Pevau 2020

Test de Covid-19 para los docentes que participan en las pruebas de Selectividad en Granada

  • Es obligatorio el uso de mascarillas

  • Los inscritos, más que en otros años, no podrán ir si tienen síntomas

  • Tres alumnos se examinan aparte

Imagen de archivo de las pruebas de la Pevau en el V Centenario. Imagen de archivo de las pruebas de la Pevau en el V Centenario.

Imagen de archivo de las pruebas de la Pevau en el V Centenario. / R. G.

Los docentes de Secundaria y de la Universidad de Granada que participan desde mañana martes en la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pevau) se harán pruebas del coronavirus para descartar riesgos. Los test se realizan desde finales de la semana pasada y se prolongan hoy. Es una más de las medidas adoptadas para garantizar la seguridad en los exámenes, previstos desde mañana martes y hasta el jueves y en los que hay algo más de 7.000 inscritos, de los que unos 6.000 se examinarán en las 29 sedes dispuestas en la provincia por la Universidad de Granada.

La medida de hacer test va en línea con las tomadas por Educación, que anunció que realizaría pruebas del Covid a su plantilla entre finales de este curso y comienzos del próximo. Unos 200 docentes pasaron el chequeo el pasado 30 de junio, antes de comenzar el programa de refuerzo estival.

En esta edición de la Selectividad también será obligatorio el uso de mascarillas, los exámenes guardarán una cuarentena de seis horas antes de su manipulación y se han extremado las medidas de limpieza e higiene. Además, los alumnos que presenten síntomas no podrán acceder a las sedes de la prueba, restricción que también afecta al profesorado y personal de administración que participa en la gestión y control de estas intensas jornadas, unas 600 personas.

Para garantizar la distancia de seguridad la Universidad de Granada ha previsto la disminución del número de estudiantes por sede (con un máximo de 250 alumnos) y el aumento de las mismas. El horario de citación para comenzar con los llamamientos será de 7:30 a 8:30 horas. Se deberá aguardar el llamamiento guardando la distancia y preservar ese distanciamiento durante toda la jornada. Se ha dispuesto que las fuentes de agua estén clausuradas, por lo que los alumnos deberán llevar su propia botella de agua. Las mochilas, a su vez, podrán estar debajo de las mesas, y no a la entrada del aula, como era lo habitual. Las salidas también serán ordenadas y no se permitirán corrillos ni el acceso de familiares o allegados a las sedes.

Este año se ha evidenciado con los números en la mano un aumento en el número de inscritos en la prueba. Este incremento es más acusado en los matriculados de la fase general. De unos 5.300 estudiantes de la convocatoria de junio de 2019 se ha pasado a unos 5.900. De la parte específica, a su vez, se ha pasado de unos 700 inscritos a cerca de 1.200. De los 7.000 matriculados, tres han alegado ser grupo de riesgo y se examinarán aparte para reducir el riesgo de contagio.

Este repunte obedece a varios factores, uno de ellos el incremento del número de aprobados en Bachillerato tras un curso como poco atípico, marcado por la suspensión de las clases presenciales el pasado 16 de marzo, la decisión de no volver a las aulas en lo que quedaba de curso y el retraso en la celebración de las pruebas de la Pevau.

Según el director de la Unidad de Orientación Académica y Acceso a la Universidad, Juan Luis Benítez, también se baraja como una de las causas del aumento de alumnos el ‘efecto llamada’ ante la creencia de que los exámenes puedan ser más fáciles que en años anteriores.

Habrá que esperar a los resultados para conocer si en efecto la tasa de aprobados es mayor o no que en ediciones convencionales. Los resultados de la prueba se publicarán entre las 8:00 y 10:00 horas del jueves 16 de julio, día que comienza el plazo de preinscripción a las 11.000 plazas de la UGR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios