Sucesos

Más de diez detenidos tras un frustrado desembarco de droga en Playa Granada

  • Estaban esperando que una narcolancha llegase a la costa con hachís

  • La embarcación consiguió huir tras percatarse del dispositivo de la Guardia Civil

Zona de Playa Granada en la que estaba previsto el desembarco de hachís Zona de Playa Granada en la que estaba previsto el desembarco de hachís

Zona de Playa Granada en la que estaba previsto el desembarco de hachís / G. H.

Madrugada del miércoles 19 de diciembre. El sistema del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) recibe una alerta: una embarcación sospechosa se dirige hacia la costa granadina. Los agentes de la Guardia Civil empiezan a indagar y descubren que se trata de una narcolancha cargada de fardos de hachís. Arranca un dispositivo especial antidroga para detener a estos traficantes.

De este modo se inició el operativo policial llevado a cabo por la Guardia Civil que  ha permitido la detención, de momento pues no se descarta que la cifra aumente, de más de diez personas que esperaban en Playa Granada para recibir el alijo de droga.

La Guardia Civil, tras percatarse de que la narcolancha, que habría salido de Marruecos, se dirigía hacia la costa granadina, desplegó un dispositivo por mar, tierra e incluso aire para frustrar el desembarco de la droga.

En esta operación, los agentes se percataron de que en tierra –en la zona final de Playa Granada, la parte que colinda con Salobreña en la que, a pie de playa, se ubica un hotel– más de una decena de personas aguardaban la llegada de la embarcación.

Estas personas estaban provistas de varios bidones de gasolina que tenían previsto entregar a los ocupantes de la narcolancha para que, una vez desembarcado el hachís, pudieran regresar hasta Marruecos.

Sin embargo, los ocupantes de la narcolancha se percataron de que la patrulla del Servicio Marítimo de la Guardia Civil estaba esperando a que se acercaran algo más a tierra para así poder cerrarles el paso y detenerles, por lo que de forma rápida dieron media vuelta y pusieron rumbo de nuevo a Marruecos.

Todo ello sin que se llegase a efectuara la entrega de la droga y sin que la embarcación pudiese ser interceptada por los agentes. Mientras tanto, en la playa, los que aguardaban al desembarco también se percataron de la presencia policial, por lo que comenzaron a dispersarse para in intentar huir.

Sin embargo, gracias al despliegue terrestre que realizaron desde la Guardia Civil, en colaboración con otros cuerpos, como el de Policía Local de Motril, se logró detener a más de diez personas, según indicaron fuentes del Instituto Armado a este diario, quienes continúan con la investigación.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios