Entrevista | Francisco Rodríguez | Presidente provincial del PP de Granada

"Me sería fácil entenderme con Vox para llegar a acuerdos"

  • El nuevo presidente de los populares granadinos cumple una semana en el cargo y afirma que llega para coser un partido que ha tenido a tres responsables en menos de un año

"Me sería fácil entenderme con Vox para llegar a acuerdos" "Me sería fácil entenderme con Vox para llegar a acuerdos"

"Me sería fácil entenderme con Vox para llegar a acuerdos" / Jesús Jiménez / Photographerssports

Si hubiera que buscar el título de una película para describir la llegada de Francisco Rodríguez a la presidencia provincial del PP sería El pacificador. Es el tercer máximo responsable de los populares en menos de un año y se muestra amistoso con todas las sensibilidades que conviven en el partido. Es conocida su cercanía con el senador José Antonio Robles, pero también se declara amigo de su antecesor, el delegado de la Junta Pablo García, y cree que hay que recuperar a Sebastián Pérez. Para más concordia, el también alcalde de Alhendín también guarda buenas relaciones con los actuales dirigentes de Vox.

–¿Cómo ha vivido las semanas previas a su nombramiento?

–Han sido unas semanas complicadas para todos porque hacer un ajuste de este tipo siempre es difícil. Pero tenía la esperanza y la tranquilidad de que iba a salir todo bien porque tenemos  el respaldo del partido en todos los ámbitos y además mantengo una gran relación de amistad con Pablo García, que es quien ha pilotado el partido estos últimos meses. Sabíamos que había que dar el tiempo necesario a las personas porque lo necesitaban pero estábamos convencidos de que era para el bien del  partido.

–La versión oficial de la salida de Pablo García es que no podía dedicarle tiempo al partido por sus ocupaciones en la Junta. Usted ha tenido en cambio una actividad frenética desde que fue nombrado el pasado domingo y parece que ha recuperado el espíritu de la famosa furgoneta de Sebastián Pérez con la que recorrió la provincia. ¿Está marcando territorio para subrayar que se abre una nueva etapa?

–Pablo García es el delegado del Gobierno de la Junta, la principal autoridad del partido en Granada, y está gestionando la peor crisis de la historia, es el responsable de todas las áreas de la Junta, entre ellas Salud y Educación, que son las más complicadas. Lo que le ha pedido el partido es que se centre en la gestión de la crisis y, en nuestro caso, tanto Jorge Saavedra como yo estamos más tranquilos. En mi caso tengo mayoría absoluta en Alhendín y tengo la suerte de que de mi pueblo  Granada se tardan 10 minutos, por lo que me da tiempo a estar por la mañana en el Ayuntamiento y dedicar más tardes al partido. Comencé con una visita a la zona Baza como un gesto a las personas que están más lejos de la capital y a veces puede parecer que están más olvidados. La furgoneta de Sebastián es una gran herramienta de trabajo para poder seguir trabajando durante los viajes.

–El partido se ha movido en arenas movedizas desde el congreso que enfrentó a Sebastián Pérez y a Juan García Montero. De hecho ha tenido tres presidentes provinciales en menos de un año. ¿Cuáles son los elementos que han causado esta distorsión?

"En mi caso se ha valorado que mantengo una buena relación con todos los compañeros”

–Yo encuentro un paralelismo con el congreso nacional que ganó Pablo Casado. Al final hay gente trabajando, que cree que lo hace bien, pero hay otras personas que viene con ganas y tiene su propio proyecto. Cuando dos niños se pelean por el mismo juguete terminan enfadados, pero los niños se reconcilian sin problemas y en los mayores es más complicado. Cuando hay distintos sectores que aspiran a la presidencia uno de ellos va a acabar enfadado y eso ha hecho daño al partido desde el congreso de Sebastián Pérez y Juan García Montero, que de hecho se presentó a las elecciones municipales con una plataforma y estuvo a punto de conseguir un concejal en el Ayuntamiento de la capital. Por lo demás se trata de aplicar los estatutos del partido, cuando el presidente dimite hay que elegir a uno nuevo en la siguiente junta directiva y esto no ha sucedido hasta el pasado domingo.

–¿Su primer guiño integrador es contar con Jorge Saavedra, del sector de Pablo García y la consejera Marifrán Carazo, como secretario general y  su mano derecha?

–Sí, es un buen tío, hemos trabajado muchos años juntos por el partido y es una persona con mucho empuje.

En su despacho. En su despacho.

En su despacho. / Jesús Jiménez / Photographerssports

–¿Hasta que punto el diputado  Pablo Hispán y el senador José Antonio Robles han usado sus influencias en Génova para impulsar este cambio?

–La información que ha llegado a los medios ha sido en algún caso tóxica porque no reflejaba lar realidad del proceso. José Antonio Robles es una persona con una capacidad de trabajo extraordinaria y es muy amigo mío, hemos trabajado juntos en Diputación  y yo era diputado de Deportes cuando el era el vicepresidente. Y Pablo Hispán es una bendición que nos ha caído porque tenemos contacto directo con el jefe de Gabinete de Pablo Casado, el próximo presidente del Gobierno. Pero aquí nadie propone a nadie, hay un encuentro entre responsables del partido a nivel regional autonómico y se llega a la conclusión de que hay que encontrar una nueva vía en el partido. En mi caso se ha valorado que tengo muy buen trato  con todo el mundo en el partido y cuando me hablan de Robles, Hispán, Carlos Rojas o Pablo García no puedo más que decir cosas buenas de ellos porque para mí son referentes  por su trabajo y su trayectoria.

–Cuando Sebastián Pérez dejó la presidencia en aquella rueda de prensa ‘bomba’ acusó directamente al partido de vender la Alcaldía de Granada. Con los últimos acontecimientos, ¿entiende que el militante pueda pensar que Génova tiene un excesivo intervencionismo en Granada?

–El militante se siente mal muchas veces porque se entera de las cosas por los medios, pero es que esta es la única fórmula. Cuando un alcalde dimite queda uno en funciones hasta que se nombra sucesor en el pleno, luego llegarán las elecciones. Y aquí ha pasado lo mismo.

"Lo que ha hecho el partido es pedirle a Pablo García que se centre en la gestión de la crisis del coronavirus"

–En todo caso el congreso provincial para elegir presidente provincial debería ser este curso una vez que se celebre el cónclave nacional. ¿Aspira a liderar una candidatura de consenso con todos los sectores?

–No nos va a dar casi ni tiempo. Con la dimisión de Sebastián y la pandemia hace falta volver a activar al partido. La idea es tener una candidatura de consenso y no tener que volver a un enfrentamiento que siempre erosiona bastante a un partido.

–Teodoro García Egea ha quedado en cierto modo como el ‘terminator’ del PP en Granada. ¿Es una percepción correcta?

–El secretario general a nivel nacional tiene una capacidad de trabajo tremenda y conoce perfectamente la estructura del partido con un conocimiento real y exhaustivo de lo que pasa en todas las provincias. Si a eso le sumas que tiene un gran relación con Granada, donde mantiene muchos amigos, es un hombre que siempre está para echar una mano y buscar salidas favorables para los retos que tiene el partido.

–Sebastián Pérez ha quedado como un elemento extraño en el Ayuntamiento y casi un outsider después de 16 años como presidente provincial. ¿Es recuperable para el  partido?

–Ha sido presidente 16 años y es un referente. Su posición es difícil, entendía, como todos, que tenía que haber sido el alcalde como el candidato del partido con más concejales del centro derecha. Pero la ley dice que si Sebastián no sumaba 14 el alcalde hubiese sido Paco Cuenca, así que con los condicionantes  que todos sabemos se tomó una decisión que no ha sido mala porque el PP gobierna la ciudad. Si quitamos al alcalde todas las áreas de responsabilidad recaen en el PP, las tripas del Ayuntamiento están gestionadas por el PP. Es verdad que en las procesiones el collar lo lleva el alcalde, pero la gestión es nuestra, por lo que al final no fue una mala salida. Yo ya he hablado con todos los concejales del Ayuntamiento de Granada y les he trasladado todo mi apoyo incondicional, así como les he agradecido el trabajo que están realizando. Hay personas nuevas, como el doctor Ruiz Cosano, pero también hay personas con una larga experiencia como Eva Martín, César Díaz o Luis González y Francisco Fuentes.

–La ‘tumba’ política de Sebastián Pérez fueron las rencillas del pasado con el portavoz de Vox Onofre Miralles y el presidente provincial Manuel Martín. Usted en cambio pasa por ser buen amigo de ambos...

–Mi relación con Onofre es de amistad personal desde hace muchos años, por lo que me sería fácil sentarme con él y con Manolo para entendernos y llegar a acuerdos porque hay muchas cosas que nos unen. Son personas que vienen del PP y comparten muchas de nuestras ideas. Para mí es más fácil entenderme con ellos que con otras personas que están en las antípodas de mis pensamientos.

-¿Su objetivo a largo plazo es ser presidente de la Diputación?

-No estaría mal. Nosotros vamos a trabajar para que un concejal o un alcalde sea presidente de la Diputación, lo le quepa la menor duda. En estos momentos somos el único partido que está haciendo oposición en la Diputación y los únicos que le estamos sacando las vergüenzas al presidente Entrena. Su gestión de la pandemia no podía haber sido peor, recuerdo la anécdota de no repartir mascarillas en lo peor de la pandemia porque estaban en Semana Santa, cuando no había mascarillas en ningún sitio. 

–¿Habrá cambios en el grupo popular de la Diputación?

-No, Inmaculada Hernández es una mujer extraordinaria y como alcaldesa de La Zubia tiene una experiencia de gestión inigualable.

"Marifrán Carazo reúne los requisitos para ser alcaldesa, presidenta de la Junta o ministra”

–¿Cuál es su hoja de ruta?

–Lo importante es que todo el mundo que quiera trabajar pueda hacerlo, voy a contar a todo el mundo para echar a andar una maquinaria que, no se nos olvide, tiene 50 alcaldes en la provincia, gobernamos la Junta de Andalucía y una gran representación en la Diputación. Es verdad que el PSOE gobierna en más pueblos, pero gobernamos Granada, Motril, Almuñécar, Guadix, Órgiva, Las Gabias y los pueblos más prósperos del Área Metropolitana. Tenemos alcaldes que están haciendo una gestión brillante. Queremos trasladar a los colectivos que tienen un partido que siempre va a estar a su disposición. Estamos viendo lo que pasa con los gobiernos socialistas, con los indultos a los acusados de rebelión en Cataluña, con los herederos de Bildu... Las políticas del PSOE nos han llevado a ser de los países mas afectados por el coronavirus, el país que peor ha tratado a sus sanitarios y que el  peor ha organizado la vuelta al cole. En cuanto a los distritos de la capital, hay que tener en cuenta que son importantísimos y hoy por hoy la ciudad hace fuerte también a la provincia. Es importante tener al partido activado porque da pena recordar las últimas elecciones sacando 7 concejales viniendo de donde veníamos. El partido estaba tocado, nunca habíamos tenido un partido a la derecha, Juan García Montero arañó también votos....

–Esta semana le han preguntado a César Díaz si Marifrán Carazo sería una buena candidata a las próximas  elecciones a la Alcaldía. ¿Cree que sería buena opción?

Marifrán es el principal cargo que tiene el PP de Granada, con ni más ni menos que la Consejería de Fomento a sus espaldas. Es una persona más que contrastada y está realizando una gestión brillante, reúne todos los perfiles para ser alcaldesa, presidenta de la Junta o ministra. Marifrán no tiene límites.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios