Familia real inglesa La duquesa de Sussex estrena agenda este año con estilo y naturalidad

  • La esposa del príncipe Enrique llevó vestido negro de Hatch y gabardina camel de Oscar de la Renta para un acto benéfico.

Meghan Markle, saludando. Meghan Markle, saludando.

Meghan Markle, saludando. / Efe

Bicolor, liso, oversize y muy natural. Así ha sido el primer estilismo del año de la duquesa de Sussex. La esposa de Enrique de Inglaterra acudió con este look compuesto por vestido negro y gabardina camel firmada por Oscar de la Renta al acto en el que asumió el patrocinio de cuatro entidades benéficas.

Meghan Markle estrenó agenda de este año el jueves con su primer acto oficial. El evento, que tenía un trasfondo solidario, se trató de una visita al hospital de St. Charles para reunirse con la directora ejecutiva de Smart Works, una asociación que ayuda a mujeres desempleadas de larga duración de la que la duquesa se ha convertido en madrina, junto a otras tres entidades más.

La duquesa de Sussex, a su llegada al acto. La duquesa de Sussex, a su llegada al acto.

La duquesa de Sussex, a su llegada al acto. / Efe

Si en sus últimas apariciones, la duquesa de Sussex se había resistido a la ropa premamá utilizando modelos de invitada con cinturas holgadas, esta vez sí que optó por una marca especializada en este tipo de prendas en un look que, debido a la temática del evento, resulta perfecto para acudir a una entrevista de trabajo siguiendo las tendencias de esta temporada.

Su apuesta consistía en un vestido negro de cuello redondeado con largo hasta la rodilla y de manga corta de Hatch, una firma que ofrece moda para antes, durante y después del embarazo y que siguen también algunas modelos reconocidas por su gusto como Miranda Kerr, Lily Aldridge o Chrissy Teigen. El modelo clásico y elegante se llama Eliza (189 euros), y se encuentra disponible en su web.

Una de las prendas más llamativas que vistió era el abrigo camel de Oscar de la Renta, con el que completaba su estilismo creando un contraste de neutros muy acertado. El modelo de algodón (2.770,67 euros) cumple los requisitos que la duquesa suele buscar en los chaquetones: largos, rectos y con solapas oversize. Su idilio con Oscar de la Renta parece confirmarse ya que no es la primera vez que apuesta por esta firma, que está empezando a hacerse un hueco en el armario real. Los complementos, por otra parte, eran los otros grandes protagonistas. Unos stilettos con estampado de vaca y detalles en plexiglás de Gianvito Rossi, así como un bolso rígido cuadrado con un asa en la parte superior, remataban el estilismo. Meghan apostó de nuevo por llevar el cabello recogido en un moño bajo con un acabado pulido y un maquillaje discreto. Especialmente originales eran sus pendientes dorados de la firma Kimai. El modelo Felicity (348 euros) es un diseño de oro de 18 quilates del que cuelgan tres ojos con pequeños diamantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios