dispone de una bicicleta estática proporcionada por la Federación Española de Tenis de Mesa.

Ana García dispone de una bicicleta estática proporcionada por la Federación Española de Tenis de Mesa. / A. G.

No todo el mundo puede presumir de lograr un título de liga en su deporte estando en pleno confinamiento. Entre ese grupo selecto de deportistas se encuentra Ana García, jugadora internacional de tenis de mesa, que el pasado jueves conoció que la Federación Española otorgó el título de campeón de la Liga Iberdrola a su club, el UCAM Cartagena TM, tras dar por finalizadas todas las competiciones.

Para la granadina, que reconoce que “no se puede celebrar como se merece un título así” por la situación que se vive en el país, sí que se muestra “satisfecha” por haber logrado un doblete en su primer año en tierras murcianas pues también se alzó con la Copa de la Reina. Pero la historia de Ana, que acaba de cumplir 20 años, se remonta a hace seis años, cuando abandonó su casa y su familia para irse a vivir a Barcelona en busca de un sueño que poco a poco va logrando.

Seis años fuera

Es por ello por lo que adaptarse al confinamiento no le ha sido fácil pues desde los catorce años lleva viviendo lejos de los suyos, y regresar a casa y no salir a la calle se hace duro porque “estoy acostumbrada a un ritmo de vida diferente”. Como buena ciudadana, lleva sin salir a la calle desde el pasado 13 de marzo, día en el que regresó a Granada tras estar un día en el Centro del Alto Rendimiento de Murcia, donde “nos recomendaron que nos juntásemos todos los deportistas”. Sin embargo, ante la gravedad de la situación, cada uno viajó a su lugar de origen.

“Deseo volver a la dinámica de entrenamientos y regresar a la Universidad”

Pero Ana García vive en la incertidumbre de qué pasará con su deporte, pues salvo el Campeonato del Mundo de Corea del Sur que está previsto que se lleve a cabo en septiembre, el resto de competiciones se han cancelado. “Se han suspendido los distintos Open Internacionales, la Liga Iberdrola, el Campeonato de España Universitario y el Nacional Sub 23 y ya no se celebrarán” apunta, de ahí que no dude en resaltar que “me llevé un chasco”.

La granadina entrena en casa con le material del que dispone. La granadina entrena en casa con le material del que dispone.

La granadina entrena en casa con le material del que dispone. / A. G.

Las nuevas medidas decretadas por el Gobierno parece que han provocado que se vea un poco la luz al final del túnel. En ese sentido, la granadina, que este sábado ya saldrá a correr, debe comenzar su pretemporada que será “bastante larga pero sabemos nada, ni cuando empezaremos. Entiendo que si tenemos el Mundial en septiembre, habrá que comenzar a trabajar ya”. No obstante, tiene la duda de si “Corea del Sur dejará entrar a deportistas de otros países como es mi caso”.

Aprendizaje

Lo que sí desea ya es “volver a la dinámica de entrenamientos y regresar a la Universidad para seguir mis estudios de fisioterapia, hacer mis prácticas y tener la normalidad que tenía antes del confinamiento”. Porque si algo ha aprendido en este más de mes y medio en casa es que “antes parecía que íbamos a tener de todo siempre y de repente te lo quitan por un tiempo de raíz”. De ahí que “valore ahora todo mucho más. A partir de ahora disfrutaré más de las cosas y aprovecharé todas las oportunidades que tenga pues ha quedado claro que de un día para otro pueden desaparecer”.

"Entiendo que si tenemos el Mundial en septiembre, habrá que comenzar a trabajar ya"

Mientras tanto, trata de prepararse como puede en casa. En concreto, tiene una plan de entrenamiento individualizado que le remitió la Federación y aunque “en mi casa tengo poco espacio y apenas tenía material para entrenar, me enviaron una bicicleta estática que hizo que cambiara por completo mis sesiones”. Aunque es evidente que tiene ganas de “coger otra vez la pala”. Para matar el gusanillo, aparte de hacer “los movimientos de mi deporte y las típicas sombras”, de vez en cuando juega con su hermana y sus padres a su deporte, donde saca a relucir su espíritu competitivo y no oculta que “si pierdo algún punto, me pico”.

Continuidad

Pese a cumplir contrato con el conjunto departamental, cree que seguirá jugando en el UCAM porque “en principio, la voluntad de continuar existe”. Un club del que alaba “su apuesta por el deporte femenino que para nosotras es muy importante”. Hasta su vuelta, seguirá disfrutando de su título liguero conseguido ‘en casa’ y que a buen seguro no olvidará jamás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios