Infraestructuras

Granada, fuera de la liberalización ferroviaria hasta que funcione el AVE

  • Adif publica el borrador de la Declaración sobre la Red de 2019 sin la línea con Antequera

  • Admite retrasos en las pruebas del AVE, ya que aún no han empezado las prácticas de Renfe

Comentarios 4

Las futuras líneas de alta velocidad que funcionarán desde Granada, no formarán parte del proyecto de liberalización de los servicios ferroviarios que presentó hace unas semanas Adif a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Al menos hasta que no se ponga el funcionamiento en próximo mes de junio, fecha anunciada por el ministro de Fomento en funciones y que se mantiene a pesar del retraso en las pruebas de verificación de la línea Granada-Antequera por parte de Adif, lo que ha impedido que los maquinistas de Renfe puedan empezar a hacer simulaciones de viaje comerciales, previstas para el mes pasado.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias diseñó un modelo ante la CNMC basado acuerdos marco a diez años con las empresas interesadas en explotar determinadas líneas, y agrupadas en tres paquetes en función del número de circulaciones diarias, en los que Granada no aparece. La capital tendría que aparecer en el tercero de ellos, que engloba las líneas Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga, pero Adif la deja fuera.

Puestos en contacto con el organismo ferroviario, la explicación que ofrecen es que la línea Granada-Antequera aún no está en funcionamiento, y que el motivo por el que no aparece en el borrador de Declaración sobre la Red 2019 se debe a que “sólo contiene la relación de líneas que están operativas en el momento de su elaboración”. “Cuando se ponga en servicio, cualquier empresa ferroviaria interesada en utilizar la LAV Antequera-Granada una vez se haya producido la liberalización del transporte ferroviario de viajeros, podrá solicitarlo a Adif”, explica el ente.

La francesa SNCF, la alemana DB, y las españolas Globalvia y las unión Acciona-Ilsa, empresas que se han interesado en este mercado

Además, desde Adif matizaron que “el hecho de que se hayan propuesto inicialmente los tres ejes, con sus correspondientes paquetes de capacidad, para el establecimiento de acuerdos marco responde a que esos ejes concentran un mayor grado de saturación frente a otras líneas de la RFIG, por lo que se espera mayor competencia para acceder a ellas”. La otra fórmula para el acceso de empresas privadas al mercado ferroviario español será mediante una petición anual de surcos (o circulaciones).

En el horizonte aparece una fecha clave: el 1 de julio de 2019. Ese día se publicará la versión definitiva de la Declaración sobre la Red después del periodo de alegaciones y modificaciones que sigue abierto, y si las administraciones no han sido capaces de poner en marcha para el mes anterior el AVE con Granada, la ciudad se verá abocada a esperar, al menos, un año más para su inclusión dentro de la misma. Además, habrá perdido ese mismo periodo de tiempo para avanzar en negociaciones para que las diferentes operadoras se puedan interesar en explotar la línea de alta velocidad con destino a la Estación de Andaluces.

La puesta en marcha de la liberalización del sector ferroviario para el transporte de viajeros en España, y que ya funciona en gran parte de los países europeos, está prevista, según la normativa comunitaria, para el mes de diciembre de 2020. Se espera que esta apertura del mercado, que hasta ahora opera de forma exclusiva Renfe, incrementará la oferta de servicios ferroviarios en España un 60%, incluidas las líneas de tren convencionales.

Para la entrada de otros operadores que no sean Renfe debe estar activa la línea

De momento, cuando se ponga en marcha la línea de alta velocidad Granada-Antequera, será Renfe quien opere los trenes. De momento, hay previstas tres rutas. La primera en abrirse sería la que tiene con destino Madrid, para la que ya deberían estar formándose los maquinistas de cara a la prevista puesta en marcha del servicio el mes que viene. Las otras dos unirán Andaluces con Málaga y Sevilla, y también serán gestionadas por Renfe a través de su servicio Avant.

De hecho, una de las grandes críticas que está recibiendo este plan de liberalización son las condiciones que impone Adif, que pretende acometer esta reforma siguiendo el modelo italiano, donde se preserva el servicio ya existente (Renfe) y que un único operador privado compita con la empresa pública.

De momento, una de las empresas que más interés está mostrando en entrar en el mercado español es la francesa SNCF (Société Nationale des Chemins de Fer Français), que ha implantado un modelo de AVE ‘low cost’ llamado Ouigo y que pretende exportar a España. También ha puesto sus ojos en el país bajo un modelo similar la alemana DB (Deutsche Bahn). También han mostrado interés Globalvia, una empresa de operación de infraestructuras cuya matriz es FCC, y una unión entre la constructora Acciona e Ilsa, empresa creada por los dueños de Air Nostrum, y que podría unirse a la SNCF.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios