Caso Líbero

El Granada CF, propiedad de 12 empresas en paraísos fiscales desde 2009

  • Los documentos que ya tiene la Audiencia Nacional revelan un reguero de sociedades y muchas dudas sobre los inversores reales

Comentarios 1

El Granada Club de Fútbol, una entidad de enorme arraigo histórico en la ciudad y entre su población, es en realidad, desde hace una década, un negocio de ámbito internacional cuyo control ha ido saltando de un paraíso fiscal a otro a través de sociedades con nombres cada vez más extraños y una opacidad casi completa. Hasta 12 empresas, la mayoría de Luxemburgo y Emiratos Árabes, han manejado de forma directa o indirecta la sociedad anónima deportiva granadina.

La documentación que la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha encontrado en los despachos de empresas y sedes deportivas que se registraron por el caso Líbero, en febrero del año pasado, unida a otra información económica y societaria que consta en los Registros mercantiles y notariales, ha permitido a los investigadores construir un primer esbozo del entramado empresarial por el que ha pasado la propiedad del Granada Club de Fútbol desde 2009, año en el que llegaron Enrique Pina y Gino Pozzo al Granada CF.

El hilo conductor de esa opaca estructura mercantil ha sido casi siempre la empresa Daxian 2009 SL, domiciliada en el Paseo de Gracia de Barcelona y cuyo administrador actual es el propietario del Granada CF, Jiang Lizhang (según la última información registral).

Esta sociedad ha sido propietaria del 98,13% del accionariado del Granada CF desde la constitución de la Sociedad Anónima Deportiva (SAD) en agosto de 2011, aunque ya desde 2009 asumió la compra de la deuda del club, que en la práctica supuso el acceso de los inversores italianos (Gino Pozzo) y su socio Enrique Pina a la dirección de la entidad deportiva.

Es decir, que la propietaria mayoritaria del club granadino es Daxian, pero la cuestión es quién o quiénes estaban detrás de esa mercantil, y ahí es donde comienza el reguero de siglas en inglés de sociedades que se constituyen y desaparecen en un abrir y cerrar de ojos en países de fiscalidad muy laxa y que, a su vez, están controladas por otras mercantiles de características similares, o incluso radicadas en lugares como Islas Vírgenes, que directamente son considerados paraísos fiscales. Un buen número de esas empresas comparten domicilio en la dirección de un despacho luxemburgués de servicios financieros a medida o hasta en un apartado de correos del aeropuerto de Dubai.

El hilo del que parten los investigadores para indagar en la propiedad del Granada CF es Daxian, una mercantil constituida el 29 de enero de 2009 con 3.006 euros de capital social, controlada en sus primeros meses por Enrique Pina. El mismo día que esa empresa compra la deuda mayoritaria del Granada CF, el 7 de julio de 2009, la sociedad instrumental pasa a ser propiedad de la primera mercantil luxemburguesa que aparece en la historia del Granada CF, Albanos Trust SA, controlada a su vez por otra sociedad de Islas Vírgenes, Oppidum Limited.

Acuerdo de compra del Granada CF en 2009. Acuerdo de compra del Granada CF en 2009.

Acuerdo de compra del Granada CF en 2009. / G. H.

El origen del dinero con el que Albanos Trust compró el 56% del pasivo del Granada CF, que llegaría a ser de casi 1,7 millones de euros, es otro de los objetivos de la investigación judicial de la Audiencia Nacional, y para ello el juez pidió a Suiza información sobre la cuenta bancaria de la que salió la transferencia hecha a la Sociedad Deportiva Los Cármenes de Granada SL, que se encargó de gestionar los acuerdos con los acreedores del Granada. Como ya publicó este periódico al inicio del caso, la Policía llegó a exponer sus sospechas sobre el posible origen delictivo de aquel dinero.

El otro hito importante en la opaca intrahistoria económica del Granada CF fue el verano de 2011, cuando se constituye la SAD y se fija su accionariado. Unos días antes de que esto se formalice, Daxian 2009 (que se quedaría con el 98% de las acciones) vuelve a cambiar de manos y es transferida a la sociedad Global Wealth Mideast Fze, de Emiratos Árabes. Esta empresa es la que aporta los 5,3 millones de euros para la compra de las acciones del club de fútbol. Pero a su vez ese dinero es prestado por otra mercantil de Dubai (Gulf Sport Development Mideast Ld), que transfirió los fondos el 3 de julio de 2011 a través del Emirates NBD Bank, sólo un mes después de haber sido constituida con un capital social de 1.000 dirhams (equivalentes a 241,83 euros).

El control de estas dos empresas con domicilio en los Emiratos Árabes Unidos se ramifica a su vez hacia otra serie de mercantiles creadas en varios países (todas ellas tienen control sobre el Granada CF a lo largo de aquellos años), hasta llegar a la que los investigadores consideran “entidad matriz”, que sería Axios, constituida en 1999 en Luxemburgo. 

El documento que consta en la causa judicial Contrat de Cession Daxian 2009 SL1 hace referencia a un nuevo cambio de manos de la empresa propietaria de las acciones del Granada CF en octubre de 2013. Otra entidad luxemburguesa, CLMG Investissement SA adquiere el control indirecto del club de fútbol (a través de Daxian, como siempre) por un precio de 7.050.000 euros. Pero el pago no fue inmediato, sino que se pactó un préstamo materializado en obligaciones con vencimiento en 5 años a un interés del 2%. No consta qué inversores podrían haber participado en esa operación, así que de nuevo se abre una enorme incógnita en la opaca trama mercantil y financiera que afectaba a la propiedad del Granada CF.

Pero el asunto se complica a los pocos meses, porque según otro documento que parece una segunda parte del anterior (Contrat de Cession Daxian 2009 SL 2), entre junio y octubre de 2014 se producen dos nuevas operaciones por las que la accionista del Granada CF pasa a ser propiedad de otra firma luxemburguesa, Sport Investment Two SA, por un precio de 25 millones de euros. El negocio no se formaliza ante notario hasta el 30 de junio de 2015.

En 2014 se pacta la última venta registrada, por 25 millones de euros.

El auto del juez José de la Mata destaca que poco después de esa operación, la sociedad extranjera que se hace con el control del entramado pasa a estar administrada por Kangning Wang, que fue nombrado vicepresidente del Granada CF por Jiang Lizhang, tras la compra del club granadino hecha pública y autorizada en 2016.

Los investigadores cuentan además con otra lista de empresas, que junto a las anteriores superan la veintena, vinculadas también al Granada CF durante todos esos años, tanto con su propiedad como con la “participación en las principales operaciones de adquisición de los derechos económicos de los jugadores y con ciertas inversiones de alto importe efectuadas por la entidad” granadinista.

El Granada CF no tenía “beneficiario efectivo que controlara más del 25% de las acciones”

Una de esas sociedades de titulización (gestionan fondos de inversión), Wealth & Capital Securisitation SA, habría recibido en 2012 una inversión directa de 1,9 millones de euros del Granada CF como préstamo materializado en bonos con vencimiento en 2015 a otra mercantil de nombre muy parecido a la anterior, pero con domicilio en Emiratos. Es decir, que el club de fútbol actúa como inversor y presta esa cantidad millonaria a una firma extranjera.

Un documento de los auditores de aquella entidad (Carta de titularidad efectiva del GCF) revela que “la entidad Granada CF no tendría beneficiario efectivo; no existiría ninguna persona física que tuviera o controlara directa o indirectamente un porcentaje superior al 25% de las acciones o derechos de voto”.

De otro lado, en el balance de otra de las sociedades de titulización extranjeras investigadas, Fifteen Securitisation SA, aparecen créditos contra el Granada CF por valor de 26,7 millones de euros. En este caso es el club deportivo el deudor de unas cantidades que los documentos encontrados relacionan con los derechos de jugadores del equipo como Guilherme Siqueira, Gerardo Ignacio Navarrete, Mohammed Fatau o Richard Boateng.

El juez también ha pedido averiguaciones sobre algunas cuentas donde los investigadores creen que Pozzo podría tener dinero obtenido de las operaciones en el Granada CF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios