2015 Elecciones Municipales

PP y PSOE más igualados que nunca

  • Cinco candidaturas optan a llegar a la Alcaldía, tras el mandato de los socialistas con IU Ciudadanos puede suponer la llave para los populares si no obtienen la mayoría absoluta

El panorama electoral lucentino se vuelve en esta convocatoria con las urnas de lo más entretenido para los amantes de la política local y los medios de comunicación. Junto con los partidos tradicionales -PSOE, PP e IU- este próximo 24 de mayo los lucentinos tendrán la opción de decantarse por las nuevas formaciones municipales de Ciudadanos y Entre tod@s, sí se puede Lucena. Los cinco grupos se disputarán los 21 sillones que conforman la Corporación local y que actualmente están repartidos entre los 9 concejales del PP, los 9 del PSOE y los 3 de IU. Son estos últimos los que en coalición con los socialistas han gobernado a lo largo de este último mandato el Consistorio lucentino, un periodo que han conseguido finalizar sin demasiadas desavenencias a diferencia de sus compañeros andaluces. Tanto PP como PSOE parten más empatados que nunca en estos comicios.

Juan Pérez, actual alcalde, afronta por primera vez el papel de candidato. No en vano, Pérez llegó a la Alcaldía tras la renuncia de José Luis Bergillos, que abandonó la primera línea de la política municipal a los pocos días de conocer los resultados de las elecciones de hace ahora cuatro años y después de ser primer edil lucentino desde 1999 a 2011. Con ello, Bergillos dejaba paso a su segundo y entonces concejal de Presidencia, Hacienda y Educación, que a lo largo de estos años ha vivido periodos de luces y sombras, marcadas éstas últimas por las desavenencias con los agentes de la Policía Local o el problema con la entrega de pisos de El Zarpazo. Por otro lado, en esta gestión, como aspecto positivo, ha concluido la realización de la Regeneración del casco histórico. Unas obras que han cambiado la fisonomía de Lucena y han mejorado la accesibilidad a la zona centro.

Un candidato que se mantiene en estas elecciones municipales es el carismático Miguel Villa. El coordinador de IU en Lucena cuenta, por su forma de ser, con tantos admiradores como detractores. Villa valora muy positivamente su etapa como segundo teniente de alcalde, al que llegó tras las negociaciones con el PSOE para gobernar en coalición inducida por la victoria con mayoría simple del PP en los comicios de 2011. El objetivo, en estas elecciones, es para ellos alcanzar una Alcaldía avalada por la gestión de estos cuatro años donde IU ha ostentado las concejalías lucentinas de Obras y Urbanismo, Servicios Sociales y Deportes. A pesar de ello, con la aparición de un nuevo grupo de izquierdas, podrían darse por satisfechos si el 24 de mayo consiguen un concejal más, circunstancia difícil pero no imposible.

La mayor reforma ha sido sin lugar a dudas la realizada por el PP, con su consecuente polémica incluida. Conocedores de que el anterior candidato Manuel Gutiérrez no repetiría -más por deseo provincial que personal-, la sorpresa llegaba al anunciar al abogado Francisco Huertas como alcaldable. Se trata de una fuerte apuesta que sin duda podría dar algún quebradero de cabeza al PSOE. Huertas, que es un hombre muy conocido y con un gran don de gentes, entra novato en el mundo de la política con un equipo prácticamente renovado, pero donde no ha dejado atrás a pesos pesados del PP lucentino como la parlamentaria María de la O Redondo.

La representación femenina en forma de candidata llega de la mano de Ciudadanos. Purificación Joyera se enfrenta en esta etapa de su vida a lo que supone la creación de un partido de la nada, una campaña electoral y su vida profesional. Mucho trabajo para una persona que en apariencia parece todoterreno, que llega con paso firme y el objetivo de alcanzar representatividad en la corporación municipal. Con una campaña modesta, Joyera apuesta por un gobierno "sin enemigos, con propuestas coherentes y una gestión transparente". Su handicap, una lista de caras poco conocidas que tendrán que trabajar a mil por hora para hacer frente al resto de candidaturas. A pesar de ello, los partidos tradicionales no los pierden de vista ya que las últimas encuestas sitúan a Ciudadanos como un rival político a tener en cuenta y que en Lucena podría suponer la llave, principalmente para el PP, de no haber una mayoría absoluta.

Por último, el partido Entre tod@s sí se puede Lucena juega actualmente con el desconocimiento de la ciudadanía sobre lo que realmente ocurrió en aquella escisión de un primer partido simpatizante de Podemos. Vicente Dalda, gran conocedor de los medios de comunicación, no confirma, ni desmiente de tal manera que pueda aglutinar el voto de los seguidores de Pablo Iglesias y también de los descontentos con los tradicionales partidos de izquierdas. Al igual que Ciudadanos, Entre todos sí puede Lucena cuenta con una lista electoral poco conocida entre la ciudadanía y un candidato con una gran capacidad de oratoria. La diferencia entre el partido encabezado por Joyera es la radicalidad de sus exposiciones. Mientras la primera aboga por la cordura y coherencia y abiertamente manifiesta que no llega con enemigos, Dalda ha aparecido en el panorama político municipal extremadamente guerrillero con sus compañeros.

Cinco partidos políticos con cinco candidatos muy diferentes entre sí, aunque con propuestas muy similares. En la mayoría de programas no faltan puntos en torno a la mejora de espacios verdes en el municipio; una propuesta que descongestione la actual situación de los terrenos destinados al Socialsanitario; planteamientos para mejorar el sector del mueble y las cifras de parados en la ciudad y actuaciones que beneficien la calidad de vida de los ciudadanos de las pedanías lucentinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios