Aromas y Sabores

Vinos para endulzarnos la vida

  • No son vinos muy consumidos, quizás por desconocimiento, pero una vez que los prueba se vuelven imprescindibles en nuestras listas de vinos preferidos

Vinos para endulzarnos la vida Vinos para endulzarnos la vida

Vinos para endulzarnos la vida / Degusta Jaén

Todavía, hasta que pasen por nuestros hogares esta noche los Reyes Magos y mañana sea el día mágico de abrir regalos, es periodo navideño y seguro que en muchas casas sobran aún los mantecados, los turrones y otras delicias que iremos terminando a lo largo del mes de enero.

Seguro que a usted también le pasa. En cuanto llega una visita, sacamos la bandeja y la ponemos sobra la mesa, si es por la tarde, con un café, un té o incluso un chocolate. Pero… ¿por qué no con una copita de vino dulce? Esta sea, quizás, una de las tradiciones que se están perdiendo, pues no hace tanto era frecuente agasajar a las visitas con unas pastas (o los dulces de navidad que aún tenemos) y un “vinito” dulce.

Pero… ¿Qué es un vino dulce? ¿Son todos iguales? Se considera que un vino es dulce cuando su cantidad de azúcar residual (es decir, la que queda en el mosto después de la fermentación alcohólica) es superior a 45 gramos por litro.

Esa dulce concentración en el vino se consigue de diversas maneras. La respuesta se encuentra en los distintos tipos de vinos dulces que se producen en España. Pudiendo ser vinos dulces naturales o vinos naturalmente dulces.

También podemos encontrar los vinos semidulces, vinos con menor concentración de azúcar, muy agradables al paladar y que son perfectos para iniciarse en el mundo del vino, ya que son muy agradables de beber.

Tipos de vinos dulces que existen en España

Aunque parezca un juego de palabras, existen dos grandes grupos: los vinos naturales y los vinos naturalmente dulces.

Vino Dulce Natural

Cuando un vino se endulza, es decir, se le añade un vino dulce a un vino seco, o se añade mosto de uva, para mejorar su contenido en azúcar, se denominan vinos dulces naturales. Dentro de este grupo tenemos, por ejemplo:

Vinos Cream: Estos vinos generosos vienen de un vino seco generoso, que durante un tiempo ha sufrido una crianza oxidativa en barricas de gran tamaño, con matices de aromas muy peculiares como almendras, maderas y pasas. Pero debe quedar claro, que al crear un cream se le añade un vino dulce o mosto concentrado, con lo que conseguimos un vino dulce, agradable y con matices infinitos creados por la crianza en barrica. Se elaboran en la Denominación de Origen Jerez.

Vinos Mistela: No es un vino persé, ya que este producto tiene una elaboración especial puesto que se encabeza con alcohol el mosto, de manera que este no pueda fermentar, ya que el alcohol mata gran parte de las levaduras fermentativas.

Vinos Naturalmente Dulces

Cuando los vinos han conseguido su dulzor, o contenido en azúcar, de manera natural, porque esa concentración de azúcares es tan alta, que las levaduras fermentativas no pueden sobrevivir a su propia producción de alcohol, se le denomina vino naturalmente dulce. Esta cantidad o concentración de azúcar se consigue con las uvas en la propia viña o bien con procesos de secado o congelación una vez recolectadas las uvas.

Son vinos muy elegantes, con una acidez magnifica que les sorprenderán y no podrán dejar de disfrutarlos. Son vinos muy valorados por los críticos de vinos. Dentro de este grupo tenemos:

Vinos de hielo: En este caso se recolectan las uvas congeladas en la viña o se llevan a cámaras, donde las uvas recolectadas se procesan para congelar. Este proceso, en viña o en bodega, hace que el agua de la uva se congele y cuando se prensan, las uvas que producen el mosto, creen un líquido muy rico en azúcares, produciendo vinos dulces deliciosos. Los elaborados con uva congelada en la propia viña suelen elaborarse en países donde las nevadas son muy tempranas y coinciden con una buena madurez de la uva, como Austria o Canadá. En España se elaboran algunos con muy buenos resultados pero congelando la uva tras su recolección.

Vinos de vendimia tardía: En este caso se busca con una recolección en viñedo tardía, que las uvas se pasifiquen de manera ligera en la planta, consiguiendo puntos de maduración elevados y concentraciones de azúcar muy altas, consiguiendo vinos redondos y muy sabrosos. Se producen en casi toda España pero son famosos los de Navarra.

Pedro Ximénez: Uno de los vinos dulces por antonomasia en España, que se produce recogiendo las uvas en perfecto estado en la viña para asolear las uvas en esparteras, consiguiendo una pasificación de uva y por tanto una deshidratación de las mismas, con lo que las concentraciones de azúcar son elevadas y los aromas diferentes y agradables. Elaborados bajo el paraguas de la Denominación de Origen Jerez o bajo el de la Denominación de Origen Montilla- Moriles, son admirados en el mundo entero.

Tanto los vinos dulces naturales como los naturalmente dulces son ideales para consumir todo el año acompañando postres, un maridaje que dependerá del tipo de postre, ya que si éste es muy dulce, habrá que buscar vinos con notas más ligeras en azúcar o aromas más secos como los frutos secos. Es muy importante que la acidez de estos vinos esté bien equilibrada con el azúcar para que no resulten empalagosos. ¡Salud y que los disfruten!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios