Granada

Un 'error' de la UGR obliga a empleados de los Comedores a devolver 1.000 euros

  • El comité de empresa anuncia huelga en el servicio al entender que el dinero cobrado forma parte de un acuerdo firmado por el rector en 2010

Comentarios 1

Si no se llega a un acuerdo, los estudiantes que acudan a los Comedores Universitarios próximamente se encontrarán, por unas horas, con las bandejas y los platos vacíos. Los cuatro centros dependientes de la UGR: Campus Centro, Fuentenueva, Aynadamar y Campus de Cartuja están organizando una huelga apoyada por unanimidad por el pleno del comité de empresa del PAS-L de la que todavía se están ultimando los detalles. El motivo de esta protesta es la anulación del acuerdo de compensación de las especiales condiciones del servicio de hostelería con fecha a 31 de mayo de 2004, para regularizar el pago de festivos.

Este acuerdo contempla, en primer lugar, un concepto económico por especiales condiciones de trabajo que fue prorrateado en doce meses así como un segundo, referido al pago de los sábados durante el tiempo que los comedores están abiertos, que cada año varía en función del calendario.

Un documento que se vio reforzado en 2010 cuando el actual rector se presentó a candidato, pues "ellos prometieron en esos momentos subir la cantidad del servicio de comedores". Hecho que no se quedó en una promesa, sino que se llevó a cabo de tal forma que en 2010 se dio una orden de pago de 70 festivos en lugar de 35. Sin embargo, el gerente ha decidido congelar este acuerdo y solicitar a los trabajadores el dinero cobrado desde 2010 afirmando que se trata de un acuerdo erróneo pese a que está firmado por el actual rector de la UGR. Según informan en una nota, el gerente ha paralizado el pago de estos festivos y además exige la devolución de las cantidades, según él indebidas, desde 2010. "Estamos hablando de una cantidad anual a devolver de aproximadamente 1.148 euros anuales, unos 95,69 brutos al mes".

Aunque el gerente lo califica de error, desde FETE-UGT, creen que este recorte está más bien relacionado con las propias cuentas de la Universidad que han llevado al gerente a tener que recortar "y que mejor manera que de los Comedores Universitarios", se lamenta Marisa Bautista, secretaria de organización.

Entre las soluciones que propone la gerencia para resolver este conflicto se ha propuesto, por un lado, la devolución de ese supuesto "pago indebido", ó mediante el desempeño por parte de los trabajadores de horas de trabajo repartidas en la primera quincena de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios