Universidad de Granada

El profesor denunciado por acoso no dará clase en lo que queda de curso

  • Se quiere evitar el perjuicio que puede causar al alumnado un nuevo cambio en la docencia de las asignaturas que impartía

Estudiantes tras la reunión con la rectora, Pilar Aranda. Estudiantes tras la reunión con la rectora, Pilar Aranda.

Estudiantes tras la reunión con la rectora, Pilar Aranda. / Carlos Gil

El envío a la Fiscalía Provincial del supuesto caso de acoso sexual denunciado por una estudiante del grado de Pedagogía de la Universidad de Granada deja la tramitación del caso en el órgano judicial. La apertura de diligencias supone que las acciones comenzadas por la institución académica para esclarecer lo ocurrido se paralizan. Esta circunstancia, sin embargo, no evita que la Universidad de Granada tenga que tomar decisiones. Una de las dudas que se plantea es qué ocurrirá con el docente acusado –que actualmente está de baja– una vez que se dé de alta.

El coordinador del grado de Pedagogía, José Antonio Pareja, asegura que el plan de sustitución del docente se puso en marcha el pasado jueves y que la docencia de todas y cada una de las asignaturas que éste impartía “se ha cubierto en forma, tiempo y plazo” por profesorado sustituto, por lo que, pese a la baja, “el alumnado no tiene ninguna carencia docente”. Esta normalidad se mantendrá hasta fin de curso.

Pareja destaca que “se ha consultado al Vicerrectorado de Ordenación Académica” la propuesta de que el profesorado que sustituye la docencia continúe durante lo que queda de curso “obviamente para que el alumnado no tenga ningún perjuicio con un nuevo cambio en la docencia” y se mantenga la “lo más homogéneamente posible el proceso docente”. Esa propuesta finalmente, según Pareja, se llevará a cabo. También destacó que la baja se solicitó el pasado martes y el jueves, apenas dos días después,  se activó el plan de sustitución.

Reunión con estudiantes

Por otro lado, en la mañana de hoy un grupo de estudiantes –organizado tras conocerse a través de las redes sociales y los medios de comunicación la primera denuncia bajo el nombre de UGRFeminista–, se reunió con la rectora, Pilar Aranda, y el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad, José Antonio Naranjo, para presentar sus demandas. Tras el encuentro, la rectora indicó que “hemos hablado de los casos que han aparecido” en Ciencias de la Educación.“Hemos quedado en avanzar en la aplicación del protocolo” contra el acoso y “sobre todo trabajar en los temas de igualdad”, indicó Aranda.

El colectivo de estudiantes, por su parte, señaló en un comunicado tras el encuentro que “hemos hecho entrega de las 2.177 firmas de la comunidad universitaria, donde pedimos que la Unidad de Igualdad de la Universidad disponga de más competencias, Inspección de Servicios más recursos, así como la revisión y modificación del Protocolo de Prevención y Respuesta ante el acoso en la Universidad. Hay que dejar claro que el acoso no tiene cabida en nuestros espacios de formación y la respuesta ante estos casos será rotunda”, aseguran.

También indican que “no queremos un protocolo nuestro, sino de la Universidad en su totalidad, cercano a la realidad cotidiana y eficaz en sus acciones”.

Sobre los próximos pasos, indican que “queremos realizar nuestra primera asamblea abierta como equipo organización con la comunidad universitaria justo después de Semana Santa”. El colectivo indica que “pretendemos establecer un punto de encuentro y debate para cooperar de manera conjunta en la reformulación del Protocolo de Acoso y la construcción de una mejor Universidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios