Movilidad

La paradoja de los carriles Covid en Granada: un éxito para el concejal que los elimina

  • El edil de Movilidad, César Diaz, justifica la decisión en que "eran temporales" y en que "hay que escuchar a los cautivos del coche"

  • El Ayuntamiento inventa los Carriles Pacificados, en los que únicamente ha advertido que hay que ir a 30 kilómetros por hora cuando se tenga preferencia

Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis

Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

Marchando otra 'clase magistral' para la antología de la política municipal. El mismo concejal que elimina seis meses después de su creación los carriles Covid (para tráfico exclusivo de transporte público, taxi, bicicletas y patinetes) asegura que los resultados son "francamente positivos". Pero, aún así, el edil de Movilidad, César Díaz (PP), ha justificado la marcha atrás con estos viales amarillos de tráfico reservado (llamados oficialmente Carriles Reservados Temporalmente o CRT) en argumentos vagos como que se les puso el nombre de "temporales" por la situación de la pandemia o que hay quienes en la ciudad son "cautivos del coche" y hay que atender su situación.

Lo que viene siendo un cambio de dirección en la búsqueda de la movilidad sostenible difícil de explicar hasta para él mismo concejal que ha asegurado en rueda de prensa, tras la Junta de Gobierno Local, que se trata de una medida con un resultado "francamente positivo". Según Díaz "el transporte público ha mejorado su velocidad comercial, con lo cual ha mejorado su regularidad y frecuencia, y los taxis han bajado de manera sensible el precio de las carreras" a la vez que ha detallado que "se hay incrementado de manera notable la compra de bicicletas y patinetes" en la capital.

El edil, que en declaraciones a Onda Cero ha reconocido que el carril derecho amarillo está generando retenciones en las horas puntas del día motivando además "la ira de muchos conductores", ha dado a entender cómo el equipo de gobierno ha claudicado ante el vehículo privado, pese a ser la tercera ciudad de España con más contaminación. Otra paradoja del discurso del concejal que tiene que velar por una Granada Green.

"Hay que escuchar a quien está cautivo del coche y quien necesita el coche para desplazarse. No todo el mundo puede usar el transporte público, puede usar la bicicleta o tiene la posibilidad de usar el patinete", ha esgrimido el portavoz del equipo de gobierno en referencia a la celebración este viernes de un Observatorio de Movilidad para buscar una solución al respecto a una "asignatura" en la que, ha dicho, "debe primar el consenso, con criterios aunados y que no sea objeto de confrontación permanente".

En este sentido, ha recordado que los Carriles Reservados Temporalmente "se plantearon en una situación de pandemia dura y tienen un carácter como su propio nombre indica temporal, no los íbamos a tener para siempre", por lo que ha señalado que el objetivo es encontrar una solución.

De los Carriles Reservados Temporalmente a los Carriles Pacificados

Precisamente, el concejal ha anunciado otra solución temporal con un nombre llamativo, los Carriles Pacificados, pero sin detallar en exceso si la normativa será estricta o es simplemente una medida intermedia. Díaz ha explicado que ahora esos carriles amarillos serán prioritarios para autobús, taxi, bicicletas y patinetes y que solamente podrán utilizarlos los coches cuando la situación lo requiera. Un dictamen bastante confuso y que añade más incógnitas a quienes se mueven por la ciudad.

En los llamados Carriles Pacificados, la velocidad no podrá superar los 30 kilómetros por hora y lo único que ha explicado Díaz es que el conductor tiene que ser "responsable y comprender que si se tiene que mover use preferentemente el carril izquierdo y cuando no haya prioridad use el derecho" ya que el objetivo es que la prioridad sea para los denominados transportes de movilidad sostenible.

Por otra parte, el concejal ha incidido en reclamar que no se utilice el área de Movilidad que gestiona como un arma de "confrontación" política, puesto que ante la situación "extremadamente grave" de contaminación "hay que adoptar medidas desde el máximo consenso. Asimismo, ha hecho a un repaso a lo que considera sus logros en este departamento con la compra de una nueva flota de autobuses con 34 vehículos híbrido, el área de prestación conjunta de taxi, la rebaja de hasta el 73% en los aparcamientos disuasorios y las estrategias compartidas con municipios del Cinturón.

Incluso, ha recordado que él fue el concejal que hace veinte años logró la puesta en marcha del autobús 33 que llega hasta Cenes de la Vega y es uno de los servicios más usados en la capital. 

Sin embargo, la historia de los carriles amarillos (también llamados carriles Covid por su creación como alternativa a la pandemia) va a traer cola. El portavoz de Vox, Onofre Miralles, que acuñó el término de 'gilicarriles' ha asegurado que "ahora estudiaremos al céntimo el gastazo en señales y pinturita amarilla" que pueda derivarse de su eliminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios