Granada

La modificación del IBI inyectará un millón de euros al Ayuntamiento

  • La aplicación del criterio de progresividad por domiciliación bancaria reducirá las bonificaciones a mayor valor catastral

Entrada al Ayuntamiento de Granada. Entrada al Ayuntamiento de Granada.

Entrada al Ayuntamiento de Granada. / GRANADA HOY

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Granada aprobó el proyecto de modificación de la ordenanza que regula el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), mediante la cual pretende recaudar cerca de un millón de euros destinados al pago inmediato de la deuda comercial que ahoga al Consistorio. Esta medida propone implantar un criterio de progresividad en las bonificaciones del pago de este impuesto que estén domiciliadas en un banco. Esto hará que a mayor valor catastral del inmueble, menos deducción se aplique. Así, tal y como adelantó ayer este diario, se aplicará un beneficio del 5% a los inmuebles tasados hasta 24.000 euros, un 4% cuyo valor oscile entre los 24.001 y los 39.000 euros, en 3% para los que tengan un valor catastral entre 39.001 y 69.999 euros, y solo de una 1% para los valorados a partir de los 70.000 euros.

Baldomero Oliver, concejal de Economía y Hacienda, pidió responsabilidad al resto de fuerzas de la oposición en el Ayuntamiento, ya que esta modificación al IBI, que en la práctica todos ellos la califican como una "subida encubierta" del impuesto, necesita la aprobación de la misma en el próximo pleno municipal dentro de dos semanas. "Esto no es que nos aprueben nuestras ordenanzas fiscales. Se trata de pagarle a personas que generan empleo a las que tenemos que darles respuestas de forma inmediata. Que piensen en la gente. Es lo mínimo. Y que piensen en los más afectados por la situación del Ayuntamiento, que son los proveedores", inquirió el titular municipal de Economía.

La medida pasará por comisión este lunes y se someterá a aprobación en pleno

Sin embargo, la oposición ya empieza a fijar su posición crítica a la medida, aunque todos se avienen a estudiarla. El grupo mayoritario, el Partido Popular, siempre se opuso a cualquier subida de impuestos, aunque su portavoz, Rocío Díaz, afirmó a esta redacción que su posición inicial en la próxima comisión de Economía, a celebrar este lunes, será la de abstenerse para presentar alegaciones. "Volvemos a pedir al Gobierno socialista de la ciudad que nos presente un borrador de presupuestos, que Baldomero Oliver dijo que presentaría en septiembre", explicó Díaz, que matizó que aunque están "en disposición de negociar, no puede ser que siempre la única medida sea subir impuestos".

Mientras, el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, afirmó que su partido defiende que hay "medidas mucho más eficientes que subir los impuestos a los granadinos, aunque sea de forma progresiva". "Es verdad que tiene un efecto menor, pero hay otras como reducir gastos a través de una nueva estructura de personal", o establecer un protocolo de pago para evitar que "se dejen de cobrar unos 36 millones de euros".

El equipo de Gobierno tampoco cuenta con el voto seguro de los dos grupos en los que se puede apoyar como IU y Vamos Granada. El portavoz de los primeros, Francisco Puentedura, dijo estar de acuerdo con los criterios de progresividad, "pero lo que no queremos es que se convierta en un debate falso y una excusa para no amortiguar una subida del IBI del 4% que en general le viene a todos los ciudadanos, y que eso es lo más antiprogresivo del impuesto". Por su parte, la portavoz morada Marta Gutiérrez, dijo que esta medida es "en definitiva, una subida" porque "se siguen subiendo impuestos sin que se afronte la situación económica sin una previsión de inversión, de garantía de mantener servicios, y revisar todo el gasto superfluo que hay".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios