Candel, investigado

Spiriman se enfrenta ahora a la jueza Jiménez, que procesó a Torres Hurtado y Juana Rivas

  • El médico protagonizó una de las sesiones de declaraciones más tensas que se recuerdan en los juzgados de la capital 

  • A su salida, amenazó a la magistrada con una querella

Spiriman en su visita al juzgado de Instrucción 2 para declarar como investigado. Spiriman en su visita al juzgado de Instrucción 2 para declarar como investigado.

Spiriman en su visita al juzgado de Instrucción 2 para declarar como investigado. / Álex Cámara (Granada)

Comentarios 1

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez Muñoz, ordenó en 2016 la gran operación policial de detenciones y registros contra el alcalde José Torres Hurtado e importantes empresarios de esta provincia; ha mandado a juicio a casi todos los miembros del anterior gobierno del PP por el caso Serrallo, y logró que Juana Rivas entregara a sus hijos al padre. Ahora se enfrenta a Spiriman, el médico granadino que se ha convertido en estrella de las redes sociales y que ya tiene varias causas judiciales abiertas por posibles injurias a algunas personas en sus famosos vídeos de internet.

Jesús Candel anunció ayer que presentaría una querella contra la jueza Jiménez, minutos después de terminar su declaración como investigado en la segunda causa que la magistrada instruye contra él. Según informaron fuentes judiciales, la comparecencia de Spiriman fue un episodio tenso que duró apenas 10 minutos y en el que la jueza tuvo que llegar a advertirle de la posibilidad de ser detenido si mantenía su actitud y la forma de manifestarse en presencia de la autoridad judicial.

La clave de la comparecencia es un vídeo aportado por la Fiscalía (que es la parte denunciante en este caso), en el que el investigado manifiesta algunos insultos contra el fiscal jefe provincial, Pedro Jiménez Lafuente, que son el motivo por el que se le imputa un posible delito.

El médico ha tratado de evitar que se reproduzca el vídeo durante su declaración y para ello explicó que esta misma semana ha puesto una denuncia ante la Policía Nacional por usurpación, tras conocer la existencia de un canal de Youtube con un nombre parecido al suyo que supuestamente manipula sus imágenes para ofrecer simbología nazi e incitar al odio.

“No es propiedad mía, tiene vídeos completamente manipulados con imágenes subliminales de violencia a la mujer, con simbología nazi, xenofobia, mensajes homófobos y titulares cambiados”, afirmó Candel a los periodistas, tras su salida del juzgado de la Caleta.

Esto no impidió que el vídeo, principal prueba de cargo contra él aportada por la Fiscalía, se visualizara. El médico acusó después a la jueza de “utilizar pruebas falsas”, en alusión a este documento audiovisual, que hasta ahora no había sido impugnado por el investigado en sede judicial. Por eso anunció una querella contra ella y una queja al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces.

La jueza que lo investiga por las posibles injurias contra el fiscal jefe es la misma que hace escasos días dictó un auto por el que lo procesaba y ponía a un paso del banquillo, esta vez por supuestas calumnias contra Susana Díaz y el que fue consejero de Salud Martín Blanco. En aquella declaración de Spiriman de hace un mes también se reprodujo el vídeo donde el investigado se reconoció, aunque matizó que sólo era una crítica y no un ataque personal.

Ahora Candel ha cambiado su estrategia de defensa, al no querer admitir el vídeo publicado y emprender otra batalla contra la propia jueza que lo investiga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios