AVE Granada El alcalde apuesta ahora por soterrar, pero de forma barata

  • Luis Salvador se desdice del anuncio del pasado viernes, cuando propuso “alternativas” a esta solución, y revela que Fomento ya estudia la integración de las vías bajo tierra

Un tren AVE en la polémica entrada a la Estación de Granada Un tren AVE en la polémica entrada a la Estación de Granada

Un tren AVE en la polémica entrada a la Estación de Granada / Carlos Gil

Habrá soterramiento de las vías del tren en su entrada a Granada. O algo parecido. El alcalde de la capital, Luis Salvador, se desdijo ayer de sus explicaciones del pasado viernes acerca de la idea de convocar una reunión entre instituciones para “estudiar temas alternativos que puedan dar exactamente el mismo rendimiento que se está pretendiendo con el soterramiento”. Por el contrario, apostó con un “rotundo compromiso” por la solución ya consensuada de enterrar las vías a su paso por los barrios de La Chana y La Rosaleda.

Además, el regidor de Ciudadanos desveló que el Ministerio de Fomento ya tiene el encargo de realizar un nuevo estudio para el soterramiento del AVE a su entrada en la ciudad, previsto para el año 2020, y que será a raíz de este cuando al Gobierno central le toque “mover ficha” y “presentar su propuesta” para “buscar nuevas fórmulas que permitan a la ciudad abaratar su aportación”.

Luis Salvador incidió en que solicitará a Fomento el inicio de los contactos para “abordar un acuerdo entre las tres administraciones” de las que depende la obra del soterramiento (Gobierno, Junta y Ayuntamiento) que permita al Consistorio ver reducida su aportación al proyecto, según Salvador, “tras los años de sacrificio colectivo de la ciudad”.

El alcalde mantiene su posición en la búsqueda de una solución más económica para la capital en la integración de las ferrovías, aunque varía su postura con respecto al planteamiento de optar por una obra diferente al soterramiento. Salvador se refirió exactamente el viernes pasado, durante la presentación de las obras del nuevo parking paralelo a la Estación de Andaluces, de la intención de convocar una reunión para “abrir un debate sincero y ver cuáles son las posibilidades de adecentamiento y de entrada del AVE en la ciudad, porque hoy hay temas alternativos que pueden dar exactamente el mismo rendimiento que se está pretendiendo con el soterramiento”.

Con el anterior proyecto de entrada bajo tierra de las vías del tren, con una nueva estación, la ciudad tenía que aportar una cantidad cercana a los 75 millones de euros que en las condiciones económicas actuales del Ayuntamiento, sometido a un plan de ajuste, con unos presupuestos prorrogados desde el año 2015, y con una pesada deuda encima, no puede afrontar.

“Queremos, y Granada merece, la integración del AVE, si bien la realidad económica del Ayuntamiento es muy complicada debido a la gestión heredada de anteriores equipos de gobierno, con casi 300 millones de euros de deuda y un plazo de pago a proveedores de 208 días, algo que nos dificulta que podamos tener los 75 millones de euros que requiere la aportación municipal a las obras para ponerlos encima de la mesa”, explicó Salvador.

Salvador ha pedido “embellecer” el entorno de la Estación con una nueva iluminación

Esta urgencia económica del Ayuntamiento de Granada contrasta con la necesidad imperiosa de buscar una solución a la entrada de las vías del AVE en la capital, que divide a los vecinos de La Rosaleda y La Chana, y que desde hace años se han levantado en protesta cuando vieron que en los planes para la llegada de la Alta Velocidad a Granada no se contemplaba la opción de meter las vías bajo tierra, desaprovechando así la oportunidad histórica de unir los dos barrios y ganar un espacio nuevo para la ciudad.

Aparte del asunto del soterramiento, el alcalde de la capital anunció el comienzo de los contactos con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias para los usos del viejo edificio de la Estación. De entrada, Luis Salvador pretende un “embellecimiento” de los alrededores de la terminal granadina, en concreto de una nueva iluminación exterior del inmueble en cuyo interior se ha habilitado una nueva oficina de atención al viajero, dejando el espacio de la anterior para una futura instalación comercial.

El alcalde también pretende que ubicar en las dependencias de Adif en la Estación de Andaluces de un centro de recepción turística para los visitantes que llegan a la ciudad a través de los servicios de alta velocidad, y que contará con un punto de información sobre el proyecto de Capitalidad Europea de la Cultura de la ciudad para 2031.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios