Granada

El fin del bonobús universitario: la TUI llega a los autobuses urbanos

  • Ayuntamiento y UGR firman un acuerdo para integrar el Credibús en la Tarjeta Universitaria Inteligente, una medida de la que se beneficiarán en primer término 30.000 estudiantes

Francisco Cuenca y Pilar Aranda, antes de presentar el nuevo convenio de colaboración. Francisco Cuenca y Pilar Aranda, antes de presentar el nuevo convenio de colaboración.

Francisco Cuenca y Pilar Aranda, antes de presentar el nuevo convenio de colaboración. / álex cámara

El histórico bonobús universitario tiene los días contados. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, y el director gerente de Rober, Francisco José Gámez, suscribieron ayer un convenio para la integración de la tarjeta de transporte universitaria Credibús en la Tarjeta Universitaria Inteligente (TUI). 30.000 estudiantes podrán viajar en una primera fase en los buses urbanos al precio de 0,61 euros, mientras que el resto de la comunidad universitaria podrá utilizar este servicio a partir de septiembre, aunque sin las bonificaciones económicas. La diferencia hasta los 0,87 euros del bonobús ordinario la asumen el Ayuntamiento de Granada, para los universitarios empadronados en la capital, y la UGR para aquellos que proceden de otras ciudades. En cuanto al Metro, el alcalde señaló que el siguiente paso será la integración de la TUI en este transporte, para lo que ya ha iniciado contactos con la Junta de Andalucía a la espera de que en las próximas semanas puedan hacerse efectivos los transbordos gratuitos en la capital.

"Iniciamos el proceso para que los universitarios y la comunidad universitaria en general tengan una única tarjeta, la TUI, con la que a partir de ahora también podrán pagar los autobuses urbanos", resumió Cuenca, para quien este acuerdo "viene a facilitar el día a día de toda la comunidad universitaria que conforman más de 70.000 personas que son prioritarias para esta ciudad y para la mejora de su movilidad". El convenio suscrito ayer supone para el alcalde "un gran paso" que viene a estrechar lazos "con una de las instituciones y comunidades más importantes de Granada, con una medida que viene a favorecer el uso del transporte público en nuestra ciudad".

La rectora, por su parte, mostró su satisfacción tras la firma del convenio y señaló que refuerza el objetivo de lograr una ciudad "saludable y sostenible". En este sentido, Pilar Aranda respaldó la reordenación de las líneas de autobús del Ayuntamiento porque "hará más fácil" la comunicación con los barrios. En todo caso, el alcalde mostró su disposición para mejorar las frecuencias y reforzar aquellas líneas universitarias donde haya más demanda.

La rectora de la UGR recordó que la institución lleva más de diez años para poder cerrar un acuerdo de esta envergadura que le supondrá al Ayuntamiento 350.000 euros y a la UGR unos 200.000. En total, más de medio millón de euros que se suman a los más de 800.000 que el Ayuntamiento destinará para sufragar los transbordos gratuitos entre el Metro y los autobuses de la Rober. La movilidad sostenible sí tiene un precio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios