Movilidad y sucesos

Las bicicletas, el objeto de deseo para los ladrones en Granada

  • El robo de bicis suma y sigue con más de 60 recuperadas por la Policía Nacional en lo que va de año

  • En 2018, la empresa que gestionaba las bicicletas de alquiler dejó de prestar servicio en la ciudad ante las sustracciones y daños sufridos

Imagen de archivo de un granadino circulando en bici por la ciudad. Imagen de archivo de un granadino circulando en bici por la ciudad.

Imagen de archivo de un granadino circulando en bici por la ciudad. / G. H.

La concienciación con el medio ambiente cada vez es mayor entre los granadinos. La apuesta por el transporte público o sostenible es una de las principales medidas que desde las distintas instituciones se trata de implantar desde hace años. Sin embargo, en este sentido Granada tiene una asignatura pendiente y no como ciudad, sino a nivel de la ciudadanía: las bicicletas. Cada vez son más los que apuestan por desplazarse en bici, pero a la par que crece el número de granadinos que van 'a dos ruedas' también lo hace el número de denuncias por robos de bicicletas. Tal es así que, de los cientos de denuncias por estos hurtos, la Policía Nacional de Granada ha logrado recuperar un total de 60 en lo que va de año.

Según informan desde el Cuerpo, "el aumento del uso de este medio de transporte en los últimos tiempos como medio de desplazamiento conlleva el hecho de que se acreciente el número de personas que puedan ver en su sustracción un modo ilícito de obtener dinero, así como apropiarse de algunas de ellas para el uso de los propios autores de los robos".

Los centros educativos, deportivos o sanitarios son los lugares de la ciudad donde más se sufre este tipo de robos, según la Policía Nacional, que además advierte de cómo es el modus operandi más empleado para el la sustracción de bicicletas: la fractura de las medidas de seguridad, principalmente antirrobos o candados, entre los que los ladrones suelen escoger aquellos que les resulta más fáciles de cortar.

Precisamente, el robo de bicicletas fue uno de los motivos, junto a los actos vandálicos contra ellas, que hizo que primero la empresa OFO, la de las famosas bicis amarillas, y después Obike -la otra empresa de alquiler que puso 250 en la ciudad- dejasen de prestar servicio el pasado año en Granada. Pese a que hace justo dos años, en noviembre del 2017, OFO realizó una fuerte apuesta por esta ciudad: puso en funcionamiento 1.000 bicicletas, siendo la segunda gran 'flota' que lanzaba en una ciudad española. Es decir, que Granada llegó a tener en funcionamiento 1.250 bicis que apenas duraron un año y que, por culpa de comportamientos incívicos, hizo que la imagen de Granada que recorrió el país fuese la de una bici tirada al río o colgada del cableado eléctrico de la ciudad.

Pese a ello, desde el Ayuntamiento se ha continuado impulsando la opción de que los granadinos se desplacen 'a pedaladas' pero también con su consecuente 'vigilancia'. Hace poco más de un mes, el concejal de Movilidad, César Díaz, anunciaba que se iban a alargar los carriles bici: "Estamos considerando la posibilidad de tener un carril bici con los pueblos del Cinturón", indicó Díaz, que unas semanas antes anunció la intención municipal de poner en marcha una ciclovía por la calzada, es decir, que los carriles bicis no discurran por la acera, sino que se habiliten en una zona de la carretera.

Además de ello, hace unos días, desde el Consistorio se anunció el inicio de los trámites para la modificación de la ordenanza para peatones, ciclistas, movilidad compartida y vehículos de movilidad urbana, que estará lista este diciembre, según el propio Díaz, y en la que se plasmaría la intención de obligar a los patinetes y bicicletas a circular por la calzadapor una nueva infraestructura llamada ciclovía, que se pondrá en algunas calles importantes de la ciudad.

Los consejos para evitar robos

A tenor de todo ello, y de los robos de bicis que proliferan en la ciudad, la Policía Nacional ha realizado una serie de consejos y recomendaciones para que, quienes usen la bicicleta, puedan incrementar las medidas de seguridad. Guardar el número de serie que normalmente aparece en la factura de compra y que suele aparecer en la parte baja del cuadro, así como fotografiarla; añadir algún elemento identificativo que la singularice del resto; registrarlas en las páginas web de las marcas que ofrecen esta opción; utilizar sistemas de seguridad adecuados de venta en comercios especializados; o estacionar en aparcamientos destinados para bicicletas y con tránsito de personas preferiblemente en zonas en las que pueda haber cámaras de seguridad, son algunas de estas iniciativas para asegurar las bicicletas.

Asimismo, en caso de robo, denunciar el hecho lo antes posible, haciendo entrega de fotografías, factura y número de serie; indicar de manera fehaciente lugar de estacionamiento e intervalo horario más preciso posible en el que ocurre el hecho denunciado. Mientras que para quienes compren en el mercado de segunda mano recomiendan consultar los servicios o páginas web donde se comprueba si pudiera ser sustraída y en caso de sospecha contactar inmediatamente con la policía, para conocer si es robada a través del número de serie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios