Entrevista | Ricardo Rosas, secretario de Organización de Juventudes Socialistas

“Juventudes tiene que ser la conexión del PSOE con la sociedad”

  • Cambia la sede de Torre de la Pólvora por Ferraz

  • Su nombramiento se hizo oficial ayer tras la reunión del Comité Federal de Juventudes Socialistas

El nuevo secretario de Organización de Juventudes Socialistas de España, Ricardo Rosas. El nuevo secretario de Organización de Juventudes Socialistas de España, Ricardo Rosas.

El nuevo secretario de Organización de Juventudes Socialistas de España, Ricardo Rosas. / G. H.

Comentarios 1

Cuando apenas había cumplido la mayoría de edad, entró a formar parte de las Juventudes Socialistas. Con 19 años se hizo con el carné del partido y en su ciudad natal 'rescató' la agrupación de jóvenes del PSOE, lo cual compaginó con sus estudios de Ciencias Políticas en la UGR, donde formó parte de la delegación de Estudiantes, y tras lo que cursó el Master Propio en Derecho Electoral en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Así comenzó Ricardo Rosas (Baza, 2/9/1991) una andadura política que de cara al futuro espera continuar en "el templo al que uno aspirar a llegar" –el Congreso de los Diputados– y que ahora, a sus 27 años, lo ha llevado hasta Ferraz, tras ser nombrado ayer como nuevo secretario de Organización de Juventudes Socialistas de España (JSE).

–Un cargo de responsabilidad a nivel nacional, ¿cuándo se enteró de que estaba propuesto para ser el secretario de Organización?

–Ha ocurrido formalmente esta mañana [por ayer]. El Comité Federal de Juventudes Socialistas se ha reunido y han elegido a los delegados de toda España, entre ellos a mí. El secretario general de las JSE, Omar Anguita, me lo propuso, desde Andalucía se dio mi nombre y han estado de acuerdo. Me lo dijeron hace un par de días y ya se ha convertido en realidad.

–¿Cómo afronta esta nueva etapa?

–Con muchísimas responsabilidad. Las JSE es una organización centenaria, ninguna organización política juvenil de este país puede decir eso. Somos cerca de 10.000 personas repartidas por toda España. Ser la persona responsable de la organización, de la logística, del funcionamiento diario de este mastodonte que somos las Juventudes Socialistas me produce muchísima responsabilidad, entiendo el peso histórico que llevo sobre los hombros. Sencillamente queremos ser motor de cambio, interlocutores de la juventud y, como dice nuestro lema, siempre Rebeldes inconformistas.

–¿Qué cree que puede aportar a la organización?

–A nivel ideológico está absolutamente armada. Hemos sido vanguardia del partido durante mucho tiempo. El debate que ahora tiene el partido sobre la eutanasia es algo que ya debatió juventudes hace 20 años. Hemos hablado de prostitución, gestación subrogada... Todos estos temas los hemos abordado antes que el propio partido.

Me propongo darle a esta organización un paso más allá. Es verdad que vivimos en un momento en el que se está viendo que las campañas están dando un giro completamente distinto. No son las campañas electorales, sino la manera de comunicar.

–¿En qué sentido?

–Creo que a lo que tenemos que tender como juventudes es a esa modernización, a esa modernidad que ya tenemos porque somos jóvenes, que ya sabemos cómo hacer, no sólo a nivel de manejo de redes sociales, que también, sino al final es una cuestión de cómo hacer la política, de cómo hacer los mensajes.

Juventudes tiene que ser la conexión del partido con la sociedad en los códigos y la manera que la sociedad tiene para expresarse y la punta de lanza ideológica del PSOE, que va introduciendo ideas que nosotros habíamos debatido antes porque la sociedad no estaba quizá preparada y la rebeldía de la juventud sí nos ha permitido hacerlo.

–Pese a tener sólo 27 años, cuenta ya con una amplia trayectoria política. ¿Desde cuándo milita en el PSOE?

–Desde los 19 años. Por lo que llevo ocho años en el partido y uno más en las juventudes, casi diez en ellas. Empecé en mi pueblo, en Baza, donde constituí la agrupación. Ya existió una anterior y yo la rescaté. Allí me dediqué en las siguientes elecciones a trabajar con el equipo de Gobierno. No fui concejal, sino un cargo de libre designación, y estuve cuatro años en el área de Juventud.

Después entré en la Ejecutiva Provincial, fui secretario de Comunicación primero, luego presidente de la Ejecutiva Provincial, ahora soy secretario de Organización y hasta diciembre de este año estuve trabajando en el Parlamento con Teresa Jiménez.

–Durante su etapa en la universidad, formó parte de la Delegación de Estudiantes desempeñando un cargo también en cierto modo político...

–Sí. Estuve allí once meses aunque antes de aquello fui secretario de la Delegación durante un año. Fue la época donde más aprendí. Allí se hacía política de verdad. Negociabas con el Rectorado convocatorias de becas que afectaban directamente a los estudiantes de la Universidad, o negociabas en el Consejo de Estudiantes del Estado temas de la convocatoria nacional de becas, con la importancia que eso tiene, sobre la importancia de las modificaciones que la Lomce introdujo en la universidad... Trabajamos temas muy reales.

Ahí pude constatar la posibilidad de incidir directamente en la política. En la UGR también fue parte del Consejo Social durante cuatro años. Entonces la viví muy de cerca y desde dentro. Aquello me enseñó muchísimo. En esa época en la que representaba a los estudiantes yo aprendí más sobre política que en muchas asignaturas de la carrera de Ciencias Políticas. Me siento muy hijo de la Universidad de Granada.

–¿Cuándo empieza a trabajar como secretario de Organización de las JSE?

–Mañana [por hoy] a las nueve de la mañana voy a Ferraz porque hay que ponerse al día y aterrizar. No sé en qué momento empezaré a poder resolver asuntos pero a ejercer empiezo ya, desde mañana mismo.

–Y de cara al futuro, ¿a dónde espera llegar como político?

–He de decir que la actividad de gobierno, la rama ejecutiva, siempre me ha parecido la más difícil de ejercer, pero siempre he tenido predilección por el legislativo. El Congreso de los Diputados me parece que es el verdadero templo de esto, el palacio al que uno puede aspirar a llegar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios