Tráfico

Fin de semana de retenciones kilométricas en la autovía a la Costa

  • Las obras del enlace con la Segunda Circunvalación a la altura del Suspiro del Moro, origen de las afecciones al tráfico

Comentarios 1

El tiempo soleado que ha reinado en la provincia durante todo el fin de semana ha sido el impulso que ha provocado fuertes retenciones de tráfico en la carretera de la Costa, la A-44, que durante el sábado y el domingo han presenciado episodios de un intenso trasiego de vehículos tanto en sentido Motril como de vuelta a la capital.

Esta tarde, la Guardia Civil registró a última hora de la tarde al menos dos kilómetros de colas entre Padul y Dúrcal. También se registró tráfico intenso en la antigua N-323a, vía alternativa que escogieron algunos conductores para intentar salvarse del atasco.

Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico detallaron a esta redacción que el problema principal para que se produzcan estas retenciones están siendo las obras de la Variante Exterior de Granada, la llamada Segunda Circunvalación, que en su futuro tramo de unión con la autovía de la Costa ha obligado a cortar uno de los carriles y habilitar uno solo por sentido entre los términos municipales de Otura y Padul.

Las obras está previsto que finalicen para el mes de abril, justo antes de Semana Santa. Fomento había dado este plazo para evitar, precisamente, en lo máximo posible las afecciones a la circulación derivadas de ese periodo vacacional. Pero el anticipo del tiempo apacible en los dos últimos fines de semana ha provocado, de nuevo, las colas en la carretera hacia la playa.

También hubo colas en la antigua Nacional, que algunos conductores usaron de alternativa

Ya el sábado se produjeron colas y tráfico lento al menos durante 10 kilómetros en sentido Motril por la mañana, incidencia que se volvió a repetir ayer domingo aunque con menor incidencia en la matinal. Por la tarde se repitieron las afecciones al tráfico, que fuentes de la Guardia Civil advirtieron que serán frecuentes mientras duren las obras de enlace de la A-44 con la Segunda Circunvalación. A última hora de la noche, aún persistían los problemas en este punto conflictivo situado a unos metros del puente del Suspiro del Moro.

Algunos conductores optaron por evitar el atasco tomando la vieja carretera Nacional, que también sufrió un tráfico bastante denso sobre todo en las proximidades de Otura, en la rotonda de incorporación a la autovía, donde el tráfico llegó a estar parado, según algunos conductores.

El problema de los atascos en la carretera de la playa que parecía que se iban a acabar con la apertura de la A-44 se repiten en fines de semana puntuales, tanto en temporada alta como en temporada baja. Las incidencias suelen comenzar poco antes de la primera salida de Dúrcal en sentido Granada, momento en el que los tres carriles que suben por el tramo del Valle de Lecrín se reducen a dos, además con una fuerte diferencia de velocidad entre vehículos lentos y rápidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios