turismo en Granada

Los hoteles de Granada perdieron en agosto un 60% de turistas por la pandemia

  • Un centenar de establecimientos hoteleros no abrieron en ese mes y un millar de trabajadores del sector se vieron afectados por el descenso en el número de viajeros

La Costa Tropical es un destino tradicional en los meses de verano. La Costa Tropical es un destino tradicional en los meses de verano.

La Costa Tropical es un destino tradicional en los meses de verano. / Photographerssports

Sin sorpresas. La estadística, un mes más, refleja el tremendo impacto que la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha tenido en el turismo de la provincia. El sector, el más pujante en lo laboral, sufrió un nuevo descalabro según los datos de viajeros, pernoctaciones y estancias medias del pasado agosto. La comparativa de este mes con respecto al mismo periodo de 2019 deja claro el agujero que el coronavirus ha dejado en el terreno turístico. El número de viajeros ha caído un 60% y se estima que 130 establecimientos hoteleros no abrieron sus puertas. El desplome de los datos se explica, fundamentalmente, por el comportamiento del turismo extranjero. La situación no ha sido precisamente propicia para que viajeros foráneos decidieran pasar unos días de descanso en Granada, y el mercado nacional no ha sido capaz de tirar del carro lo suficiente como para llenar ese hueco.

Según los datos recogidos por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), en los 31 días de agosto de 2020 viajaron a la provincia un total de 128.535 turistas. Justo un año antes se contabilizaron 314.424. Menos visitantes implican, por fuerza, un descenso en el número de pernoctaciones. Se las 717.091 de agosto de 2019 se pasó a las 288.029 del último balance mensual. La estancia media resistió algo mejor el embate. Únicamente se resintió una décima con respecto al año anterior para quedarse en un promedio de 2,2 días.

La sangría ha sido, fundamentalmente, a causa del descenso de viajeros extranjeros. De 137.560 turistas foráneos que se contabilizaron en 2019 se ha pasado a 16.560, lo que, en porcentaje, supone un descenso del 82%. De los que sí vinieron en este insólito agosto de 2020, destacan las cifras de franceses (4.380) y británicos (1.633). Eso sí, doce meses antes visitaron la provincia 18.974 galos y 8.554 viajeros del Reino Unido, con lo que queda patente el efecto de la pandemia y de las medidas restrictivas y sanitarias (como la necesidad de guardar cuarentena a la vuelta de determinados destinos) en el trasiego de viajeros.

En cuanto al mercado nacional, también ha habido un descenso, pero no tan abultado. De los 179.864 turistas españoles que visitaron Granada en agosto de 2019 se ha pasado a 111.945. Por comunidades autónomas, Andalucía ha sido la primera fuente de viajeros, con 60.859 turistas, más de la mitad. En cuanto al resto, destacan los datos de Madrid (17.524) y Cataluña (8.345), precisamente dos de las comunidades donde más fuerte golpea la que ya se denomina la segunda ola de la pandemia desde hace semanas. El pasado año, Granada recibió a 25.775 madrileños durante el mes de agosto y a 17.360 catalanes.

El desglose estadístico permite entrever el efecto de la pandemia en la Costa Tropical, el principal punto de interés turístico durante los meses de verano por ser un activo del turismo de sol y playa. En los 31 días de agosto este destino recibió 42.423 viajeros, la mayoría –como el dato provincial– nacionales (39.874), y de éstos, una buena parte andaluces (26.601). Destaca el dato de visitantes procedentes de la comunidad de Madrid. De los 13.273 turistas nacionales no andaluces, 7.587 viajaron desde la capital de España. En agosto de 2019 fueron 7.282, un dato prácticamente igual al de este año.

Todos estos datos sobre viajeros tienen su coletilla en el personal empleado por el sector en establecimientos hoteleros durante el mes de agosto. Y aquí también hay una brecha con respecto a los datos de hace un año. Sin ir más lejos, el dato estimado de establecimientos hoteleros es notablemente inferior al de doce meses antes. Si en agosto de 2109 se estimaron 413 aperturas, en este 2020 han sido 283. También ha habido menos habitaciones. De 15.963 se ha pasado a 11.269. El número de plazas también se ha resentido. De 33.927 se ha pasado a 24.074. Todo esto ha redundado en menos personal contratado durante un mes que es, tradicionalmente, vacacional. Así, el total de trabajadores en establecimientos hoteleros en agosto ha pasado de los 4.015 de 2019 a los 2.091 de este 2020. Un millar de trabajadores menos que, sobre todo, han salido del sector de empleados remunerados (de 3.817 se ha pasado a 1.970), mientras que entre el no remunerado el descenso ha sido menor (de 198 trabajadores se ha pasado a 121).

Menos habitaciones y plazas hoteleras y con menos demanda. Si el grado de ocupación por plaza en agosto de 2019 fue del 65,2%, se ha pasado al 37,8%. Este dato es, además, inferior a la media andaluza que ofrece la estadística (46,4%). En los fines de semana no se ha remontado: el grado de ocupación ha caído del 67,9% al 42,9%.

Del millar de empleos que se han perdido en agosto, la mitad se localizan en la Costa Tropical De los 1.208 trabajadores que refleja la estadística para el mes de agosto de 2019 se ha pasado a 781. Una veintena de establecimientos hoteleros en la Costa granadina no han llegado a abrir en agosto (de 69 se ha pasado a 50), y el grado de ocupación por plaza ha pasado del 77,6% al 52,6%. Más notable ha sido la caída en el grado de ocupación por habitación: del 87,2 de agosto de 2019 al 56% de este mes pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios