Coronavirus en Granada

José Martínez Olmos: “Las medidas tomadas en Granada son restrictivas pero insuficientes ante el coronavirus”

  • El experto en Salud Pública y profesor de la EASP avisa que, aunque las prohibiciones contra el coronavirus den efecto, "la Navidad no va a ser como el año pasado"

José Martínez Olmos, durante una intervención en el Senado José Martínez Olmos, durante una intervención en el Senado

José Martínez Olmos, durante una intervención en el Senado / G. H.

–Denunció en Twitter que hacen falta medidas más enérgicas: ¿Significa que en Granada no se están tomando?

–Claro. Significa que cuando hay un determinado nivel de incidencia y de positividad en las pruebas y en presión asistencial, no en todos los sitios se toman las mismas medidas. Hace mucho tiempo, desde que se estaba trabajando en el documento de la desescalada, reclamé públicamente, y no he parado de hacerlo, que tiene que haber indicadores y umbrales para decir cuándo se pasa de una fase a otra. Cada fase implica una serie de restricciones a la movilidad, desde las mínimas que se dan en la nueva normalidad, a las máximas que serían en confinamiento absoluto. Al no haberlo hecho, ni el Gobierno de España, ni las comunidades autónomas, un semáforo con indicadores para decir si estamos en alerta roja, naranja o lo que sea, pues nos encontramos que sí se están tomando medidas pero son dispersas, contradictorias e insuficientes, y la gente no percibe que estemos dando respuestas similares ante situaciones similares.

–¿Son suficientes las medidas tomadas en Granada?

–No es suficiente ni en Granada, ni lo es en Madrid, ni lo va a ser en Navarra. Tienes que valorar que tienes una incidencia acumulada muy alta, que significa que no para de subir, que la transmisión no está controlada, y que la única manera de controlarla es evitando la movilidad de la gente. Estas medidas están más cerca del mínimo que del máximo. Las que se han adoptado en Granada, como las de Madrid, que aunque están bajando y están en 400, es ocho veces más que lo que dice la OMS, no van a dar el resultado de doblegar la curva a los niveles que necesitamos para que no vayan las personas al hospital, a la UCI, o e mueran.

–¿Podría llegar un confinamiento antes de las dos semanas de vigor de estas medidas?

–Creo que habría que tomar medidas antes. En el Consejo Interterritorial ha puesto en marcha un borrador que define los indicadores. Por encima de 250 y del 15% de positividad es alerta roja. Mañana –por hoy– va a abordar este borrador. La cuestión es que los técnicos coinciden lo que llevamos diciendo los expertos de hace mucho tiempo: hay que poner umbrales. Y los hemos superado. Y eso conllevaría decisiones más drásticas de las que se han adoptado en muchos sitios, también en Granada. Se están tomando medidas duras, pero no están dando resultado a la hora de disminuir la curva, que va para arriba, y el problema de esto es que se nos llenan los hospitales y nos condiciona la atención a otras enfermedades, por eso es urgentísimo definir los valores de umbral.

–¿Plantearía un cierre total? ¿Por cuánto tiempo?

–No planteo cierre total, si no definir los niveles. Ahora se está debatiendo la fórmula de los toques de queda, que es una medida muy potente porque te evita todo el ocio nocturno y la circulación nocturna, y si no puedes salir, te quedas en tu casa. Una medida como esa puede ser buena, pero en cualquier caso de lo que se trata, es que se definan umbrales y medidas, y valorar si son suficientes o no. De todas formas hay un gradiente de que a mayor presión, más restricciones a la movilidad tienes que incorporar.

–Y en Granada se está en situación de limitar la movilidad.

–Aunque asumiéramos que las de Granada (cortar las clases, cerrar los bares, etc...), partiendo de la hipótesis de que son medidas que están bien, son insuficientes porque la gente sigue subiéndose en autobuses atestados, porque la gente sigue durante el día entrando en los bares y estando juntos, están trabajando en condiciones que no son las ideales, porque sigue habiendo movilidad y hay posibilidades de contagios. Son medidas muy restrictivas pero no suficientes.

–En París los empresarios pidieron un cierre total varias semanas para poder salvar la Navidad. ¿Qué medidas habría que tomar aquí?

–Sea toque de queda u otras medidas más restrictivas, mínimo tenemos que estar 3-4 semanas porque los niveles que tenemos, sobre todo en los lugares en los que estamos por encima de 500, son tan altos que no tendrían efecto (nos costó dos meses y medio doblegar la curva). Ahora, la otra cuestión es que buena parte de los contagios se están produciendo en el ámbito familiar y amigos. Las medidas de restringir el número de personas con quien nos podemos juntar, aunque es muy dolorosa, tiene que ver con disminuir los contactos y la probabilidad de contagio. Aunque ayuden a una Navidad más normal, también va a haber que tener en cuenta que las cenas no van a ser como el año pasado. Aunque bajáramos la curva, si nos volvemos a juntar, tenemos más probabilidades de contagiar otra vez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios