Economía

La plantilla de Airbus pide un plan industrial al Gobierno para frenar los despidos

Concentración de trabajadores de Airbus ante la factoría de Puerto Real. Concentración de trabajadores de Airbus ante la factoría de Puerto Real.

Concentración de trabajadores de Airbus ante la factoría de Puerto Real. / Julio González

Los trabajadores de Airbus han pasado en cuestión de siete meses de estar relativamente calmados a plantear un protesta por la mejora de las condiciones de trabajo en la industria auxiliar a mediados de diciembre, aprobar un calendario de movilizaciones por un recorte de empleo en su división de Defensa antes de la crisis del coronavirus y, ahora, iniciar otra serie de protestas por otro ajuste en su negocio civil.

Y es que la industria aeroespacial de todo el mundo se ha dado la vuelta como un calcetín en cuestión de meses.

Así, los trabajadores de Airbus se movilizaron hoy en sus plantas de Sevilla, Cádiz, Getafe, Illescas y Albacete en contra del recorte de 1.600 empleos en España (900 en la división civil y 722 en la de Defensa), dentro de un plan para suprimir 17.600 empleos en todo el mundo ante el parón de las aerolíneas y la reducción de la carga de trabajo.

Reacciones sindicales

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, defendió en Sevilla que los problemas de la compañía son "temporales" y que, por tanto, no justifican los "miles de despidos".

Además, pidió al Gobierno, como accionista de la compañía a través de la SEPI, que presione para parar el plan de salidas.

Los sindicatos denunciaron que este plan puede suponer el cierre de alguna de sus cuatro factorías en Andalucía y el desmantelamiento de la industria auxiliar de la región.

Por ejemplo, Juan Antonio Vázquez, responsable estatal del sector aeroespacial de CCOO y miembro del comité de empresa de la planta de Tablada, insistió en que el Gobierno elabore un plan industrial que garantice el futuro del sector y permita salvar las capacidades tecnológicas e industriales en "peligro".

Por su parte, Juan Manuel Tejeda, de CCOO, apeló a la responsabilidad de la Junta en esta crisis, porque "no se puede permitir perder una industria como el sector aeronáutico, casi centenaria y la que más valor añadido aporta a nuestra comunidad".

En Cádiz, los empleados salieron a protestar al exterior de las plantas tras celebrar asambleas tanto en la planta de Puerto Real como en la de El Puerto de Santa María.

"No es aceptable que la respuesta a una crisis coyuntural sean sólo los despidos", indicó el presidente del comité de empresa de Airbus Puerto Real, Juan Manuel Trujillo, que leyó un manifiesto firmado por todos los sindicatos con representación en el comité interempresas.

"Exigimos un plan industrial que garantice la viabilidad del sector en sus capacidades actuales", señaló en el manifiesto, donde se plantea también que España debe "recuperar capacidad de influencia" dentro de la compañía y asegurar su participación con porcentajes en los futuros programas de Airbus.

En Getafe, el presidente del Comité Interempresas de Airbus en España, Francisco San José, también reclamó al Gobierno que lidere una negociación que desemboque en un plan industrial para garantizar el empleo en la compañía.

Las concentraciones de ayer suponen el arranque de un calendario de movilizaciones que culminará el próximo jueves 23 de julio con una huelga de cuatro horas en todas las factorías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios