GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

Andalucía copa el 45% del alza del paro y es la que más empleo pierde por el Covid-19

  • La región suma 138.569 parados en un mes, una cifra engordada porque la Junta ha incluido a los afectados por ERTE

  • La caída de la afiliación es la mayor  de España: 209.818 cotizantes menos en 15 días

  • Andalucía pierde el 6,7% de su fuerza laboral en unos pocos días

  • De las diez provincias que destruyen más empleo en términos porcentuales seis son andaluzas

Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre

Obra de la construcción aún con trabajadores y antes del decreto que determinaba su cierre / José Ángel García

Andalucía es de las comunidades menos afectadas por el Covid-19 en lo sanitario pero en lo económico va a ser de las que más sufran. Lo demuestran los datos de marzo. La comunidad es, con diferencia, la que más eleva el paro: nada menos que en 138.569 personas (la mayor cifra de la historia) hasta 945.333, el 45% del alza nacional y con Sevilla, Málaga y Cádiz encabezando el ranking. Este dato, de todas formas, tiene truco: la Consejería de Empleo ha incluido como parados registrados a todos los afectados por ERTE, a pesar de que el Gobierno no los considera como tales. Según se argumenta desde Empleo, se ha intentado agilizar la tramitación del desempleo tanto que no se ha incluido en el formulario telemático de solicitud si el afectado está incluido en un ERTE o no. La Junta no tiene, pues, manera de desglosar ahora mismo si están en un expediente o no y ha decidido incluirlos a todos como parados. El resultado es una subida brutal que se revertirá en abril, al eliminarse de la estadística de parados a los afectados por un ERE temporal.

Paro Paro

Paro / Dpto. de Infografía

Los datos de afiliación también son bastante malos. En todo marzo, Andalucía pierde 54.098 afiliados de media –también el peor dato de la historia– y 209.818 desde el 12 de marzo, fecha que marca el pistoletazo de salida de la crisis. De golpe, 15 días se llevan el 6,6% de la fuerza laboral andaluza y esta vez no se incluyen los afectados por ERTE. Otro dato demoledor: de las 10 provincias que más empleo pierden en porcentaje en el periodo crítico, seis son andaluzas: Cádiz (-8,2%), Málaga (-7,9%) –las dos encabezan el ranking–, Sevilla (-6,7%), Jaén (-6,5%), Granada (-6,4%) y Córdoba(-6,2%).

En un mes, el número de parados se sitúa en el mismo nivel que había en mayo de 2016 y el de afiliados en febrero del año pasado, una cifra quizás más realista teniendo en cuenta el engorde del paro por la inclusión de los afectados por ERTE.

Hundimiento de la construcción y resistencia de la agricultura

La agricultura, sector considerado esencial, vive en cierto modo ajena a la crisis y suma 5.724 nuevos afiliados, muchos menos seguramente que en un marzo normal pero en el contexto actual un buen dato. La actividad que más pierde en el régimen general respecto a febrero es la construcción, con 14.300 afiliados menos, seguida muy de cerca por la hostelería, con 14.100 empleos perdidos y ya más lejos quedan comercio, con 6.400 menos e industria manufacturera, con 5.300.

El único sector que avanza es sanidad y servicios sociales, pero tampoco mucho: sólo 600 empleos más. Respecto al paro, sube en agricultura en 4.152 personas, pese que este sector crea empleo durante el mes de marzo. El resto de sectores sufre un descalabro que hay que considerar histórico: la industria eleva el desempleo en 10.418, un 21,77% más; la construcción en 31.982, un 44% más hasta superar de nuevo los 100.000 parados; y los servicios en 89.004, un 16,4% más.

Los datos a nivel nacional

En toda España el impacto de la crisis del coronavirus ha sido brutal. El país suma 898.822 afiliados menos en la última quincena, una vez decretada la alarma, y 302.265 nuevos parados, una cifra donde no entran los afectados por ERTE (en Andalucía sí).

Paro Paro

Paro / Dpto. de Infografía

La diferencia entre el empleo destruido a cierre de marzo y el aumento del paro en el mismo periodo, explican, se debe al plazo que hay para inscribirse como demandante de empleo y pedir el subsidio desde que se produce un despido o fin de contrato y a que muchos de los afectados, al ser temporales, no tenían derecho a paro hasta esta misma semana con la medida extraordinaria aprobada. Tampoco entran (en Andalucía sí) los afectados por ERTE, que siguen cotizando y que según los datos de Seguridad Social ascendieron en marzo a 258.645.

En los primeros once días del mes, cuando el empleo aún evolucionaba con normalidad, la ocupación aumentó en 64.843, mientras que entre los días 12 a 31 de marzo, se desplomó en 898.822. El mes se cerró con 833.979 afiliados menos, de los que dos de cada tres, más de 600.000, eran empleos temporales. La media mensual, el dato que se usa para comparar, es 243.469 afiliados menos que en febrero pero esto no refleja lo ocurrido, ya que el impacto de la pandemia se empieza apreciar de forma notoria a partir del día 12 cuando se decretó el estado de alarma.

Escrivá detalló que ese empleo destruido en catorce días de marzo es prácticamente el mismo que se destruyó entre octubre de 2008 y febrero de 2009 (101 días) tras la quiebra de Lehman Brothers.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios