Nuevos contagios por Covid-19

El coronavirus llega a la cárcel en Granada: dos trabajadores de la prisión de Albolote dan positivo

La desinfección de la UME en la cárcel: todas las imágenes La desinfección de la UME en la cárcel: todas las imágenes

La desinfección de la UME en la cárcel: todas las imágenes / G. H.

Hace una semana se conocía que uno de los trabajadores del Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos de Granada era el primer positivo por coronavirus dentro de las Instituciones Penitenciarias granadinas. Sin embargo, la cifra se ha multiplicado por tres en apenas seis días, siendo esta vez la prisión de Albolote la afectada.

Cuando comenzó el estado de alerta, los sindicatos del centro penitenciario de Albolote denunciaron que la previsible falta de mascarillas y material de prevención ante la crisis del Covid-19 también había traspasado el muro de la cárcel granadina. Como ya avanzó este diario, incluso los reclusos vivían con estupor desde su internamiento todo lo que estaba ocurriendo fuera de la prisión, así como que los propios funcionarios no pueden podían prepararse con suficiente material preventivo.

Con forme fueron avanzando los días, el material comenzó a escasear, hasta el punto de que en la actualidad, los ingresos de nuevos reos se están llegando incluso a realizar con mascarillas quirúrgicas, algo que no sirve como medida de prevención en caso de que un preso acuda con coronavirus. Tal y como ha podido saber Granada Hoy, aquellos funcionarios que trabajan en este área tendrían que estar dotados con mascarillas del tipo FFP2, si bien, ante la escasez de material se les repartió otro tipo de mascarillas -las FFP1-, las cuales ahora están siendo sustituidas por quirúrgicas de un solo uso cuando van rompiéndose o para funcionarios que, ante los cambios, van derivados a realizar ingresos.

Precisamente, según ha podido saber este diario, dos funcionarios de la prisión granadina se encuentran en cuarentena obligatoria tras haber dado positivo en coronavirus. Estos dos trabajadores no pertenecen al área de ingresos, ni tampoco trabajan conjuntamente. Si bien, uno de ellos sí que estaba en contacto con presos, aunque manteniendo las distancias de seguridad de dos metros que estipula el protocolo de actuación desde que se decretó el estado de alerta durante el que incluso se vivió un episodio insólito. Una reclusa se negó a poner su huella dactilar durante su ingreso en la prisión y atacó a varias funcionarias, a las que incluso llegó a morder, propiriéndoles además gritos de "os voy a pegar el bicho", en referencia al coronavirus.

Durante este domingo, la Unidad Militar de Emergencia (UME) se desplazó precisamente hasta el centro penitenciario de Albolote para practicar tareas de desinfección con el fin de prevenir posibles contagios dentro de la prisión granadina, tras estos casos positivos.

De este modo, ya son tres los trabajadores de las Instituciones Penitenciarias de la provincia los afectados por el Covid-19 y al menos hay otros dos en aislamiento preventivo por haber estado en contacto con positivos por coronavirus. De este modo, Prisiones es otro sector más en el que el virus ya ha afectado a un total de 80 funcionarios en todo el país, que ha dejado a casi un millar en aislamiento domiciliario y que incluso se ha cobrado una vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios