sucesos granada

Las quejas de los vecinos destapan cuatro "importantes" centros de producción de marihuana en Granada

  • La Guardia Civil investiga a seis personas por un delito contra la salud pública y otro de defraudación de la luz

Intervención de la Guardia Civil en Chauchina. Intervención de la Guardia Civil en Chauchina.

Intervención de la Guardia Civil en Chauchina. / R. G.

La Guardia Civil ha dado un nuevo golpe al tráfico ilegal de marihuana al desarticular cuatro importantes centros de producción de esta droga en la localidad de Chauchina en los que se han intervenido 1.030 plantas de cannabis sativa.

En esta operación la Guardia Civil ha investigado a seis personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de sustancias estupefacientes y otro delito de defraudación de fluido eléctrico.

Esta operación surge de las quejas vecinales por las molestias derivadas del cultivo intensivo de cannabis y el posterior tráfico de marihuana. La información recabada al respecto por los investigadores de la Guardia Civil de Santa Fe con sus pesquisas ha servido para identificar cuatro centros de producción en la localidad de Chauchina y que el crecimiento de las plantas estaba tan avanzado que pronto iban a ser cortadas.

La Guardia Civil desplegó un dispositivo en torno a estas viviendas a lo largo del día 3 de noviembre y los investigadores de Santa Fe realizaron cuatro registros domiciliarios.

En el primer registro encontraron trescientas ochenta plantas de cannabis sativa repartidas en dos habitaciones que habían habilitado ex profeso e investigaron a un hombre de 31 años y a su pareja, una mujer de 32 años de edad por un delito contra la salud pública y un delito leve de defraudación de electricidad.

En el segundo registro, en una vivienda cercana, la Guardia Civil localizó otras dos habitaciones con ciento setenta plantas de cannabis y todo el aparataje eléctrico necesario para el cultivo. Tras el registro fue investigado un joven de veintinueve años de edad por cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico.

En el tercer registro los agentes descubrieron doscientas plantas creciendo en otras dos habitaciones e investigaron a otro joven de veintinueve años de edad por los mismos delitos.

En el cuarto y último registro los investigadores descubrieron doscientas ochenta plantas de cannabis sativa e investigaron a un hombre de 52 años de edad y a su mujer de cincuenta.

En los cuatro registros los técnicos de Endesa que acudieron a apoyar a la Guardia Civil descubrieron cuatro acometidas irregulares a la red eléctrica, en una de estos enganches se observaba todavía los restos de un incendio anterior.

Colaboración con Endesa

La Guardia Civil y Endesa colaboran de forma permanente en la detención de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Esta colaboración se concreta en operaciones como la que se ha realizado en Chauchina, en las que los técnicos de la empresa eléctrica y la Guardia Civil actúan de manera conjunta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios