Municipal

La deuda a proveedores de Granada ha crecido 10 millones en tres meses

  • Podemos-IU acusa al bipartito de "engañar" con la economía municipal

  • "Están falseando los datos con ingeniería ecconómica", dice el concejal Paco Puentedura

La deuda a proveedores de Granada ha crecido 10 millones en tres meses La deuda a proveedores de Granada ha crecido 10 millones en tres meses

La deuda a proveedores de Granada ha crecido 10 millones en tres meses / G. H.

El grupo municipal de Podemos-IU e Independientes en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado hoy que el alcalde de Granada y el equipo de gobierno “siguen engañando a la ciudadanía con los datos de la economía municipal”. El concejal Paco Puentedura sostiene que presumen de bajar el Periodo Medio de Pago pero “se olvidan de la otra cara de la realidad”, que la deuda a proveedores en los últimos tres meses ha aumentado en más 10 millones de euros, según las cifras de Tesorería.

El concejal advierte que se están “falseando los datos con ingeniería económica” y señala que la deuda a los empresarios que prestan servicios al Ayuntamiento ha pasado de 68 millones de euros en septiembre a más de 78 millones en noviembre.

Puentedura añade que “las últimas facturas piden que se presenten con cargo a ejercicios anteriores o simplemente, se pagan facturas atrasadas, con lo cual se disminuye el periodo medio de pago, pero la deuda municipal aumenta considerablemente”, explica el edil.

La coalición, además, informa de que los datos de Intervención señalan que hay más de 8 millones de euros de operaciones pendientes, es decir, facturas en el cajón de años anteriores que no han sido tramitadas y que se cargarán en este ejercicio económico. Puentedura denuncia que la mayoría de estos cargos corresponden a transporte público, lo que implica que en 2021, que no tiene presupuesto, no se puede garantizar la suficiencia financiera para pagar estas facturas, por lo que “ya nace la partida del transporte en Granada con un tijeretazo de 8 millones”.

Para el concejal, esta es otra manera de asfixiar a la ciudadanía, que no deja de ver cómo se suben sus impuestos mientras sus servicios públicos empeoran y exige que “dejen de hacer trampas a la ciudad en campañas de marketing y solucionen su ineficiencia trabajando en unos presupuestos para este año”.

Esta situación, continúa Puentedura, no se puede corregir ya que el Bipartito no presenta presupuestos para este año y si se pretende prorrogar el de 2020 no se puede asegurar que se puedan abonar las deudas con el transporte, lo que implicará recortes en un servicio esencial para la ciudad.

Esta ingeniería económica es pan para hoy y hambre para mañana, porque reduce el periodo medio de pago pero se siguen acumulando deudas millonarias en facturas y, al final, este plazo de abono se incrementará en los próximos meses junto al déficit global”, sentencia Puentedura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios