Tribunales

Cinco años y medio de internamiento para el hombre que trató de matar a su madre

  • Los hechos tuvieron lugar en julio del 2017 cuando la mujer se encontraba acostada

La Real Chancillería, sede de la Audiencia de Granada La Real Chancillería, sede de la Audiencia de Granada

La Real Chancillería, sede de la Audiencia de Granada / G. H.

"Soy culpable. Pido perdón mil veces si hace falta". Con estas palabras, el acusado de intentar matar a su madre a puñaladas en Darro cuando esta se encontraba acostada, el 24 de julio de 2017, ha reconocido los hechos ante la Sección Segunda de la Audiencia de Granada al inicio de la vista oral. La Fiscalía, la acusación particular y la defensa han acordado cinco años y medio de internamiento en un centro y otros diez de libertad vigilada para él.

Durante la vista, que se celebró la mañana de este lunes y en la que únicamente han declarado dos médicos forenses que han ratificado que padece un trastorno mental de años de evolución, el acusado explicó que, el día de los hechos, no se dio cuenta de nada, que no recuerda exactamente lo que hizo, pero sí que llamó a la teleasistencia para intentar salvar a su madre tras el ataque.

Tras aceptar su culpabilidad, la Fiscalía ha rebajado de siete a cinco y medio su petición de prisión al tener en cuenta la circunstancia atenuante de confesión, una pena que será sustituida por el internamiento en un centro adecuado para su tratamiento por ese mismo período de tiempo y a la que se sumarán diez años de libertad vigilada, también con tratamiento ambulatorio.

Una vez que el Ministerio Público ha modificado su petición de penas, tanto la acusación particular, ejercida en representación de la madre, como la defensa se han adherido a esta solicitud y el juicio ha quedado visto para sentencia.

Los hechos, de acuerdo al escrito fiscal, se remontan al 24 de julio de 2017, cuando sobre las 00:50 horas el procesado cogió un cuchillo y se dirigió al dormitorio de la vivienda en la que convivía con su madre en la localidad de Darro.

La mujer se encontraba durmiendo y, por sorpresa, el acusado le asestó varias puñaladas en la zona del tórax, mama derecha y axila, según el fiscal.

Entre las heridas que le causó se encontraban algunas en la mama derecha, múltiples heridas superficiales, lesiones en el brazo y la mano o hematomas en la axilas.

Según el Ministerio Público, las lesiones supusieron un riesgo para la vida de la paciente que, de no haber sido tratada de forma urgente, hubiese existido un compromiso vital para la mujer, que no reclama por las lesiones.

El acusado padecía en el momento de los hechos de trastorno mental de años de evolución y una minusvalía del 65 %, por lo que los hechos se encuentran mediatizados por ellos, aunque con "suficiente capacidad" para distinguir lo bueno de lo malo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios