Francisco Herrera Triguero | Catedrático de Ciencias de la Computación ye Inteligencia Artificial

"La conspiración sobre la vacuna a través de un chip es de ciencia ficción de la mala"

  • El profesor de la UGR, uno de los científicos más influyentes del mundo en el ámbito de la informática, habla sobre el uso de la inteligencia artificial durante la pandemia, el 5G y los bulos

Francisco Herrera Triguero (Jódar, Jaén, 1966), catedrático de Ciencias de la Computación, posa en el exterior de su casa. Francisco Herrera Triguero (Jódar, Jaén, 1966), catedrático de Ciencias de la Computación, posa en el exterior de su casa.

Francisco Herrera Triguero (Jódar, Jaén, 1966), catedrático de Ciencias de la Computación, posa en el exterior de su casa. / Jesús jiménez / photographerssports

Los números le atrajeron desde niño. Por eso, Francisco Herrera Triguero (Jódar, Jaén, 1966) no dudó un segundo en estudiar la carrera de Matemáticas en la Universidad de Granada. Más tarde, se vio atraído por la informática y la computación. "Hay una conexión enorme entre las matemáticas, las ingenierías y la inteligencia artificial", afirma el catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial. El profesor e investigador de la UGR está considerado uno de los científicos españoles más influyentes del mundo en el ámbito de la informática. Ahora trabaja en un proyecto de inteligencia artificial para detectar el Covid-19 a través de imágenes de rayos X; e investiga la implantación del 5G en Andalucía dentro de una investigación piloto. El profesional, una eminencia en su campo, atiende amablemente a este periódico por teléfono para hablar sobre el uso de la inteligencia artificial durante la pandemia, la tecnología 5G y los bulos.

-¿Qué mejoras se han planteado estos meses en materia de inteligencia artificial aplicada a la seguridad y a la medicina?

-La inteligencia artificial ha sido una de las ciencias que se ha puesto en marcha con la crisis. Desde distintas perspectivas. La inteligencia artificial actual es una ingeniería que trabaja con modelos de datos. Datos que se alimenta de datos para crear modelos inteligentes de comportamiento. Esa es la base de la inteligencia artificial. En el momento que han tenido datos de la pandemia se han desarrollado modelos desde muchos ámbitos. La aplicaciones de la inteligencia artificial han sido muy amplias: desde abordar el diseño y la creación de fármacos; la predicción de la enfermedad con detección de imágenes de rayos X, de radiografías o TAC; las famosas apps de seguimientos de los pacientes y los contactos que han ayudado a la detección del contagio. Se han generado bastantes debates por los temas de la privacidad asociados. En Italia recientemente se han puesto en marcha. En Corea o Australia también.

Otra imagen del profesor de la UGR. Otra imagen del profesor de la UGR.

Otra imagen del profesor de la UGR. / jesús jiménez / photographerssports

-Casi todos los países han lanzado aplicaciones para intentar controlar la pandemia que rastrean a través del GPS la ubicación de los ciudadanos. ¿La utilización de estas apps no vulneraría los derechos relacionados con su privacidad?

-No necesariamente. Puede ser a través de la señal Bluetooth. Cuando tienes instalada la app en tu móvil y otro usuario también la tiene hay una conexión entre ellos. Lo que tu móvil guardaría sería un código asociado a la persona que te has cruzado. Un código interno que creará el software. Dicho sotfware en la app almacenará un listado de códigos, de personas con las que te has cruzado y marcará el tiempo de contacto con las mismas. Si pasado un tiempo, tú te contagias podrías informar o mandar mensaje desde tu herramientas a las otras personas con la app. Pero para nada hay información privada de las personas. Sólo monitoriza el rastreo de contactos.

-¿Se está trabajando en alguna aplicación similar en España?

-Sí. Hay varias empresas trabajando en ello y en varias regiones se han hecho aplicaciones. En España, el Gobierno no ha llegado a aprobar ninguna. En Cataluña funcionó una app durante un tiempo llamada Stop Covid19 Cat. Ha sido bastante descargada, pero ha habido cierto debate por estos temas de cómo funciona. Estas app tienden a guardar la privacidad. En Francia ha lanzado una aplicación que lo que hace es rastrear los contactos. El primer país que la lanzó fue Corea del Sur. En Australia funciona con Bluetooth. No dice dónde has estado físicamente, sino que te avisa de que has estado en contacto con personas contagiados equis periodo de tiempo. No vulnera para nada la privacidad.

-Hace poco, se vieron imágenes de un perro robótico patrullando por espacios públicos en Singapur. El dispositivo emite diferentes mensajes a la población relacionados con la importancia de mantener la distancia de seguridad. ¿Qué le parece esta medida de control social?

–En este caso no hablaríamos de control social. Es una cámara de vídeo captando personas que te dice si hay muchas juntas. No identifica quién es. No hay ningún control de la persona. Sólo emite una alerta para que no se relacionen grandes masas de gente. Ahora hay un debate sobre la herramientas de control facial. Eso es distinto. Si a ti te reconocen facialmente e identifican así tu DNI hablamos de otra historia. En la playa de Estepona habrá un sistema de inteligencia artificial para contar el número de personas. Te dice si la playa está llena o no. Si no identifica tu cara no es peligroso; sólo es una herramientas para ayudar a la separación.

El experto en inteligencia artificial vive afincado en Granada desde hace muchos años. El experto en inteligencia artificial vive afincado en Granada desde hace muchos años.

El experto en inteligencia artificial vive afincado en Granada desde hace muchos años. / Jesús jiménez / photographerssports

-Durante la crisis se han inventado robots que detectan fiebre, que distribuyen desinfectante y que hasta responden a preguntas médicas sobre el virus. ¿Qué será lo siguiente? 

-La inteligencia artificial está evolucionando rápidamente. Tenemos máquinas que realizan tareas inteligentes como jugar al ajedrez o los famosos coches inteligentes. Pero realizan una única tarea muy concreta. A veces hasta mejor que los humanos. Estamos muy lejos de sistemas inteligentes que hagan muchas tareas a la vez, o de ese humanoide robot que expresa sentimientos y empatiza con las personas. Estamos lejísimos. Hoy no se puede hablar de ello con las herramientas que tenemos.

-¿Cuánto cambiará la vida de los ciudadanos cuando se implante la tecnología 5G?

-En Andalucía hay un proyecto piloto de 5G con varias aplicaciones y nosotros estamos dentro. El 5G te va a permite mayor transmisión y conexión, y menos latencia (tiempo de espera). Los coches en un futuro van a tener un dispositivo para conectarse los unos con los otros. Eso va a permitir conocer mucha información en tiempo real de las carreteras y del tráfico. En el ámbito médico, la transmisión de información en tiempo real. Se podrá ver una operación o interactuar durante ésta porque no habrá tiempo de espera. Eso espera que tienes cuando recibes un vídeo y se descarga. Eso se solventará. Tendrá mucha rapidez y mucha mas cantidad de datos por segundo.

-¿Por qué se han extendido tantos bulos sin ninguna base científica alrededor del 5G?

-No lo sé. Vivimos en la sociedad de las noticias falsas. Hay muchos bulos en torno a todo. La tecnología y la ciencia no están exentas de ello. Estas conspiraciones que hablan de que te van a poner una vacuna a través de un chip... Eso es de ciencia ficción de la mala. Hablar de eso no tiene sentido. La pseudociencia y las sectas siempre se alimentan de estos bulos falsos, de informaciones que nada tienen que ver con la ciencia.

-Hace tres meses, el Gobierno aprobó el impuesto sobre servicios digitales (la conocida tasa Google). ¿Hay que ponerle coto económico a estos gigantes tecnológicos?

-Todos tenemos que pagar impuestos para mantener el estado de bienestar. Cogen datos que no les cuestan nada y a cambio crean modelos de negocio que generan muchos beneficios. Cualquier gran empresa que está recogiendo información y que opera en un país debe pagar impuestos para contribuir al estado de bienestar. Las grandes multinacionales que generan ingentes beneficios no pueden estar exentas de contribuir con impuestos.

Herrera sonríe durante la sesión de fotos. Herrera sonríe durante la sesión de fotos.

Herrera sonríe durante la sesión de fotos. / Jesús jiménez / photographerssports

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios