Granada

Le amputan una pierna de urgencia en el PTS y le detectan el coronavirus: la denuncia de la familia de un anciano de la residencia de Belicena (Granada)

  • Su sobrina afea al centro que no atendiera al dolor de hombre de 85 años hasta que ella denunció el caso ante la dirección

  • Desde la institución le aseguraron que el hombre no tenía el Covid-19 

Le amputan una pierna de urgencia en el PTS y le detectan el coronavirus: la denuncia de la familia de un anciano de la residencia de Belicena (Granada) Le amputan una pierna de urgencia en el PTS y le detectan el coronavirus: la denuncia de la familia de un anciano de la residencia de Belicena (Granada)

Le amputan una pierna de urgencia en el PTS y le detectan el coronavirus: la denuncia de la familia de un anciano de la residencia de Belicena (Granada)

El pasado día 17 un anciano de 85 años ingresó de urgencia en el hospital nuevo San Cecilio del PTS llegado desde su residencia, la María Zayas de Belicena, donde vive desde hace años. El el hospital el octogenario fue diagnosticado de coronavirus "pese a que en la residencia decían que no lo tenía". Este hombre llegó en ambulancia junto a su sobrina, Rosa Quintana, quien denuncia que su tío sufrió la negligencia por parte de los trabajadores de la residencia ya que a consecuencia de la "dejación" en la atención sanitaria, en el hospital tuvieron que amputarle una pierna debido a una infección grave que no fue tratada por la médica del centro ni las enfermeras, denuncia su sobrina. 

Rosa Quintana explica que se enteró del estado de su tío cuando consiguió hablar con él por teléfono tras 20 días sin poder visitarlo a consecuencia del estado de alarma por el coronavirus. El anciano le dijo que llevaba muchos días "con un dolor insoportable en el pie". Esta mujer, denuncia que su pariente que tiene problemas circulatorios a causa de un ictus, no haya sido debidamente atendido en el centro pese a sus quejas por el dolor durante días lo que ha derivado en una amputación de urgencia de parte de la extremidad.

Al oír el relato de su tío, Rosa Quintana llamó a la directora de la residencia, con la que esta redacción ha intentado ponerse en contacto telefónico sin éxito, para alertarla de la situación. En ese momento fue "cuando la doctora fue a verlo y dijo que tenía que ir al hospital urgentemente", dice Quintana.

La sobrina se desplazó hasta el centro María Zayas para acompañarlo hasta el hospital ya que en la residencia le aseguraron que el anciano no tenía el coronavirus, por lo que la mujer viajó dentro del mismo vehículo. "Ahora yo no sé si también he cogido el virus porque estuve muy cerca de él todo el rato", cuenta.

Al llegar al hospital, relata Quintana, los sanitarios realizaron al hombre de 85 años el test de Covid-19 ya que procedía de una residencia de ancianos y finalmente la prueba resultó positiva pese a lo que aseguraron desde la residencia, relata su sobrina, indignada por "este trato puntual".

Por tanto, el anciano ingresó de urgencia por la infección de su pie que estaba extendida "hasta la mitad de la pantorrilla" por lo que los médicos informaron a Rosa de que tenían que amputarla como consecuencia "de una infección de muchos días". 

En la actualidad, el octogenario tiene el alta por la pérdida de su pierna pero continúa ingresado por coronavirus en el antiguo hospital Clínico, desde donde llaman a esta mujer a diario para ofrecerle el parte y poder hablar con su tío. 

Esta mujer, que no presentará denuncia por el momento ante los tribunales, reprocha este trato "puntual" a su tío, aunque descarga la responsabilidad en las enfermeras y la médica (no tanto en la dirección), quienes "tenían que haber cuidado y estar pendientes" de este hombre a quien, denuncia, "solamente le pusieron el pie en alto cuando más se quejaba por el dolor".

Rosa continúa muy preocupada por su tío, quien "no tendría que haber pasado por esto si se hubieran hecho bien las cosas" y que ahora mismo está "sin comer y deprimido desde hace días". 

Las residencias de ancianos de la provincia se han convertido en los focos calientes de Covid-19 por toda España cuando además en la provincia de Granada es el punto más conflictivo de todo el territorio de la comunidad. Esto ya era conocido por la difusión de datos por distritos, pero al observar ahora la distribución de casos por localidades sorprende la elevada cifra de otros municipios del Área Metropolitana, la mayoría con residencias de ancianos en su término municipal, como es el caso de Belicena, que pertenece a Vegas del Genil y que con apenas 11.000 habitantes se encuentra en la octava posición de localidades con mayor número de positivos. Vegas del Genil registra 58 casos confirmados de coronavirus, donde se encuentra la residencia para mayores María Zayas de Belicena.

Esta es, por desgracia, una de las historias se ahora mismo ponen a las residencias de ancianos en el foco de denuncias, tal y como sucediera en la de Maracena la pasada semana. En este caso, fue el Ayuntamiento de la localidad quien se hizo eco de las quejas de los familiares de la residencia por lo que finalmente resultó que el centro pasara a las manos gestoras de la Junta de Andalucía. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios