Sucesos

Un agente de la Policía Adscrita en Granada salva 'in extremis' a una joven que intentó tirarse desde un puente

  • El agente logró coger a la mujer cuando efectuó el salto para suicidarse arrojándose al río

Imagen de archivo del escudo de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía en Granada. Imagen de archivo del escudo de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía en Granada.

Imagen de archivo del escudo de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía en Granada. / G. H.

Salvaguardar la seguridad y proteger. Bajo esta premisa trabajan los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, algo que demuestran cada día, pero también cuando no están de servicio. "Un agente al final lo es las 24 horas", se dicen muy a menudo los efectivos y así quedó de nuevo demostrado este miércoles cuando un agente de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía en Granada, que estaba fuera de servicio, logró salvar in extremis a una joven que pretendía suicidarse arrojándose desde un puente en la capital granadina.

Los hechos se produjeron alrededor de las 23:00 horas del pasado 2 de septiembre, cuando el agente, en ese momento fuera de servicio, pasaba por la zona y observó como la mujer se disponía a saltar la barandilla de un puente con la intención de arrojarse al río Genil.

Ante ello, el funcionario de la Policía Adscrita logró en primer logar coger a la mujer por el brazo y evitar que se lanzar, mientras que después consiguió alejarla de la barandilla. Tras esto, el agente procedió con el protocolo establecido en estos casos y comunicó los hechos a la Sala de Operaciones de la Unidad de Policía Adscrita para que solicitara un vehículo policial a efectos de dar cuenta de lo acontecido.

Fue entonces cuando la joven aprovechó para salir corriendo y saltar por la barandilla, siendo alcanzada por el agente, que consiguió agarrarla por la pierna en el momento que estaba efectuando el salto desde el puente, quedando suspendida en el vacío y el agente con medio cuerpo en el aire.

Según relató el propio miembro de la Adscrita, llegó a temer por su propia vida dada la situación en la que se encontraba, con medio cuerpo en el aire, pero finalmente, tras un gran esfuerzo físico, consiguió subir a la mujer y ponerla a salvo por segunda vez. Posteriormente se personó en el lugar de los hechos una patrulla de la Policía Nacional y una ambulancia del 061, que procedió al traslado de la mujer al PTS de Granada. Por su parte, el agente fue atendido en la Clínica La Inmaculada por un dolor dorsal como consecuencia de la presión que tuvo que ejercer contra la barandilla para evitar que la joven se precipitara al vacío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios