AVE a Granada | El futuro Lo que todavía queda por hacer

  • Las infraestructuras pendientes para futuro tanto del AVE como del transporte ferroviario

El Corredor Mediterráneo es el gran eje sobre el que se desarrollarán las futuras conexiones ferroviarias de Granada, tanto de Alta Velocidad como de Mercancías. La única inversión prevista para mejorar el AVE es uno de los tramos de la vital Variante de Loja, pero no hay rastro del soterramiento de las vías de entrada a la ciudad.

Mientras estas infraestructuras no se terminen, el funcionamiento del AVE de Granada no funcionará a pleno rendimiento. Estos es: doble vía de ancho internacional, nuevas vías de margen convencional, y un relanzamiento del transporte de mercancías. Esto es lo que queda pendiente en materia ferroviaria en la provincia.

Soterramiento

Es una de las cuestiones no resueltas todavía a pesar de la llegada de la Alta Velocidad a Granada. El conflicto político que generó el cómo entrarían los trenes a la ciudad se entremezcló con una crisis económica que impidió que la Estación de Granada fuera completamente nueva y, sobre todo, tuviera las vías soterradas como en la gran mayoría de capitales españolas con AVE.

La última referencia hacia el soterramiento data de los fallidos Presupuestos Generales del Estado para 2019. En ellos se destinaban 6 millones de euros destinados al estudio informativo y a los preparativos del mismo. Además, cifraba el proyecto en 122,5 millones de euros, por encima de los 12 que ha costado remodelar la vieja terminal, y bastante por debajo de los 753 que costaba el de Rafael Moneo en 2010. El final del plazo para la finalización de esta obra se situaba en la frontera del año 2026.

Pero estas cuentas fueron tumbadas por el Congreso y no hay ningún tipo de inversión prevista para ejecutar una obra destinada a unir dos barrios históricamente separados por las vías del tren como La Chana y La Rosaleda, Albayda y Cerrillo de Maracena, y por la playa de vías de la estación como Pajaritos y Camino de Ronda. Eso sí, la Marea Amarilla ya no protesta como antes.

Tren convencional

El AVE no es un medio de transporte abierto para todos los bolsillos, por lo que las plataformas ferroviarias han pedido aclarar cuál es el futuro de las conexiones por tren convencional que se utilizaban hasta ahora en Granada. De momento, corren peligro de desaparecer los Media Distancia con Sevilla y si finalmente llegan los trenes Alvia, también la de Almería. Granada quedaría unida por tren de ancho ibérico solo con Algeciras.

Además, está el problema de compatibilizar el tráfico AVE con el convencional en los tramos de tercer carril de la infraestructura, y que son los que dan problemas en el tramo de Íllora, donde los sistemas de seguridad sólo funcionan para el AVE. Unas dificultades que están en vías de solucionarse. Entre hoy y el 25 de octubre seguirá cortada la vía de ancho convencional en los tramos Antequera-Bifurcación de Riofrío y Bifurcación de Tocón-Bifurcación de La Chana para acometer las obras necesarias para la instalación de radiotelefonía para la implantación de los sistema de seguridad BLAU con CTC. Es decir, el dispositivo que bloquea de forma automática la vía para evitar que dos trenes la utilicen a la vez en sentido contrario.

También las nuevas conexiones han significado el final de los trenes Talgo tradicionales con Madrid y Barcelona. Tampoco hay noticias sobre la reapertura de la línea Guadix-Baza-Almendricos.

Variante de Loja

La política era la siguiente: que llegara el AVE fuera como fuera. Esa era la premisa de los gobiernos de la ciudad y del Estado cuando hubo que lidiar con la crisis económica y el recorte en inversiones. Por eso se desechó la famosa Variante de Loja, el tramo que bordea la capital del Poniente y que requiere de la construcción de túneles y un gran puente sobre el río Genil, según el proyecto Sur de la misma, y que todo indica que será el que se construirá. Los proyectos estaba redactados a falta de adjudicación, pero llegó la época de la austeridad y la Variante era muy cara.

Este tramo es básico para que Granada tenga un AVE de verdad, como en el resto del país, de doble vía (una para cada sentido), electrificada y rápida que evite la solución chapucera de los 27 kilómetros por la vía antigua. De momento, no hay un euro invertido para el grueso de la Variante, aunque el Ministerio de Fomento ha adjudicado las obras para el tramo justamente anterior a este tramo, y que permanecía parado por falta de inversión. 18 millones de euros se han destinado a terminar el viaducto sobre el río Frío que estará acabado en algo más de un año. Para el resto del proyecto, con tres túneles y un gran puente, no hay todavía un nuevo estudio informativo que actualice los anteriores a la crisis.

Corredor Mediterráneo

Está íntimamente ligado con los tres anteriores puntos. Es el gran proyecto de la Red Transeuropea de Transporte, que pretende modernizar y las líneas ferroviarias de toda la costa mediterránea española, y que permitirá unir los grandes puertos del país con Europa a través de Catalunya.

Este proyecto engloba tanto la Alta Velocidad como el ferrocarril de ancho convencional, y Granada capital (después de que se desechara la opción por la Costa Tropical, por lo que el Puerto de Motril se quedará sin conexión por tren) es uno de los puntos de esta red por la que circularán tanto trenes AVE como de Mercancías, el gran salto para las industrias de la provincia. Los productos que se elaboren en Granada tendrán salida hacia los principales muelles españoles y europeos, mientras que el Corredor Mediterráneo también servirá para, en el caso del transporte de viajeros, unir por Velocidad Alta Granada y Almería (con vía adaptada), y desde ahí a Murcia y el resto del corredor en AVE.

En esta especie de ‘ruta de la seda mediterránea’ están puestas las esperanzas de los empresarios y de los usuarios del tren para que, bajo las exigencias de la Unión Europea, Granada obtenga unas conexiones ferroviarias dignas y recupere el perdido tráfico de Mercancías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios