ENTREVISTA A MARCIAL GÓMEZ | CANDIDATO DE CS AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS POR CÓRDOBA “Las diputaciones son un chiringuito para jubilar a dinosaurios políticos”

  • Defiende a Ciudadanos (Cs) como partido de gobierno y frente a los que le colocan en el bloque de la derecha afirma que su partido “atrae a los extremos al centro”

El candidato de Ciudadanos por Córdoba, Marcial Gómez El candidato de Ciudadanos por Córdoba, Marcial Gómez

El candidato de Ciudadanos por Córdoba, Marcial Gómez / Laura Martín

–Era ajeno a la política hasta que dio el salto al Congreso de los Diputados, ¿cómo ha sido este tiempo?

–Había hecho política estudiantil en la etapa universitaria y desde el Colegio de Procuradores defendía los intereses de mi profesión. Ha sido una experiencia extraordinaria a nivel personal, de crecimiento, formativo, de trabajo. Nos llevaríamos una sorpresa al ver lo que se trabaja en un institución como es el Congreso de los Diputados. Bien es cierto que me queda una sensación agridulce porque han quedado muchas cosas por hacer, ha sido una legislatura fallida, con acuerdos que no han visto la luz y, eso es lo que me mueve a volver a presentarme. Creo que tenemos que hacer un examen de conciencia y de cara a eta nueva legislatura intentemos cerrar los acuerdos de Estado que necesita el país.

–Está siendo muy complicado que se hable de Córdoba en esta campaña.

–Estoy diciendo desde el primer día que el futuro de Córdoba no sólo se juega en las elecciones municipales, sino también en las generales. Si queremos una Córdoba con mejores oportunidades de empleo, hay que votar en las elecciones generales;si queremos una provincia mejor vertebrada, hay que votar en las elecciones generales, que es donde se deciden las grandes infraestructuras del Estado. Además, los cordobeses tenemos que pensar en qué modelo de país queremos vivir. Solo hay dos proyectos sobre la mesa, el proyecto del señor Sánchez con los populistas y los independentistas, con los que quieren romper España y el proyecto que lidera Ciudadanos (Cs) y Albert Rivera, que ha tendido una mano al PP para que nos ayude a garantizar la igualdad y la unidad de España.

–¿Y cuáles son las prioridades de Cs para Córdoba?

–A mí siempre me gusta hablar primero de personas. El principal problema de Córdoba es el desempleo. Por eso, nuestra principal apuesta es una reforma del modelo laboral. Si acabamos con el problema del empleo, acabaremos con otros problemas que son anexos, las dificultades de familias cordobesas y la despoblación. También apostamos por una batería de medidas para fijar población en nuestros municipios, una reducción fiscal y ayudas a las autónomos y los jóvenes que inicien su actividad y se queden a vivir en nuestros pueblos. En cuanto a infraestructuras, es fundamental la N-432 o el cercanías de Villa del Río a Palma del Río. Todos los parlamentarios que salgamos elegidos tras las elecciones debemos hacer fuerza común y conseguir las mejores inversiones posibles para Córdoba.

"El principal problema de Córdoba es el desempleo, y en eso vamos a trabajar"

–Habla de despoblación, pero hace unos años Cs proponía la supresión de ayuntamientos pequeños y diputaciones.

–Nosotros nunca hemos hablado de supresión de ayuntamientos. Lo que sí hemos dicho y lo mantenemos es prestar servicios de manera conjunta para reducir costes. En modo alguno hemos dicho suprimir municipios. En las diputaciones, seguimos manteniendo lo mismo. El 80% del presupuesto se gasta en sostener la propia estructura de la Diputación y en torno a un 25% llega a los pueblos. Eso es un chiringuito político que los ciudadanos no elegimos. Queremos que los servicios que prestan se sigan prestando, pero vamos a acabar con ese chiringuito para la jubilación de dinosaurios políticos que están en las diputaciones. Queremos que el grueso de ese presupuesto llegue en servicios a la comunidad.

–Estos comicios se están planteando como una elección entre PSOE y PP, ¿en qué papel queda Ciudadanos?

–Nosotros venimos de ganar las elecciones en Cataluña y de haber protagonizado de cambio en Andalucía y Ciudadanos está en disposición de que se nos considere como una opción de gobierno. No somos un partido bisagra. Ya hemos hecho nuestros deberes, hemos estado en la oposición, hemos negociado con el PSOE en Andalucía y el PP en Madrid. Nosotros salimos a ganar las elecciones con nuestro programa y sea el momento de preguntarle a los demás si están dispuesto a apoyarnos a nosotros.

–¿Por qué quieren dejar tan claro que no van a pactar con el PSOE?

–Porque fue el PSOE el que, una vez que se produjo la moción de censura, dejó de hablar con nosotros. No podemos negociar con el PSOE porque no es ese partido histórico y constitucionalista que tanto ha aportado a España. Este es el partido de Sánchez. Mientras Sánchez esté dispuesto a negociar con los populistas y los independentistas nos tiene que tener enfrente.

"Mientras Sánchez esté dispuesto a negociar con los populistas y los independentistas nos tiene que tener enfrente"

–Ciudadanos nació como un partido de centro, pero ahora se le coloca en el bloque de la derecha, con PP y Vox.

–Recibimos críticas de un lado y de otro y estamos justo donde queremos estar, en el centro político, en la moderación, en el liberalismo y en la defensa de las libertades. Nosotros somos un partido que defiende todos los modelos de familias. En el bloque de la derecha solo hay uno ideal. Y, del otro lado, tenemos un proyecto social mucho más ambicioso que el bloque de la izquierda.

–Pero en todas las encuestas los votos de Cs se suman al denominado bloque de la derecha.

–Las cosas siempre dependen de la óptica con la que se mira. Cuando se pacta con Cs, lo que se atrae es a los extremos al centro y a la moderación y a las políticas que más nos representan a la mayoría de los españoles.

–¿Por qué hay que votar a Cs?

–Porque es urgente que no permitamos que se reedite un Gobierno de Sánchez con los populistas y los independentistas. Es importante el 28 de abril llenar las urnas de votos naranjas, que son los que apuestan por la unidad de España y la igualdad de todos los españoles y el fin de los privilegios, para acabar con la España de dos velocidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios