25-N | Día contra la Violencia de género en Granada 2020 La voz del 25-N retumba en una Granada semiconfinada que mantiene la lucha contra la violencia de género

  • El coronavirus limita la participación en la marcha contra la violencia machista a solo 800 personas

  • Las instituciones reivindican la lucha contra esta lacra con actos reducidos

La manifestación del 25-N contra la Violencia de Género de este 2020 por las calles de Granada. La manifestación del 25-N contra la Violencia de Género de este 2020 por las calles de Granada.

La manifestación del 25-N contra la Violencia de Género de este 2020 por las calles de Granada. / Antonio L. Juárez/Photographerssports

Suena el despertador, como otro día cualquiera. Es miércoles y está algo nublado. No parece que vaya a llover, o al menos no de momento. Como cada día, ella se prepara para irse a trabajar, aunque esta vez la sensación es distinta. Lee la prensa y comprueba cómo el morado ya empieza a teñir la jornada. Es 25-N y para ella no es una fecha cualquiera. Aún está presente aquella vez que ese novio que tuvo la agarró por las muñecas hasta el punto de hacerle marcas, esos comentarios en los que le reprochaba que al salir de la facultad se fuese a tomar algo por Pedro Antonio con sus compañeros o el día que una discusión terminó con ella tratando de irse de su casa mientras que él, para demostrar quién manda, le impedía salir y acabó pillándole los dedos con la puerta. "Vaya época aquella de exámenes, sin apenas poder escribir", recuerda mientras trata de zafarse del pensamiento de "qué hubiese pasado si algo así me ocurre viviendo con él durante el confinamiento". Y es que, la violencia de género no entiende de edades, como tampoco lo hace de pandemias.

Pese a que la jornada pintaba bien distinta por culpa del ya famoso coronavirus, la importancia de visibilizar la lucha contra la violencia machista no frenó ninguno de los actos para mostrar la repulsa hacia esta lacra social que durante la tarde volvió a hacer salir a la calle a cientos de granadinos, eso sí, con distancia de seguridad, en una manifestación adaptada, como también lo fueron los distintos actos que desde las diez de la mañana se sucedieron en la capital. Y es que, como bien decía el cartel que abría la marcha del 25-N, Día contra la Violencia de Género en Granada, "ni sumisas, ni calladas, fuertes y organizadas", no faltó organización para poder gritar otro 25 de noviembre más contra el machismo.

A las diez de la mañana, los sindicatos UGT y CCOO convocaron una concentración frente a su sede. "Este año no veremos esas manifestaciones multitudinarias debido a la pandemia que azota a la práctica totalidad del mundo", indicó la responsable de Mujer de CCOO Granada, Eva Calderón, que añadió que "pese a ello, no se van a silenciar nuestras denuncias ante una realidad que no solo no ha desaparecido, sino que se ha recrudecido".

"En este aciago 2020 marcado por la pandemia, las violencias contra las mujeres se han acrecentado hasta tal punto que nos encontramos con una pandemia en la sombra: la tensión y el estrés de los confinamientos, el empobrecimiento económico y el aislamiento que sufren muchas mujeres se han convertido el escenario perfecto para los comportamientos controladores y violentos", prosiguió la sindicalista, a la que no le faltó razón. Los datos están ahí y así se pudo leer la mañana del 25-N en Granada Hoy, donde se publicaba que cada hora se registra más de una denuncia por violencia de género en la provincia granadina en un año en el que esta lacra se ha llevado la vida de dos mujeres en Granada.

Por eso mismo hay que sumarse "a la denuncia y repulsa frente a los actos de violencia machista, desde los más graves y dramáticos hasta a aquellos otros que permanecen invisibles, pero igualmente dañan la salud, la libertad, la seguridad, la autonomía y la dignidad de todas las mujeres", como defendía su homóloga en UGT, Rosa María Muñoz, y a ello se sumaron, tan solo media hora después desde el Ayuntamiento de Granada, cuyos representantes, encabezados por el alcalde de Granada, Luis Salvador, se desplazaron hasta la Plaza del Humilladero para rendir tributo a todas aquellas mujeres que han vivido y viven "esta geografía del terror", como denominó a esta lacra la vicepresidenta del Consejo Municipal de la Mujer, Emilia Barrio.

La manifestación del 25-N en Granada este 2020. La manifestación del 25-N en Granada este 2020.

La manifestación del 25-N en Granada este 2020. / Antonio L. Juárez/Photographerssports

La lucha contra la violencia de género es cosa de todos y hay que trabajar día a día por ello, "cultivando valores, defendiendo al máximo la igualdad y entendiendo que nadie es posesión de nadie y que tenemos que respetarnos como seres humanos", una premisa que defendió el alcalde de Granada y que también se repetía en la sede de la Subdelegación del Gobierno, donde hora y cuarto más tarde, la subdelegada, Inmaculada López Calahorro, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco García, el Comisario Provincial, Jorge Infantes, la jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, Montserrat Muñoz, y la secretaria general de la Subdelegación, Pilar González, guardaban un minuto de silencio y hacían entrega de los Reconocimientos Menina 2020, un galardón que este año iba a parar a la Comisión de coordinación contra la violencia de género de la Audiencia Provincial de Granada, mientras que el diploma honorífico era para la Asociación de Mujeres Comunicadoras de Granada.

"En la lucha contra esta lacra, que nos avergüenza como sociedad, todas las instituciones tenemos que ir a una para poner los recursos necesarios. No debemos olvidar que en nuestra provincia hay 1.702 mujeres con protección y que este año hubo dos mujeres asesinadas. No debemos bajar la guardia nunca para erradicar esta lacra de nuestra sociedad", manifestaba López Calahorro, poco antes de que a escasos metros de allí, en el edificio de La Normal, los representantes de la Junta de Andalucía en Granada hicieran lo propio y se manifestasen en la misma línea.

"Es una grave vulneración de los derechos humanos de las mujeres, siendo el asesinato la expresión más grave del machismo y un problema social del primer orden que atenta contra la integridad de las mujeres y menores que la sufren y enfrentan", exponía el delegado de la Junta, Pablo García, tras lo que era la delegada de Igualdad, Ana Berrocal, la encargada de leer un manifiesto y reivindicar la obligación de "alzar nuestra voz con más fuerza aún ante los abusos, agresiones y humillaciones que muchas mujeres han sufrido estos meses al verse obligadas a convivir con sus agresores". El coronavirus no ha dejado indiferente a nadie y tampoco a un 25-N en el que volvió a retumbar por las calles de una Granada semiconfinada aquello de "no estáis solas".

Con filas bien organizadas, en las que primaba la distancia de seguridad, los colores negro y morado comenzaron a teñir el centro de la capital poco antes de las 18:30 horas, cuando la marcha convocada por Movimiento Feminista de Granada, en el que se integra la Plataforma contra la Violencia de Género 25 de noviembre y el Espacio Feminismo Unitario, comenzó a andar hacia la Plaza del Carmen.

Como cada año, no faltó ni la performance, ni los gritos y los cánticos contra el machismo que, bajo el lema Vivas nos queremos, lograron hacerse fuerte pese a que esta vez solo pudieron ser 800 personas, según cifras de la Policía Local de Granada, las que pudieron darse cita en este acto reivindicativo, que no quedó exento de las restricciones de la pandemia. Y es que el coronavirus estuvo muy presente incluso en un manifiesto que evidenció la crudeza del confinamiento para aquellas que tuvieron que convivir con sus maltratadores y que reiteró, entre otras cuestiones, la importancia de denunciar y poner fin a esta lacra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios