Ampliación de Sierra Nevada “Trabajo para atraer inversores privados y ampliar la estación”

  • Justo Uslé, autor del plan de expansión del dominio esquiable de la Sierra, aboga por una “racionalización” de los recursos y la ayuda pública para impulsar los accesos

Justo Uslé es arquitecto, profesor de esquí, y ha trabajado en estaciones de toda Europa Justo Uslé es arquitecto, profesor de esquí, y ha trabajado en estaciones de toda Europa

Justo Uslé es arquitecto, profesor de esquí, y ha trabajado en estaciones de toda Europa / Carlos Gil

–¿En qué consiste este plan? ¿Una ampliación de la superficie esquiable o una racionalización de Cetursa?

–Pues todo. No se puede plantear nada que económicamente no sea factible. Lo primero que debemos saber de la Sierra es que es de Granada. Es un escenario económico importante. Supone el 26% del PIB del sector turístico. Esto tiene una importancia muy grande en el empleo y en la imagen. Conozco muchas estaciones de invierno, y ninguna tiene Granada a 25 minutos. La sociedad granadina parece que está conducida hacia la protección del parque como si fuera el bien sumo, pero no se va a hacer nada contra el parque. Lo que no hay que hacer es seguir construyendo allí. La Sierra fue una hasta la intervención de Jerónimo Páez para los Mundiales del 96, y otra después. Hay un escalón donde su subió el nivel de calidad y luego no se ha hecho nada. Él se tuvo que apoyar en unos Campeonatos del Mundo para traer una inversión milmillonaria, y eso quedó ahí, y de eso se está aprovechando la Sierra ahora mismo.

–Pero Sierra Nevada ganó una repercusión con aquellos Campeonatos de la que sigue viviendo.

–Pero no tanto como se cree. La verdadera impronta se trajo en la infraestructura que se creó. Nadie va a esquiar a un sitio que ha salido en las noticias por un Campeonato. Todas las estaciones que han acogido unos Campeonatos del Mundo son muy pequeñas que necesitan atracción. Sierra Nevada no lo necesita siendo la estación más meridional de Europa, con mejor meteorología y más alta, que para la calidad de la nieve es fundamental. Somos únicos. Es un problema de racionalización de los servicios que tenemos que dar.

–¿Cuál es el gran problema económico de Sierra Nevada?

–Esto ha sido en la última etapa de la dirección. Después de Jerónimo hubo directores que contuvieron el gasto, se racionalizó, y algunos activos se pusieron en marcha, pero la última etapa ha sido económicamente muy mala. Por eso la Junta ha actuado al poner a un inspector de Hacienda, que está muy bien porque quién mejor para racionalizar el gasto y la administración. En otra situación sería anómalo.

–¿Por qué se llega a esta situación?

–Cuando se hicieron los Campeonatos del Mundo se firmó un convenio laboral que ha resultado nefasto para la explotación. Tiene unas circunstancias de unas 35 horas que no vale, que tiene unos premios por antigüedad acumulativos que llega un momento en el que se comen todos los beneficios, y nadie ha sido capaz de hacer frente a esa situación porque todo director tiene pánico a que le hagan una huelga y paralicen la estación. No han racionalizado el gasto y han gastado mucho más. La recaudación se mantiene bien, cerca de los 30 millones, pero si el 45% se lo llevan los salarios y encima se meten en florituras que cuestan mucho dinero.

–Este plan propone una ampliación del dominio esquiable.

–Andalucía está sacando déficits. Sería absurdo que dinero público se dedicara al esquí, por eso voy al sector privado. Estoy trabajando tanto para el estudio de la estación como para la atracción del capital a través de inversores privados que estén interesados en la ampliación del dominio esquiable. No estoy aquí para proponer un plan muy bonito y colgarlo de la pared. En ese momento en que se llegaran a plasmar todos los procesos administrativos y políticos, tiene que haber una ampliación de capital para abordar las infraestructuras necesarias. Cetursa ha perdido el 36% de los fondos propios en estos años. Así no puede ir a ningún sitio. Necesita capital y ese entiendo que la Junta no lo debe poner porque tiene necesidades sociales más importantes.

–¿Y tiene a alguien que le haya abierto la puerta interesado?

–Sí, hay de todo. No puedo dar información de eso. Hay interés, sin duda alguna. Siempre que se produzca una ampliación del dominio y mejora de las infraestructuras.

–Este plan se lo ha remitido a la Junta de Andalucía.

–Al nuevo Gobierno le envié un extracto.

–¿Ha recibido contestación?

–No. La espero. Si los medios actualizan el debate, tendrán que contestar.

–¿Por dónde propone la ampliación del dominio esquiable?

–Trato de mostrar un abanico de posibilidades. No quiero que sea el plan de Justo Uslé y tiene que ser este y si no, nada. Así no vamos a ningún lado. Ofrezco cuatro escenarios posibles para la ampliación. Unos tienen más problemas que otros. Unos están tocados por el parque y otros no. Unos tienen más capacidad y otros menos. Yo manejo unos estándares de 15 esquiadores por hectárea. Hay muchos tipos de estaciones. Esta es de las más concentradas que conozco porque como al final de los Mundiales le pusieron un corsé con el límite del Parque Nacional, la estación creció hacia adentro. Y eso significa congestión. Hay pistas que se cruzan, que es donde se producen los accidentes.

–¿Qué se haría en el Tozal del Cartujo?

–Nada. Llegan ahí, poner unos catalejos para ver el mar, el esquiador se baja esquiando.

–Sierra Nevada ha crecido con un modelo de plazas.

–Todo se ha quedado pequeñísimo. Hay días que no se puede ni andar de la gente que hay. Continúo el esquema de Jerónimo de plazas. Primero empezó con la Sol y Nieve que inauguró Fraga en 1969 y luego amplió Jerónimo con la Plaza de Andalucía. Pero me voy más adelante. Donde está la Fuente del Mirlo, lo que hago es diseñar un aparcamiento de 5.500 plazas, cinco plantas y 42.000 metros cuadrados de superficie. Es como la Plaza de Andalucía pero sin residencias. Esa es la diferencia.

–El asunto importante es el de los accesos.

–Se ha hablado cantidad de cosas de que si hacerlo por Nigüelas, Lanjarón. ¿Pero de qué estamos hablando? Si lo que hay que hacer es todo lo contrario, acercarlo a Granada, no alejarlo. La propuesta del Caballo anterior era construir y hacer pisos. Eso les encanta. Durante el día se coge uno el coche, lo deja en el aparcamiento, se coge el Mayrhofen y a esquiar, y a la tarde a casa a Granada. Entonces lo que hay que hacer es arreglar el accesos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios