Granada

"Sólo tenemos dos radiadores por aula. Si ponemos más, saltan los plomos"

  • El colegio Inmaculada del Triunfo denuncia la precaria situación en la que dan clase

Comentarios 18

Las clases en el colegio Inmaculada del Triunfo se están dando con 3 o 4 alumnos. El resto de los niños convalecen en casa con resfriados, procesos gripales y pulmonías. No sólo los alumnos, media plantilla docente está de baja al sufrir las consecuencias de tener que caldear todo un centro educativo a base de radiadores "anticuados y en malas condiciones", algo que parece imposible, pero que es real.

Fuentes de la junta directiva del centro explicaron ayer a este periódico que la situación se ha vuelto insostenible y que dar clase en esas condiciones va contra la salud de profesores y alumnos. "Tenemos niños de 3 años que, directamente, sus padres no los traen a clase porque esto es peor que estar en el Polo Norte".

El equipo directivo explica que para calentar el colegio cuentan con una serie de radiadores en el pasillo y otros dos, por cada aula. "Nosotros los encendemos en cuanto llegamos pero caldear todo un colegio a base de radiadores antiguos no es fácil y, para colmo, cuando encendemos más de la cuenta saltan los plomos". Los maestros apuntan que cuando las instalaciones comienzan a estar calientes es, precisamente, cuando los niños tienen que volver a casa por lo que el centro se calienta cuando no hay nadie.

Este problema lo llevan sufriéndolo desde hace años pero la ola de frío y las bajas temperaturas que se están registrando en Granada últimas semanas han sido la gota que ha colmado el vaso por lo que reclaman medidas urgentes.

Las mismas fuentes aseguran que son numerosos los escritos que han remitido al Ayuntamiento, la Delegación de Educación y al Servicio de Infraestructuras y Servicios Educativos de la Junta (ISE) para que atiendan sus necesidades pero, por el momento, "nadie nos da una respuesta concreta y, básicamente, unos y otros se dedican a tirar balones fuera mientras en el colegio nos congelamos de frío".

Los docentes apuntan que el Servicio de Infraestructuras de la Junta les trasladó que el colegio se encuentra en lista de espera para instalar calefacción de biomasa "pero la lista de espera puede ser eterna y así no podemos seguir".

El equipo directivo del Inmaculada del Triunfo lamenta que un colegio con más de 240 alumnos, en pleno centro de Granada y con una gran tradición docente, tenga sillas y mesas de los años 60, un mobiliario anticuado o que, por ejemplo, ni se recuerde la última vez que se pintó. "Reclamamos atención, que las administraciones nos escuchen y que tomen medidas de manera rápida y eficaz. Trabajamos con niños y no podemos permitir estas situaciones", sentencian.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios