Semana de cuarentena en la Plaza del Carmen

Luis Salvador, el alcalde de Granada 'siempre positivo' pese a las cosas del Covid

  • El regidor de la capital se une a la larga lista de políticos nacionales e internacionales con coronaviurs, además en la misma semana del contagio de Donald Trump

Luis Salvador, tras su positivo por coronavirus: "Es un debate mezquino de la oposición acusarnos de actuar tarde" Luis Salvador, tras su positivo por coronavirus: "Es un debate mezquino de la oposición acusarnos de actuar tarde"

Luis Salvador, tras su positivo por coronavirus: "Es un debate mezquino de la oposición acusarnos de actuar tarde" / Photographerssports

En la semana en la que Donald Trump cayó en las garras del coronavirus, el alcalde de Granada, Luis Salvador, no iba a ser menos. El regidor de la 'casa de los líos' de la Plaza del Carmen se una a la larga lista de colegas de profesión que han contraído el Covid-19 como Boris Johnson, Jair Bolsonaro o a nivel nacional algunas figuras sonadas como Quim Torra, Ana Pastor, Ortega Smith, Santiago Abascal, Isabel Díaz Ayuso, Carmen Calvo o Irene Montero entre muchos otros como los alcaldes de numerosos municipios que han dado positivo.

Tiene mérito que algunos políticos que, otra cosa no, pero expuestos han estado hayan tardado tanto en pillarlo como es el caso de Luis Salvador, un hombre agradable de los de saludar siempre (cuando se podía con besos, mano y abrazos) y después con codo, puño o con la mano en el pecho y su larga sonrisa.

El infatigable Salvador, al que se le desea la mejor y pronta recuperación, trabaja ahora desde casa infatigable y sabemos de él gracias a las redes sociales (¡Ay, las redes!) que por ejemplo vibró con la victoria del Granada CF en Suecia que le da derecho a disputar la fase de grupos de la Europa League.

Luis Salvador ha felicitado igual a los policías custodios en su Twitter (de casi 69.000 seguidores) que ha alabado el buen juego del conjunto rojiblanco. Y eso que muchos granadinistas le reprochan ser rojiblanco de rayas verticales y colchoneras.

Desde luego, el alcalde en algo tiene razón y es que el coronavirus le puede tocar a cualquiera, y ahora la china de la mala suerte ha caído de su parte después del foco aparecido en el gabinete de la Alcaldía que mantiene al líder naranja en cuarentena.

Otra cosa que no se puede obviar es que dar explicaciones las ha dado y que poca culpa tiene en contagiarse (como ya han hecho sin quererlo los políticos de todos los partidos habidos y por haber) y que jugar a la demagogia de una manera osada intentando adivinar cuando se contagió ayuda poco a un debate ya de por sí viciado y con pocos espacios para el acuerdo.

No obstante, tanto a él como a su escueto grupo de gobierno con los socios del PP les tocará seguir dando explicaciones y, quien sabe, si enfrenarse al Pleno extraordinario que solicita Vox o a la junta de portavoces con luz y taquígrafos que demanda Podemos-IU, quizás la formación más insistente en que los plenos tienen que hacerse en espacios más grandes y fomentar el teletrabajo en el Ayuntamiento.

La naturalidad es otra de las características de Salvador, quien aseguró que el debate en el que "se ha montado la de Dios" es "mezquino" y que él no pregunta a nadie lo que hace o deja de hacer, ya que es pensador de que el coronavirus tarde o temprano va a tocar a todo el mundo.

Sea como fuere, en la Plaza del Carmen donde todo quisqui camina por el alambre y la solidez del bipartito va por minutos, es normal que se haya montado la que se ha montado. Hay mucho que rascar mientras el Ayuntamiento no sea siempre positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios