Elecciones Municipales Granada 2019

El PSOE de Granada gana las elecciones y buscará apoyos para gobernar

  • Paco Cuenca celebra la victoria socialista después de 30 años y asegura que se sentará a hablar con el resto de formaciones políticas

El solicalista Paco Cueca, ayer, tras ganar las elecciones de Granada. El solicalista Paco Cueca, ayer, tras ganar las elecciones de Granada.

El solicalista Paco Cueca, ayer, tras ganar las elecciones de Granada. / Álex Cámara

Poco después de las diez y media de la mañana de ayer, el hasta ahora alcalde y candidato por el PSOE a la Alcaldía de Granada, Paco Cuenca, salió a votar con su bufanda del Granada CF, completamente convencido –incluso lo publicó en redes sociales– de que este súper domingo electoral el Granada conseguía el ascenso a Primera División. Sin embargo, poco antes de las nueve de la noche el Cádiz rompía uno de los sueños del socialista para este 26-M: lograba empatar el partido y dejaba al Granada sin ser equipo de Primera, al menos por ahora. El primer sueño de Cuenca se truncaba, pero aún quedaba noche para sonreír, todo dependía del resultado de las elecciones municipales.

Salió de Los Cármenes y se dirigió al Hotel San Antón, donde el PSOE de la capital había ubicó su cuartel general para seguir el escrutinio, pero lo hizo sin apenas levantar ruido. Ni los interventores, ni los militantes, ni los apoderados que se desplazaron hasta el céntrico hotel granadino, ni tampoco los medios de comunicación presentes, consiguieron percatarse de su llegada. Tan sólo sus más allegados y los componentes de su grupo municipal tuvieron la oportunidad de conocer las sensaciones y los pensamientos del hasta ahora alcalde de la ciudad mientras comenzaba a aparecer los primeros resultados.

Eso sí, antes de conocer los primeros avances, el coordinador de la campaña municipal de Granada, Jacobo Calvo, ya había indicado que las sensaciones "eran buenas", pero que había que tener "prudencia" antes de avanzar o valorar nada, pero aseguraba que la participación, pese a ser menor que en las elecciones generales, era "aceptable".

Había nervios, era complicado –lo comentaba algún que otro apoderado al llegar de los colegios electorales– pero creían que habían hecho una buena campaña y que se podían ganar las elecciones. Y al principio, la historia comenzó muy de cara para los socialistas: doce concejales y medias sonrisas prudentes –la cautela no faltó en ningún momento– de aquellos que se dejaban ver.

Con el especial de Canal Sur en la televisión, se siguió el escrutinio en el Salón Nazaríes del Hotel San Antón por parte de la prensa, mientras que Cuenca, junto a los suyos, seguía sin dar ningún tipo de ruido. Con forme iba corriendo el crono y los votos se iban escrutando en las distintas mesas electorales, la cosa empezó a cambiar. La derecha empezaba a sumar, el PSOE se estancaba en diez concejales y el nerviosismo pasaba a ser el protagonista de la noche.

Idas y venidas de una sala a otra, miradas a los datos, llamadas, mensajes, y algún que otro corro en el que se comentaba cómo iba un escrutinio con cierto sabor agridulce: sí, el PSOE ganaba, pero no con mayoría absoluta y la derecha sumaba y podría formar gobierno. Pero si Cuenca consiguió liderar una moción de censura y gobernar con el apoyo de sus siete concejales, ¿por qué no iba a lograrlo ahora con diez? Es difícil pero no imposible, o al menos eso transmitió cuando entre aplausos, al filo de las doce de la noche, manifestó con orgullo: "El PSOE ha ganado las elecciones en Granada después de 30 años sin hacerlo".

Acompañado de los que serán sus nueve escuderos en esta nueva legislatura, Cuenca presumió de haber conseguido su objetivo: ser la fuerza más votada, lo cual "viene a satisfacer una idea y modelo de ciudad, porque hay un dato objetivo y es que el PSOE ha ganado las elecciones municipales de esta ciudad y que hemos superado en 10.000 votos a la segunda fuerza política". Así, el socialista aseguró que su objetivo es hablar con el resto de formaciones políticas para intentar formar gobierno "por la estabilidad del Ayuntamiento", ya que desde el PSOE "no se ha puesto un cordón sanitario a nadie, como sí que ha hecho otros".

Con cierta mesura, pero sin perder la sonrisa, el candidato socialista y hasta ahora alcalde de la capital afirmó que ahora su objetivo es dialogar porque "hay razones suficientes para estar contentos". "Los granadinos ha dicho que sí, que hay que seguir con el mismo proyecto y en la misma línea", manifestó Cuenca, por lo que ahora le tocará trabajar para convencer al resto de formaciones en busca de continuar ese proyecto que inició hace tres años, tras la moción de censura al Partido Popular. Ahora sí, empiezan los pactos por la Alcaldía, por lo que Paco Cuenca luchara para que Ana Muñoz, José María Corpas, Raquel Ruz, Miguel Ángel Fernández Madrid, Eva Garde, Eduardo Castillo, María de Leyva, Francisco Herrera y Nuria Gutiérrez, sean los diez concejales del Ayuntamiento de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios