LUCHA POR LA CUSTODIA

Verano del 2019, otra ‘batalla’ perdida para Juana Rivas: sus hijos regresan a Italia

  • Trató de apurar al máximo el plazo para evitar que los menores volvieran con Arcuri al "temer" por ellos

Imagen de archivo de la maracenera, Juana Rivas. Imagen de archivo de la maracenera, Juana Rivas.

Imagen de archivo de la maracenera, Juana Rivas. / Álex Cámara

Denunció a su expareja, Francesco Arcuri, por presunto maltrato a sus hijos, de cinco y trece años; solicitó a los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía que se hicieran con la tutela de los menores y trató de apurar al máximo el plazo para devolverlos a Italia después de haber pasado con ellos varios días en España. Pero, pese a todo ello, los hijos de Juana Rivas volvieron ayer a Italia, tal y como estaba estipulado en el acuerdo. Juana Rivas ha perdido otra 'batalla' en su lucha por recuperar la custodia de sus hijos y que estos vivan en España.

Según el acuerdo judicial, los niños debían regresar ayer a Carloforte, donde residen con el progenitor después de que los tribunales italianos concediesen a Arcuri la custodia el pasado mes de marzo. Tal y como indicó el abogado del progenitor en España, Enrique Zambrano, a la agencia Efe, la entrega se produjo "con total normalidad" tal y como estaba estipulado para el 15 de agosto. Y es que la Audiencia de Granada fue la primera en 'tumbar' la petición de medidas cautelares que la maracenera había solicitado para que los menores permaneciesen en España.

El pasado 22 de julio, Juana Rivas denunció a Arcuri tras acusarlo de delitos de violencia doméstica, lesiones y amenazas de muerte a sus hijos. Según alegó la maracenera, el progenitor, además de agredir a los menores, les habría dicho que si en agosto no volvían a Italia, "los buscará para matarlos".

Esta querella, que recaló en el Juzgado de Instrucción 3 de Granada, fue derivada a Italia, ya que los hechos denunciados se habrían cometido en este país. Sin embargo, Rivas recurrió a la Audiencia de Granada y solicitó medidas cautelares "para proteger" a los menores, según indicó. Pero este lunes 13 de agosto, la Sala de Vacaciones de la Audiencia desestimaba su apelación y descartaba la toma de medidas cautelares al "carecer de jurisdicción".

A la par, la maracenera solicitó a la Junta de Andalucía que se hiciese cargo de la tutela de los niños. Todo ello para que así no regresaran a Italia. Su petición llegó al punto de que incluso instó a la institución andaluza a que valorase el ingreso de sus hijos en un centro de menores, petición que, según indicaron el mismo lunes desde la Junta, estaba siendo estudiada por los Servicios Sociales.

Asimismo, el Centro de la Mujer de Maracena solicitó a los Ministerios de Presidencia y de Asuntos exteriores protección para los menores. En concreto, solicitó "las medidas cautelares que, a fecha de hoy, no se han adoptado en España; las cuales permitan la protección de los niños desde el mismo día 15 de agosto, impidiendo la entrega al padre, hasta tanto no se hayan culminado las investigaciones en curso". Pese a ello, y aunque Rivas trató de apurar hasta última hora para evitar que los menores regresasen con Arcuri, ayer tuvo que acatar lo estipulado después de que en marzo se quedase sin la custodia.

Ahora, prosigue su lucha judicial que hace unos días se conocía que el Supremo admitía a trámite el recurso a la condena en España, por la que se le impusieron cinco años de cárcel y seis de pérdida de la patria potestad de sus hijos, por dos delitos de sustracción de menores tras haberse fugado con ellos durante aproximadamente un mes en el verano de 2017, y haber desobedecido la orden judicial que la obligaba a devolverlos al padre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios