Autovía Granada-Atarfe

Fomento aprueba el trazado del tramo de la GR-43 con la capital

  • La longitud del segmento es de 2 kilómetros y partirá justo después de pasar sobre las vías del AVE

La autovía GR-43 aliviará el tráfico de la N-432 entre Pinos Puente, Atarfe y Granada La autovía GR-43 aliviará el tráfico de la N-432 entre Pinos Puente, Atarfe y Granada

La autovía GR-43 aliviará el tráfico de la N-432 entre Pinos Puente, Atarfe y Granada

El Ministerio de Fomento ha aprobado el trazado definitivo del tramo de entrada a la capital de la futura autovía GR-43. Se trata de un segmento de apenas dos kilómetros que hará posible enlazar la A-92G con el tramo Atarfe-Pinos Puente, que se actualmente se encuentra en ejecución, y que también conectará la nueva autovía con la A-44a, la llamada Segunda Circunvalación o Variante Exterior.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado esta mañana la aprobación del expediente de información pública y el proyecto de trazado del tramo de la GR-43 entre los municipios de Atarfe y Granada, que tendrá un presupuesto total de licitación de unos 12,5 millones de euros con el IVA incluido.

Esta autovía es la variante de la tradicional carretera Nacional-432 que cada día utilizan miles de vecinos de Pinos Puente y Atarfe para moverse hacia la capital y viceversa, y última parte de un trazado que formará parte de la futura A-81, la autovía hacia Córdoba y Badajoz para la cual los Presupuestos Generales del Estado 2019, si es que llegan a aprobarse, tiene partidas asignadas para los estudios de diferentes tramos.

Mediante un comunicado de prensa, el Ministerio de Fomento explica que esta actuación, junto a la Variante Exterior de Granada, “permitirán mejorar la articulación del tráfico en el área metropolitana”.

El tramo aprobado tiene una longitud de apenas 2 kilómetros que parten desde apenas medio kilómetro después de la salida de la A-44 y que dibuja una gran curva de derechas, según se sale desde Granada.

Con una orientación oeste-este, la vía será de doble carril durante los primeros 700 metros. Después, la integración de esta autovía a Atarfe con la A-92G culminará con la reducción a un carril y la separación de ambas calzadas.

La que tendrá dirección hacia la capital necesitará de una estructura sobre la A-92. El punto de exacto de unión se situará justo antes del paso superior sobre las vías del AVE. La actuación requerirá también la construcción de un paso inferior que conecte los caminos de servicio de los dos márgenes de la vía.

Asimismo, Fomento ha informado de que en este proyecto se ha hecho especial hincapié en mantener las acequias existentes en la zona, actualmente ocupada por terrenos dedicados al cultivo tradicional de regadío por inundación. Este tipo de riego forma “explotaciones labradas a base de surcos que impiden un drenaje natural a través de cuencas y arroyos difícilmente detectables”, explican.

La obra también incluye la ejecución de caminos de servicio paralelos al trazado para darle permeabilidad de paso hacia las fincas aledañas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios