Granada

Nuevo salto en el calendario con los plazos del AVE, que llegará en junio

  • El ministro de Fomento asegura que es imposible adelantar la fecha por razones de seguridad

  • Anuncia que la conexión en tren con Madrid por la vía de Moreda se llevará a cabo en noviembre

Comentarios 2

El calendario del AVE ha vuelto a sufrir una patada hacia delante. A pesar de que el PP sostuvo durante todo el tiempo que la alta velocidad llegaría a Granada a finales de 2018, los plazos ofrecidos ayer por el PSOE distan nueve meses de lo anunciado por los populares, lo que supone nada menos que otros 278 días sin alta velocidad en la provincia de Granada. Así lo explicó ayer el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la esperada visita realizada a Granada en la que no vino con las manos vacías.

Ante la previsible lluvia de críticas por un nuevo retraso más en la llegada de la infraestructura, Ábalos detalló que la ciudad será conectada con Madrid por Talgo vía Moreda en el mes de noviembre. Pero además, mostró su compromiso serio para estudiar la mejor fórmula para la integración del AVE en Granada sin obviar otras posibles ubicaciones como el Cerrillo de Maracena, pero sin perder de perspectiva el interés del alcalde por Andaluces y los beneficios que ésta supone por su intermodalidad con el Metro. Pero hay más, Ábalos también anunció que Fomento licitará en el mes de octubre el inicio de la redacción de un proyecto para el diseño de la plataforma en la Variante de Loja para que se inicien las obras a finales de 2019.

Fomento ofrecerá información del avance de las pruebas cada 15 días, según Ábalos

"El AVE llegará en junio; no se trata de una cuestión de voluntad política sino que existe una realidad técnica que impide inaugurar este medio de transporte antes de esa fecha", remarcó el ministro de Fomento que, antes de hacer estas declaraciones, realizó el recorrido en pruebas entre la estación de Santa Ana en Antequera y la estación de Andaluces en Granada capital. Una vez finalizado el trayecto, que duró 53 minutos, Ábalos participó en una comisión de seguimiento del ferrocarril en la Subdelegación del Gobierno.

Proyectos extra a parte, el ministro explicó detalladamente los motivos por los que la inauguración del AVE se va a junio de 2019. Según detalló, el cronograma fija para mediados de enero el fin de las pruebas de seguridad. En estos momentos ya han finalizado todas las pruebas en los tres enclavamientos de la línea con resultado positivo. También han finalizado las pruebas de laboratorio y de concordancia de los elementos en campo. Asimismo, se encuentran finalizadas las pruebas de instalaciones del Control del Tráfico Centralizado (CTC) con la Subdirección de Programación de Instalaciones de Adif que ha diseñado el programa de explotación de la línea.

En cuanto al sistema de señalización ERTMS (European Rail Traffic Magaement System) actualmente se están llevando todas las operaciones necesarias para vincular todas las instalaciones de la LAV Córdoba-Málaga y de la LAV Antequera-Granada para que estas líneas sean compatibles. Cabe resaltar que las pruebas ERTMS nivel 1 de Antequera-Granada se encuentran muy avanzadas. En cuanto al tramo Antequera-Íllora-Granada, ha finalizado en una primera parte a falta del triángulo de Bobadilla. Una vez analizados los registros de estas pruebas se valorará realizar el camino con trenes comerciales. Será con ese sistema RTPC cuando los convoys podrán alcanzar los 300 kilómetros por hora en sus recorridos. Hasta entonces y como sucedió ayer, durante las pruebas con el tren Séneca la velocidad fue algo superior a los 200 kilómetros por hora en los tramos que lo permitieron mientras que en Loja no se pasó de 45 cuando está previsto que se llegue a 65 kilómetros por hora en el futuro.

El ministro, que con todos estos datos aseguró que se ha abierto una etapa de transparencia con la llegada del PSOE al Gobierno central, hizo hincapié en que en ningún momento se plantean acelerar los tiempos que puedan afectar a la infraestructura en materia de seguridad. Tras las pruebas de seguridad, el cronograma establece el inicio de la formación de los maquinistas a cargo de Renfe que se prolongará durante, como mínimo, catorce semanas. Pasada esta fase tanto Renfe como Adif prepararán toda la documentación necesaria que será enviada a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria que es la encargada de dar la autorización final para la puesta en servicio definitiva. "Todo esto nos hace plantear que la puesta en servicio sea a lo largo del mes de junio de 2019", dijo el ministro que aseguró que Fomento va a dar información sobre el estado de cada fase quincenalmente. "Lo que importa es que la alta velocidad entre en servicio con toda la seguridad más allá de otros condicionamientos", dijo el ministro refiriéndose a la inminente oleada de elecciones que se vienen encima.

Respecto a la seguridad del túnel de San Francisco en Loja, los técnicos mantienen que es seguro. Así lo aseguró ayer Ábalos quien, durante el trayecto puedo ver como el tren echaba el frenazo a su paso por Loja donde no superó los 45 kilómetros por hora. "Efectivamente, al pasar, uno nota la proximidad", relató el ministro quien detalló que los informes técnicos garantizan que hay espacio para que las personas bajen del tren y que, en cualquier caso, el AVE es más largo que el propio túnel por lo que podrían salir por las cabeceras que quedarán fuera. "Aunque impresiona no tiene riesgo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios