Granada

800.000 euros para obras de "urgencia" en el Colegio Máximo

  • Se abordará la remodelación de las cubiertas y se intervendrá en las vidrieras de la Sala Neomudéjar, joya del edificio

800.000 euros para obras de "urgencia" en el Colegio Máximo 800.000 euros para obras de "urgencia" en el Colegio Máximo

800.000 euros para obras de "urgencia" en el Colegio Máximo

La Universidad de Granada (UGR) destinará cerca de 800.000 euros a la rehabilitación de las cubiertas y las vidrieras de la Sala Neomudéjar del Colegio Máximo de Cartuja, sede de las facultades de Odontología y Comunicación y Documentación. El inmueble está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y dotado, por tanto, de una singular protección.

Se trata de una "intervención de urgencia", como se explicita en el expediente de licitación de las obras. El presupuesto estimado por la Universidad asciende a 798.458,15 euros, con impuestos. Un total de catorce empresas se han presentado para hacerse con la licitación del proyecto. Entre los aspectos valorados por la Unidad Técnica de la Universidad de Granada se encontraba la "previsión de afección de espacios y coordinación con las actividades universitarias programadas en cada caso". El decano de Comunicación y Documentación, Jorge Bolaños, señaló que no está previsto que se produzca cierre de espacios en las dependencias que ocupan los matriculados en su Facultad. "Afortunadamente", indicó, se podrá seguir con la rutina docente mientras duren los trabajos.

El 41% del presupuesto de la Unidad Técnica en 2017 fue para edificios de carácter histórico

La Sala Neomudéjar del Colegio Máximo de Cartuja es un elemento singular del extenso patrimonio universitario. Desde hace años se barrunta la necesidad de acometer su rehabilitación. El hecho de ser BIC implica, tal y como ha recordado en numerosas ocasiones la rectora, Pilar Aranda, que la institución académica tiene la obligación de mantener.

Ese compromiso se fija cada año en las memorias de gestión, el balance que cada fin de ejercicio especifica las prioridades de actuación para el siguiente año. En la última memoria -referida a 2017- se pudo leer que "no podemos obviar que algunos de ellos -en referencia a los inmuebles de la Universidad- son monumentos que ostentan el máximo nivel de protección y que están declarados como Bienes de Interés Cultural, lo cual hace que esa convivencia de usos cultural, institucional, administrativo, docente e investigador suponga por sí sola un importante reto al que, además, se suma el difícil equilibrio entre la conservación y la difusión patrimonial hacia la ciudadanía a la que estamos obligados precisamente por el carácter monumental de estos edificios". En esta misma memoria se indica que "las actuaciones realizadas en 2017 sólo en edificios históricos (cubiertas de la Facultad de Derecho, Facultad de Traducción, Colegio Máximo y Colegio Mayor Isabel la Católica) han supuesto una inversión de más de 2,6 euros, es decir, el 41% del presupuesto total que ha gestionado la Unidad Técnica en 2017".

El Colegio Máximo afronta ahora una nueva remodelación. El pasado ejercicio, según la citada memoria, se intervino en la reparación de las cubiertas de la zona de rayos X de la Facultad de Odontología. En el mismo documento se adelantó la necesidad de intervenir en la Sala Neomudéjar, que ya está cerrada a la espera de que se culmine el procedimiento de licitación para el inicio de las obras.

No es el único edificio que está de reformas. Tras la finalización de la intervención en Derecho, están en marcha los trabajos en Traductores -también las cubiertas- mientras está próxima la remodelación de la Biosanitaria para ser sede de la Escuela Internacional de Posgrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios