Municipal

El Ayuntamiento tendrá 18 millones más para proveedores pero subirá el pago de intereses

  • La capital aprueba refinanciar en una sola operación 8 préstamos ICO por 52,8 millones

  • Podemos-IU dice que es "pan para hoy y hambre para mañana"

El Ayuntamiento tendrá 18 millones más para proveedores a cambio de pagar más intereses El Ayuntamiento tendrá 18 millones más para proveedores a cambio de pagar más intereses

El Ayuntamiento tendrá 18 millones más para proveedores a cambio de pagar más intereses

El Ayuntamiento de Granada ha aprobado esta mañana en pleno extraordinario (con los votos a favor de PP, Cs y PSOE y la abstención de Podemos-IU y Vox) una operación de “reordenación de la deuda financiera” adquirida con las entidades bancarias con fecha de hasta el 31 de diciembre de 2018 y con un importe de casi 53 millones de euros a través de la que “se mejora la capacidad municipal para pagar la deuda con los proveedores”.

La medida, según informa el Ayuntamiento en un comunicado, permite “refinanciar” en una sola un total de ocho operaciones financieras, denominadas ICO, por un importe de 52.885.000 euros, cuya carencia de pago de capital deberán amortizarse en dos únicos pagos, fijados en junio de 2022 y en ese mismo mes, pero en 2023.

El acuerdo, resultante de la adhesión del Ayuntamiento de Granada a una medida obligatoria dictada por el Ministerio de Hacienda, permite destinar el importe aplazado de capital de estos préstamos correspondientes a los ejercicios 2020 y 2021 al “pago de proveedores”.

Según el concejal de Economía en el Ayuntamiento de Granada, Luis González, la medida “no supondrá un aumento del gasto corriente”, sino que, en aras de mejorar la capacidad financiera del Ayuntamiento de Granada, servirá para “reforzar su solvencia y hacer frente a sus compromisos ante la sociedad”.

La operación financiera supone la adhesión del Ayuntamiento de Granada a una disposición del Ministerio de Hacienda que permite la agrupación de los denominados préstamos ICO con los compartimentos del Fondo en Liquidación para la Financiación de los Pagos a Proveedores en entidades locales, con el Fondo de Ordenación y Fondo de Impulso Económico, modificando las condiciones financieras de los mimos. 

Desde Podemos-IU, que se ha abstenido, el concejal Francisco Puentedura ha valorado negativamente la reordenación financiera porque "o se acompaña con otras medidas como un plan de saneamiento que garantice la prestación de servicios públicos y se acaban con las patadas adelante, o esto será pan para hoy y hambre para mañana".

Así, aunque la confluencia se ha abstenido por ser una medida de obligado cumplimiento proveniente del Ministerio de Hacienda, advierte de que puede ocasionar el "colapso financiero" del Ayuntamiento en 2022 por afrontar la gestión de una deuda millonaria "sin presupuesto, con un plan de ajuste desde 2012 que no se cumple y sin un plan de saneamiento serio".

Puentedura cree que esta medida, que reagrupa los préstamos y pospone el pago de amortización en los próximos dos años, a través de las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), forma parte de la “estrategia de pan para hoy hambre para mañana” al eximir al Ayuntamiento de amortizar deuda por valor de 9 millones de euros durante 2020 y 2021 para aumentar a 44 millones de euros la amortización en los años 2022 y 2023.

Así, en 2020 y 2021 en lugar de pagar 25 millones se tendrán que pagar 16, por lo que se liberan 9 en cada ejercicio que después habrá que pagar en 2022 y 2023. El interés de la carencia no varía y se queda en 1,31, lo que hace que si no se amortizan esos 9 millones liberados cada año, se tendrá que pagar esos intereses. La contraprestación de esta operación, por tanto, es los 2 años de carencia, que alargan el pago de intereses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios