Extravío de 400 exámenes de Cambridge "Nadie nos va a devolver el tiempo invertido"

  • Un joven estudiante de Educación Primaria anuncia que llevará a Consumo el extravío de los exámenes para certificar los niveles B1 y B2 de inglés

Más de 400 alumnos a la espera de acreditar su nivel de inglés Más de 400 alumnos a la espera de acreditar su nivel de inglés

Más de 400 alumnos a la espera de acreditar su nivel de inglés / Javier Albiñana

Un estudiante de Educación Primaria lleva meses estudiando para sacarse el B-2 de inglés, una titulación indispensable par poder cerrar su expediente académico. Las últimas semanas acelera su preparación y se dedica casi en exclusiva al examen. Pasa los nervios de la convocatoria y sale satisfecho con el resultado hasta que unos días después llega el mazazo: una empresa de mensajería ha perdido su examen.

Es la historia de K. L., un joven estudiante de la Universidad de Granada que ya prepara una demanda ante Consumo después de que ayer se conociera que 404 aspirantes a certificar los niveles B1 y B2 de inglés por medio de una prueba en Exams Andalucía, centro examinador de Cambridge Assessment English ubicado en Granada y encargado de coordinar la misma, han recibido una comunicación en la que se alerta del extravío de los exámenes realizados el pasado 13 de octubre por parte de una empresa de mensajería. 

El estudiante de Educación Primaria se queja de que la opción que le ha planteado la empresa de devolverle el dinero no le vale. Tampoco la opción de volver a presentarse en diciembre.

"Yo me presenté en octubre porque en esta época no tengo exámenes en la Universidad, pero en diciembre estoy con los parciales de mi carrera y es imposible dedicar el tiempo necesario a prepararme", apunta el estudiante, que se queja de que la empresa no les ha ofrecido tampoco la posibilidad de recibir clases gratuitas para volver a prepararse para el examen.

"La empresa cobrará el seguro por el error de la empresa de mensajería, pero "quién paga los gastos de transporte y de alojamiento de muchos estudiantes que se tuvieron que desplazar para hacer el examen?", se pregunta, aunque asume que, sin el examen físico, es imposible que Cambridge le otorgue un aprobado. 

En esta situación, K. L. se encuentra en un limbo legal porque ninguna de las alternativas que ofrece la empresa se ajustan a sus expectativas después de dedicar meses de esfuerzo a conseguir el B-2 de inglés. Mientras, otros compañeros ya se han planteado presentar recurso solicitando la impugnación ante la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

De su lado, Exams Andalucía ha indicado en un comunicado que ha cumplido "escrupulosamente" la normativa de Cambridge y descarga la responsabilidad en la empresa de mensajería Mail Boxes ETC.

En los últimos 45 años, Exams Andalucía ha enviado más de 10.000 paquetes con exámenes en papel a Cambridge, "y es la primera vez que se nos ha planteado un problema así no solo a nosotros, sino a la Oficina de Representación para España y Portugal de Cambridge, donde no recuerdan haber vivido un caso similar

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios